Maullidos en mi Gato: Cómo Interpretarlos

maullidos

¿Sabías que los gatos son capaces de producir más de 60 formas de maullidos con diferentes significados? En muchas ocasiones los gatos maúllan sin alguna razón aparente, en otras ocasiones parece que lo hace para hablarte o responderte, lo que cierto es que se debe analizar junto a su lenguaje corporal. Generalmente se comunican para expresar sus necesidades, su estado de ánimo y por supuesto como una forma de demostrar afecto.

Te contamos los tipos de maullidos que puede hacer tu gato y cómo debes interpretarlos:

• Maullidos prolongados y fuertes: generalmente se relacionan a gatas en celo. Las gatas de esta manera le anuncian a los machos que están “disponibles” y se pueden presentar en cualquier hora del día.

• Maullidos prolongados y suaves: tu gato te está saludando y lo puedes entender como que está feliz de verte. Analiza si este maullido lo hace cuando llegas a casa y además su colita está completamente parada.

• Maullidos cortos y suaves: es el maullido de que tu gato te pide algo como atención, comida, agua o por ejemplo que le abras la puerta de alguna habitación. Es como un niño tratando de llamar la atención, probablemente también se pase por entre tus piernas.

• Maullidos suaves: cuando son suaves significa que tu gato te está hablando directamente a ti, presta atención a todas las señales que dé con su cuerpo, quizá quiere un espacio en tu cama o quiere que lo acaricies. Ensaya varias cosas y así vas aprendiendo a entender a tu minino.

• Maullidos fuertes: generalmente es para comunicarse con otros gatos.

Ten presente que también todo depende de la personalidad de tu gato, hay gatos que son muy “habladores” como hay gatos que son muy callados y solo lo escucharás a la hora de cazar. Con el tiempo y mucha atención, podrás entender mejor a tu gato y así fortalecer su relación.

Otros Sonidos en Gatos

1. Ronroneo: es quizá el más famoso en los gatos. Cuando son cachorros lo hacen mientras se alimentan, además es una señal para decirle a la mamá que sí están comiendo. Cuando ya son más grandes el ronroneo está presente en situaciones que les generan placer o se sienten cómodos, por ejemplo cuando “amasan” una cobija para acostarse.

Pero analiza el contexto de la situación, en ocasiones el ronroneo también es una señal de dolor o enfermedad, debes mirar en qué condiciones lo hace.

2. Trino de dientes: lo hace cuando está observando fijamente a su presa y no puede cazar, generalmente a los gatos caseros les pasa cuando ven por la ventana algún pajarito. El gato está excitado y además frustrado.

3. Aullidos: son sonidos agudos y fuertes, es la forma que el gato tiene para amenazar a otro gato y evitar que se presente una fuerte pelea.

4. Bufar: es otro sonido que hacen los gatos para defenderse o amenazar a su atacante, abren totalmente la boca y es como si expulsaran aire de forma agresiva.

Anterior Siguiente

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!