Evita Deudas: 8 Tips Para Usar Tarjetas de Crédito sin Perderlo Todo

Las tarjetas de crédito pueden sus tus aliadas

Las tarjetas de crédito representan grandes beneficios y facilidades cuando las usas correctamente. Pueden ser tus grandes aliadas para compras por internet, utilizar la modalidad de pagos diferidos, viajar sin efectivo o disponer de dinero por adelantado, pero ¡Cuidado! para evitar deudas con tarjetas de crédito debes poner atención a estos tips.

Disfruta al máximo de los beneficios de las tarjetas de crédito y sácales el mayor provecho. Un historial crediticio impecable puede ser de mucha ayuda, así que evita deudas y el tan temido Buró de Crédito. Presta atención a estos consejos y mantén el control de tus tarjetas.

1. Infórmate

Es importante que entiendas no solo lo básico, sino en un nivel un poco más profundo, sobre tasas de interés, fechas de pago, límite de crédito, multas y costos adicionales; en pocas palabras: todo lo relacionado con tu tarjeta de crédito.

Haz todas las preguntas que necesites a tu asesor financiero. Ellos están ahí para resolver todas tus dudas:

  • ¿Qué pasa si pierdo el plástico?
  • ¿Cómo reporto un cargo no reconocido?
  • ¿Qué costo tiene una reposición?
  • ¿Cuál es mi fecha límite de pago?
  • ¿Cuál es la anualidad?
  • ¿Qué restricciones tiene?

El desconocimiento de la información no nos exenta de responsabilidades, por lo que no te confíes e investiga a profundidad cómo se comportará tu dinero y, sobre todo, la tasa de interés que maneja tu plástico.

2. ¡Cuidado con los pagos mínimos!

Fíjate como meta liquidar tu tarjeta a fin de mes: lo que cargas es lo que pagas. No permitas que se acumule tu saldo porque los intereses harán que esa deuda crezca a una velocidad casi imparable. Los pagos mínimos son un falso alivio y dan la ilusión de avance, cuando en realidad, no lo son.

Si no es posible liquidar la totalidad de la deuda, intenta que tu pago mensual sea superior al mínimo, de esta forma reduces considerablemente el tiempo que te tomará pagar y sobre todo, el monto: los pagos mínimos normalmente solo cubren intereses.

No te confíes de los pagos mínimos

3. Ten prudencia con los adelantos en efectivo

A veces necesitas dinero antes de que depositen la nómina y pareciera una buena opción solicitarlo vía tu tarjeta de crédito: ¡cuidado! Este movimiento genera un interés elevado y a final de mes tendrás que pagar una cantidad superior a la solicitada.

Servicios de inversiones y financiamiento fintech están cobrando poco a poco más popularidad como una opción para pedir un préstamo. Tal vez te interese saber un poco más sobre esta modalidad

4. Pon atención a las fechas de pago

Con los bancos no se puede negociar; si la fecha límite de pago es el 4 del mes, no tienes más opción que pagar antes o el 4 del mes. Atrasarte con tus pagos, ya sea por olvido, por descuido o porque no tenías dinero tiene la misma consecuencia: una multa y el aumento de la deuda.

Evita las Deudas: Los recordatorios pueden salvarte de muchas deudas

Si eres de los que suele olvidar fechas y cantidades a pagar, hoy en día existen diferentes aplicaciones para tu celular que te pueden ayudar con la puntualidad de tus pagos. Las multas y los recargos por pago tardío pueden ser un verdadero dolor de cabeza y puede costarte muy caro.

5. Pon límites antes de tus límites

Parece juego de palabras, pero te sugerimos que no llegues al límite de tu crédito. Si por alguna crisis o gasto muy fuerte, no te es posible liquidar una tarjeta a fin de mes y has acumulado una deuda, evita que llegue al límite y reduce lo más posible el uso de la tarjeta hasta que puedas liquidarla.

6. Lleva un registro de tus gastos

Haz un registro de todos tus gastos para que puedas identificar fugas de dinero, también conocidas como gastos hormiga. Además, revisa periódicamente tus movimientos en el banco. Actualmente, la mayoría de los bancos tienen servicio de estado de cuenta digitalizado y banca electrónica que te permiten optimizar los procesos.

Evita deudas: Un presupuesto y un registro de gastos son de gran ayuda

Dentro de este registro, es fundamental que tomes en cuenta todos los pagos domiciliados como servicios de streaming, el gimnasio, la luz o la suscripción a una revista, que se convierten en salida de dinero fijas, más lo que suelas cargarle a la tarjeta mes con mes en otro tipo de gastos.

7. Pagar una tarjeta con otra no es buena idea

Al igual que los pagos mínimos, mover una deuda de una tarjeta a otra es solo una ilusión de pago y avance, pero en realidad la deuda sigue ahí y definitivamente no ayuda en nada a tu historial crediticio. Además, únicamente prolonga un pendiente que es indispensable resolver.

Algunos bancos incluso se ofrecen a “Pagar tu deuda”con otros bancos, ofreciéndote un plan de pagos que parecen muy accesibles y que de momento son un respiro cuando las deudas ya te tienen hasta el cuello, pero pon mucha atención a las condiciones y asegúrate de que puedas ir al corriente con tus pagos.

8. Revisa bien las condiciones de tu plan de pagos

Si ya estás en un punto en el que debes acudir a un plan de pagos para liquidar una deuda y el banco te ofrece la opción de un pago mensual, con intereses congelados, revisa y asegúrate de tener solvencia suficiente para cumplir con el pago mensual. En caso de incumplimiento, las sanciones son elevadas.

Pueden ser tus grandes aliadas

Las tarjetas de crédito dividen a la población entre aquellos que las odian y aquellos que las aman. Mucho tiene que ver la experiencia que con ellas han tenido y el manejo que les han dado. Disfruta al máximo de sus ventajas, de forma responsable y consciente.

Recuerda que todo lo que compres con la tarjeta es algo que tendrás que pagar tarde o temprano, así que organízate, elabora presupuestos, analiza tus comportamientos de compra y haz rendir tu dinero.

Más Noticias Económicas AQUÍ

Fuentes