Título IV: Del Menor Amenazado en su Patrimonio por Quienes lo Administran

Artículo 160.- Siempre que quien tenga la administraciónde los bienes de un menor, en su condición de padre, tutor o curador,ponga en peligro los intereses económicos puestos bajo su cuidado,el Defensor de Familia deberá promover, en beneficio del menor,el proceso o procesos judiciales tendientes a la privación de la administración de sus bienes, o la remoción del guardador,en su caso y los encaminados a obtener la reparación del perjuicioa que hubiere lugar.

Si en desarrollo de esta atribución el Defensor de Familia demandarea quien ejerce la patria potestad sobre el menor, no le será necesariala autorización de que trata la última parte del artículo305 del Código Civil.

Artículo 161.- El Defensor de Familia, en los eventos contempladosen el artículo anterior, podrá solicitar al juez competente,mientras dura el proceso, la suspensión provisional de las facultadesde disposición y de administración de los bienes del menory el nombramiento de un administrador de los mismos con sujecióna los requisitos legales. El Juez también podrá decretarla suspensión de oficio, en los casos en que lo consideren conveniente.

Artículo 162.- Cuando el peligro para los intereses económicosdel menor provenga del desacuerdo de los padres acerca de los actos deadministración de los bienes del hijo, podrá el Defensorde Familia citar a ambos padres a una audiencia en al cual cada uno expondrásus razones. Aunque el defensor no podrá en estos casos dirimirla controversia, estará facultado para promover el proceso de quetrata el artículo 160, en caso de encontrar inconvenientes parael menor la conducta de cualquiera de los padres.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!