Ana María Hoyos Vida Profesional

Ana María Hoyos - Farándula

Su hermosa figura, su lindo rostro y su don de gentes le sirvieron para entrar en la televisión como presentadora del programa “Hay gente para todo”, que se transmitía en Teleantioquia. A raíz de una entrevista, Alí Humar la llamó y le ofreció el papel de Ximena en Señora Isabel.

Ana María Hoyos ganó terreno en la TV, interpretando estos dos personajes tan diferentes como intensos.

Y aunque en ese entonces apenas empezaba, se le notaban las ganas de hacer las cosas bien:

“Con responsabilidad. Quiero decir, no se trataba de grabar esas u otras escenas, de un lado u otro. Mi idea era que la gente me reconociera no por mis cualidades físicas sino por aquello que le dejé con cada uno de mis personajes”.

Precisamente por eso rescata tanto su participación en Señora Isabel, donde representaba a Ximena, la estudiante de Derecho pilosa, que se casa por un embarazo indeseado y luchó por salir adelante.

“En la calle, la gente me detenía y me contaban sus propias historias. Realidades que yo sólo fingía martes tras martes. Incluso recibí muchas cartas de la misma índole, con las vivencias de mujeres de diferentes partes del país que se vieron representados en mi libreto”

De una sola aparición semanal, Ana María pasó de lunes a viernes a interpretar Lola Chávez en la novela Mambo.

Su personaje, cantante de mambo bastante famosa, tuvo en expectativa a los seguidores de la novela por 15 días y al fin hizo su arribo triunfal a la población de Verónica, un pueblo que en la década del 50 se convirtió en el escondite de los corsarios y filibusteros de finales de la Segunda Guerra Mundial.

“El estudio para el personaje fue largo. No tenía un referente como Ximena, que perteneció a mi generación. Tuve que idearme algo parecido a Marilyn Monroe con visos de Celia Cruz, pero nada establecido. Entonces, el libretista me dijo que hablara con Matilde Díaz, reina, en esa época de la música tropical, pero no había caso, porque ella era una mujer casada, de su hogar y Lola Chávez, no”.

En Mambo, Ana María Hoyos apareció con look de mujer fatal y vestidos escotados, interpretando la música de moda, creada por el famoso Dámaso Pérez Prado.

“…entonces, con una responsabilidad tan grande, no tuve otra opción que inventar a Lola Chávez, buscarle una forma de caminar, el movimiento de los brazos, la manera de abrir y cerrar los ojos, los pucheros y hasta su actuación frente al micrófono.

También pensé que la mujer de los noventas no era tan femenina como la de los cincuenta, porque los tiempos han cambiado tanto que la diferencia de sexos prácticamente no existe. Pero además tuve en cuenta el hecho de que todas las mujeres de la postguerra no eran mojigatas y muchas inclusive ya habían tomado la vida en sus manos, como Lola Chávez.”

“Claro que Lola fue una vedette tropical ficticia y Marilyn fue una diva de Hollywood que murió hace años y continúa siendo la número uno. Aunque Lola no fue la protagonista de Mambo, alrededor de ella giraron toda la parte musical porque era la artista que cantaba y bailaba. Sé que al televidente le gustó por los colores de su vestuario y su cabello, sus escotes, sus pavas y por su historia, en fin, Marilyn es mi doble…”
El canto tampoco era desconocido para Ana María Hoyos. En su Medellín natal interpretaba canciones con su grupo en diferentes bares. “Pero de ahí a grabar un disco y salir cantando todas las noches hay un largo camino. Por eso tomé clases de canto, para mejorar el estilo y aguantar las pesadas grabaciones con el único fin de llegarle mejor al público”.

Ana María Hoyos nunca pensó en dar un paso agigantado, es decir, pasar de un personaje secundario a un protagónico. Pero la suerte la acompañó y su único fin era trabajar responsablemente. Eso sí, esperaba que la gente no se fijara sólo en su físico, “porque, al fin y al cabo, eso es secundario”.

Empezó a ser reconocida en el medio y desde entonces le dicen que se pareciá a Marilyn Monroe, por su cabello corto y rubio, por la voluptuosidad de su cuerpo, y por la chispa que tiene al hablar. Para confirmarlo, en ese entonces se interesó en comprar afiches, escuchar música, ver películas y leer sobre la diva de los cincuenta. Gracias a esto la llamaron para el papel de Lola Chávez, porque Lola también tiene mucho que ver con Marilyn, ya que ambas vivieron en los años cincuenta, crecieron alejadas de sus verdaderos padres, por su sensualidad se hicieron famosas y fueron inestables en su comportamiento.

En el campo artístico inició su trayectoria hace ocho años cuando empezó a cantar en un grupo del colegio, con el que participó en varios festivales. Mientras estudiaba publicidad en Medellín, hizo parte del grupo “Bailo y conspiro”, con el que grabó un disco y tuvo que dejarlo para entregarse a la actuación.

Ella es consciente de que las cosas se consiguen con mucho sacrificio, pero se puso la meta de hacer las cosas cada vez mejores.” Cuando empecé a estudiar publicidad no tuve la valentía de decir que quería ser artista, pero Dios me ha dado esta oportunidad y si me sacan del medio quiero que sea por falta de capacidad histriónica, no por falta de calidad humana que es lo que no tienen muchas personas del medio. Ser paisa me ayuda”.

Lanzó su primer trabajo discográfico ” Tuya y más que tuya” con la disquera Fuentes: …”era una combinación de salsa, vallenato y uno que otro bolero, pero este lanzamiento coincidió con ” La Viuda de Blanco” y finalmente con mi embarazo el cual no me permitió dedicarle el tiempo, que un disco requiere. El lanzamiento de mi disco se hizo en los premios Tv y Novelas de 1.996.

Fue Iluminada Urbina en La Viuda de Blanco, novela de RTI Televisión, durante su trabajo como presentadora de noticiero Criptón desde 1994 hasta 1996, cubrió el Reinado Nacional de la Belleza, además presentaba la sección de farándula del Noticiero.

Después del receso de año y medio que estuvo por fuera debido a su maternidad, en 1998 comenzó la serie ” La Dama del Pantano” la más grande producción futurista realizada en Colombia. El personaje se llamaba Lady Di y era la heroína de la serie.

En 1999 comenzó en el papel protagónico de la novela “Código de Pasión” donde se realizó el primer y único “desnudo” de su carrera que realmente no mostraba nada pero que generó controversia.

A finales del 1999 comenzó como testimonio de productos de belleza de la Empresa Intermarketing Express. Convirtiéndome en el 2000 en la imagen institucional de la empresa.

Hasta hace poco era la gerente de los Institutos de Inter Marketing de Colombia: ” fue una experiencia muy enriquecedora, aprendí mucho. Descubrí que tenía capacidad para los negocios y fue rico llevar una vida con honorarios de trabajo normales y tener tiempo para mí y para mi hijo. Ahora quiero regresar a la actuación y estoy a la espera de una buena oferta”.

Por ahora no tengo más que contarte pero sigue visitándome y cada vez encontrarás más cuenticos de mi vida.

Un Beso,

Ana María

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!