¿Por qué no debes Besar a tus Hijos en la Boca?

Besar a tus Hijos en la Boca

Algunos padres acostumbran a darles besos en la boca a sus hijos, lo cual muchas personas pueden llegar a ver muy mal. Independientemente de lo que piensen las personas hay muchas razones por las que esto está mal. ¿Por qué no debes besar a tus hijos en la boca? Esta pregunta tiene varias respuestas y en el siguiente artículo podrás conocerlas.

¿Por qué no debes besar a tus hijos en la boca?

Para muchos podría parecer una muestra de afecto bastante inocente, y aunque en muchos casos lo es, besar a tus hijos en la boca puede llegar a tener repercusiones tanto psicológicas como físicas. Una de las razones más comunes por las que se rechaza este comportamiento, es porque los niños tienden a repetir esta conducta.

Los padres que besan en la boca a sus hijos a menudo le hacen saber que se trata de una muestra de afecto, y aunque no existe un estudio que destaque la aparición de repercusiones a nivel psicológico sí que puede traerles problemas a los niños quienes imitan estos comportamientos con otras personas al no considerarlo como algo inadecuado. En especial durante el despertar de su conciencia sexual que se inicia alrededor de los 4 a 6 años.

¿Qué repercusiones físicas puede tener besar a un niño en la boca?

El sistema inmunológico de los niños normalmente no está tan fortalecido como el de una persona adulta. Darle un beso a la boca podría exponerlo a infinidad de afecciones que no debería padecer e incluso agudizar algunas que pueden existir normalmente en ellos, algunas de las cuales son:

  • Herpes labial: El herpes labial, también conocido como herpes febril es una infección vírica que si bien es común, si para un adulto ya es lo suficientemente incómoda para un niño puede serlo aún más. El herpes labial se contagia por contacto directo con la persona infectada. Se caracteriza por la aparición de pequeñas ampollas en alguna parte de los labios que posteriormente se van convirtiendo en una costra. Los niños pueden sentirse muy incómodos por el picor que el herpes puede producir e intentar rascarse y lastimarse, lo cual puede ser bastante doloroso.
  • Caries: Indistintamente de si el padre o madre tiene caries o no, lo que sí tiene con total seguridad son bacterias en su saliva, estas bacterias son fácilmente transmisibles hacia la boca de su hijo durante un beso, y esta transmisión puede derivar en la aparición de caries en el infante.
  • Resfriados y gripes: Igualmente, cuando un padre besa en la boca a sus hijos, lo hace altamente vulnerable al contagio de gripes y resfriados. Si bien estos son bastante comunes, no parece buena idea darle un beso en la boca a un niño a sabiendas que estás resfriado o enfermo.

El dilema de cuándo parar

Aunque todo parece ir bien cuando los niños están pequeños, no lo serán para siempre, y a medida que el despertar sexual se hace presente la situación podría llegar a tornarse algo incómoda. Los niños comienzan a experimentar su sexualidad desde temprana edad (alrededor de los 4 a 6 años) en algunas ocasiones puede ser antes. Este tipo de descubrimiento se inicia con la exploración del cuerpo, los niños descubren ciertas partes de su cuerpo y reconocen que algunos estímulos se sienten bien, aunque algunos padres pueden asustarse con esto es algo normal y es parte de su crecimiento.

A medida que esto sucede, los niños pueden percibir los besos como estímulos (cosa que no sucede en el 100% de los casos claro está). En este punto, muchos padres no saben cuándo es prudente detenerse, ya que queda claro que no es lo mismo besar a un niño de hasta 5 años que darle un beso a un niño de 10. Si bien se trata de una decisión completamente personal, muchas veces hay que pensarlo dos veces antes de recurrir a ciertas conductas.

Hay quienes señalan que besar a los hijos en la boca es una muestra de amor y que no tiene mayores repercusiones, otros por su parte rechazan la idea de tan solo imaginarla. Lo importante en este caso no es si se da un beso o no, si no la forma en cómo se eduque al niño, eso puede marcar la diferencia entre un hábito sano, y un comportamiento inadecuado.

Más Temas de Bienestar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!