Santa Marta: Una Experiencia Inolvidable a Orillas del Mar Caribe

Santa Marta

Santa Marta es la capital del Departamento de Magdalena, se encuentra ubicada en el norte de la República de Colombia. Una ciudad que se destaca por la naturaleza generosa y plena de playas alucinantes, como: Cristal, Blanca, Grande, Granate, Neguanje, Rodadero, Del Centro, Bello Horizonte, Gairaca.

Pero también es la posibilidad de conocer el Parque Nacional Natural Tayrona sobre la Sierra Nevada a 34 kilómetros del centro, junto al sitio arqueológico de notable importancia: la Ciudad Perdida, Teyuna.

Entre otros atractivos para recorrer y disfrutar, algunas sugerencias imperdibles como el Sendero de los Naranjos, alrededor de treinta playas vírgenes, Bahía de la Concha, Ciénaga Grande, Museo Arqueológico de Chairama, etc.

A 230 kilómetros de Cartagena de Indias, está la popular ciudad colombiana conocida como la “Perla de América”. Cuenta con Aeropuerto propio donde operan reconocidas empresas locales de proyección internacional como Avianca.

Pero hay más para compartir relajados paseos junto a la familia, amigos, con la pareja y en solitario por supuesto.

La Catedral de Santa Marta, de estilo colonial es la primera construida en América Latina, Taganga, un pueblo de pescadores ideal para el relax y para vivirlo “de a dos”. Quinta de San Pedro Alejandrino, donde el Libertador Simón Bolívar paso sus últimos días.

Historia y un jardín botánico con árboles de más de 70 años de existencia, Quebrada Valencia, una hermosa cascada de aguas transparentes.

Minca es un área privilegiada para la observación de aves exóticas y espejos de agua donde antiguamente las Comunidades Originarias realizaban rituales y ceremonias. Reserva El Dorado, El Parque de los Novios, el romántico Malecón de Bastidas, Casa de Madame Augustine y la estatua del “Pibe Valderrama”.

Viajes y Turismo a Santa Marta

Una buena oportunidad para descubrir el potencial y los beneficios de la compañía de aeronavegación avianca: aviones modernos, clase económica confortable, tarifas que incluyen equipaje, y programa de millas.

Un destino donde la diversidad se aprecia a cada paso, a través de su gente entrañable y de una geografía que abraza, que invita al encuentro, descanso, a las actividades culturales, al entretenimiento, diversión y la práctica de buceo, snorkel , trekking, senderismo, cabalgatas, etc.

Los pasajes baratos favorecieron y favorecen el auge turístico registrado en los últimos años. Las reservas anticipadas continúan generando significativos descuentos para aprovechar.

A la hora de definir el alojamiento, se multiplican las opciones a la medida de las preferencias, necesidades y presupuestos de los más amplios públicos viajeros.

Resorts, Boutiques, “all inclusive”, apartamentos cabañas, fincas eco-turísticas. Pueden incluir promociones, descuentos, financiación en cuotas fijas.

Santa Marta fue reconocida por la Unesco como Reserva de Biosfera y Patrimonio de la Humanidad. Cabe señalar que en la actualidad residen alrededor de treinta mil representantes de las siguientes etnias originarias: Kogi, Wiwa, Kankuamo y Arhuaco.

Para los amantes de los tours y excursiones, los imperdibles:

Ciudad Perdida, Parque Tayrona, Buritaca y Quebrada Valencia, Casco Histórico, Cartagena de Indias, Playa Blanca/Mundo Marino, Taironaka, Palomino y La Ciénaga.

La oferta gastronómica es sabrosa, surge de la fusión del legado indígena, africano y español. Los frutos marinos ocupan el podio: es habitual comer langosta, camarones, ostras, langostinos.

Del menú de platos típicos se pueden mencionar: Arroz con Coco, Guineo Verde, Chipi-Chipi, Arepas de Huevo, Enyucadas, Cocadas y Dulce de Tamarindo…

¿Para beber? Agua de panela con limón, jugo de tamarindo, también café, cerveza y aguardiente, etc.

En cuanto al aspecto sanitario, se indica la aplicación de la vacuna contra la fiebre amarilla diez días antes del viaje.

El clima podría definirse como cálido, seco, con una temperatura promedio anual de 28°C. Para el equipaje elegí ropa de algodón, liviana, cómoda y calzado deportivo, sandalias playeras, gorra, anteojos de sol y abundante protección solar y contra los mosquitos.

Y finalmente cómo canta el querido Carlos Vives: “En una playa dormida, bajo una sierra sagrada, la tarde luce vestida de mil estrellas doradas”…

Bienvenidos a Santa Marta, ¡Bienvenidos a la Perla de América!

Más Temas de Interés Turístico AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!