Aparición de Plagas y Enfermedades en el Cultivo de la Caña de Azúcar

Plagas y Enfermedades en el Cultivo de la Caña de Azúcar

7.Efecto de los Parámetros Meteorológicos en la Aparición de Plagas y Enfermedades

7.1 Introducción

El estado del tiempo ejerce una influencia considerable en la reproducción y dispersión de las plagas y enfermedades.

Lo primero es que el ambiente ofrezca las condiciones para el inicio y dispersión de la epidemia.

Este puede ayudar a la actividad del organismo de manera directa o puede ejercer un control sobre las hospéderos de tipo animal o vegetal. Segundo, el ambiente tiene un efecto importante en la efectividad de las medidas de control.

Las condiciones de la atmósfera determinan la forma, los químicos que se deben aplicar, el equipo que se tiene que utilizar y el tiempo (hora) para la aplicación.

En algunas regiones ciertas plagas o enfermedades se mantienen bajo control, por medio de organismos predadores o parásitos.

Con frecuencia se acude al control biológico y se importan tales organismos. El éxito del control biológico o natural, depende de la adaptabilidad de estos organismos al medio.

Los hongos y las bacterias son extremadamente suceptibles a las condiciones climáticas extremas y al control químico únicamente antes de que hayan penetrado en la planta o en el hospedero o cuando aquellos forman esporas fuera de la planta.

Las temperaturas muy altas o muy bajas, la sequedad de la atmósfera y los químicos pueden matar a las esporas antes de que éstos se hayan establecido e infectado los tejidos de las plantas, ya que, tanto hongos como bacterias, cuando están dentro del hospedero, son difíciles de combatir con métodos químicos y además son relativamente independientes al efecto de los extremos climáticos.

La mayoría de los hongos fitopatógenos no tienen a la temperatura como al elemento determinante para su desarrollo sino al agua que se encuentra en los órganos de las plantas junto a la humedad del aire circundante.

De esta manera, a fin de seguir los procesos de diseminación y desarrollo de las enfermedades de las plantas causadas por hongos:

No será suficiente con medir la temperatura y determinar la suma total sobre uno o más límites apropiados, sino que, además, será necesario examinar la presencia de agua sobre las plantas por efecto de la lluvia, el rocío, el riego, etc. y medir la humedad del aire del alrededor.

La germinación de las esporas depende de la temperatura apropiada, y de la presencia de agua en forma líquida sobre las hojas.

Las bacterias, por vivir dentro del hospedero, son menos suceptibles al impacto ambiental, sin embargo, cuando se encuentran en estado de latencia por fuera de la planta, es indudable que la humedad del medio es el factor más importante, porque la mayoría de ellas necesitan de alta humedad para poder subsistir. (Lea También: Cultivo de la Caña de Azúcar, Resultados y Discusión)

Una situación similar a la anterior se presenta con los virus, pero por fuera del hospedero, la radiación ultravioleta que destruye las proteínas moleculares que los conforman, son su principal enemigo.

Por su parte, los insectos y termites, a menos que hayan nacido dentro de los tejidos de la planta, son vulnerables a las situaciones climáticas extremas y a los pesticidas, en todos sus estados activos de desarrollo como: larva, mosca, mariposa, avispa, escarabajo y en todos los instares alimentarios de las langostas, termites, ninfas, etc. y son menos suceptibles en los estados de huevo y pupa (o crisálida).

En términos generales se puede decir que de todos los parámetros meteorológicos la temperatura juega el papel preponderante en la vida de los insectos.

De hecho, cada especie de insecto requiere de una cantidad específica de calor o temperatura determinada para el cumplimiento cabal de sus funciones fisiológicas, desde el estado de huevo hasta el de adulto, completo, por encima o por debajo de la cual éstas no tendrían lugar.

Ahora bien, si una plaga o enfermedad se encuentra presente en una región de manera potencialmente endémica, por lo general, el ataque se presenta primero en las plantas más débiles, en las que estén afectadas por sequía, o por enfermedades o que estén creciendo a la sombra de sus vecinas.

Sin embargo, la debilidad de una planta se puede inducir también por condiciones meteorológicas adversas, dado que, si las condiciones atmosféricas del medio no son las óptimas para el desarrollo de la misma, esta altera su metabolismo y disminuye por lo tanto su inmunidad natural al ataque de plagas y Fito patógenos.

7.2 Plagas

Barrenadores:

De las muchas plagas que atacan a la caña de azúcar los barrenadores (de los brotes, del tallo, de los entrenudos y del ápice), son los más comunes y severos, principalmente en cultivos de soca.

Los barrenadores del cogollo alcanzan, su máxima población y actividad bajo condiciones de tiempo seco y caliente y se vuelven inactivos después de una racha de lluvias fuertes.

Por lo general temperaturas entre 35 o y 38oC con humedad del aire entre 48 y 52%, son las condiciones más favorables para los cogolleros.

Pero los barrenadores del ápice requieren de temperatura y humedad más moderada. Los barrenadores de la caña se reproducen mejor en un rango de temperatura entre 150 y 32.30C, con una humedad relativa del 67 al 78%.

La larva del Diatrea sp es muy vulnerable a las condiciones adversas del clima. Sus polillas son inactivas durante el día, pero muy dinámicas en las horas vespertinas.

Saltadores:

La duración del ciclo de vida de estos insectos depende de la duración de la estación seca. Una vez que ha llovido algunos huevos terminan su estado de diapausa, eclosionan y producen camadas frescas. La longitud del día y el calor excesivo parece que influyen en la producción de hormonas que inducen a la diapausa.

Nemátodos:

La infestación por nemátodos es mayor bajo condiciones del suelo permanentemente húmedo. Altas precipitaciones permiten saturar el suelo con lo que se disminuye la cantidad de nemátodos.

Saltadores de hojas o loritos:

Su mayor actividad se ha observado con temperaturas entre 350 y 3SoC y humedad relativa del 60 al SO%.

7.3 Enfermedades

Los Fito patógenos que causan las enfermedades de la pudrición de la raíz y la mancha de ojo, por lo general se desarrollan mejor con temperaturas bajas y alta humedad atmosférica.

Al tizón causado por el Ustilago sp le favorece el tiempo seco seguido de humedad del aire entre media y alta.

El Pokkah boeng o mal de zoca se presenta inmediatamente antes de un período de lluvia. Las condias son lavadas con la lluvia.

Ver más Cultivos de Frutas Tropicales en Agroindustria

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!