Síndrome Coronario Agudo (SCA)

Síndrome Coronario Agudo

¿Qué atención médica debo recibir en el hospital? 

En el curso del tratamiento hospitalario se le administrarán diferentes medicamentos, unos inyectados y otros por vía oral, algunos de ellos deberá continuar usándolos al salir del hospital.

Cada medicamento que le sea administrado debe ser analizado por los médicos tratantes para balancear los beneficios y daños que puede causarle de acuerdo a la condición y los antecedentes médicos previos.

Igualmente, con las posibles intervenciones el paciente o su acudiente deben ser informados sobre los riesgos y beneficios de cada intervención.

La consulta entre médico y paciente implica que ambos puedan realizar las preguntas necesarias y recibir con sinceridad y claridad las respuestas para asegurar la mejor decisión antes de la firma del Consentimiento Informado (documento legal que implica la aceptación de la intervención y por lo tanto el conocimiento de los riesgos y beneficios esperados). La firma de éste no excluye la posibilidad de cambiar de decisión.

Finalizado el diagnóstico de infarto cardíaco, usted debe recibir los medicamentos necesarios para evitar mayor obstrucción de las arterias de acuerdo con las indicaciones médicas. Se deben administrar en forma simultánea medicamentos que disminuyan el riesgo de úlcera gástrica por el uso de la medicación.

El medicamento apropiado, la forma de uso y dosis de todos los medicamentos está descrita en la Guía para el personal de salud que puede consultarse en: http://www.guiascolcienciasminproteccionsocialalianzacinets.org/. 

Los principales medicamentos que debe recibir son:

  1. Los antiagregantes que previenen la formación de trombos. Entre ellos: aspirina (ASA), clopidogrel, ticagrelor, prasugrel.
  2. Las estatinas que actúan sobre la placa de grasa que estrecha la luz de las arterias coronarias. Según los antecedentes y la condición médica también se sugiere que se administren otros tipos de medicamentos como calcio-antagonistas, beta-bloqueadores, IECAs.
  3. Los anticoagulantes hacen más fluida la sangre y evitan que se formen nuevos trombos. Los nombres más comunes son fondaparinux, enoxaparina y heparina de bajo peso molecular.

¿Cuáles son las Intervenciones que deben consultarme para tomar una decisión con mi médico?

Los médicos pueden necesitar más información para saber exactamente cuál es la arteria obstruida y el tamaño de esa obstrucción y así tener una idea más precisa de que opciones terapéuticas ofrecerle. Si es así, es probable que su médico le proponga realizar una angiografía coronaria que se hace introduciendo un catéter en la arteria para luego tomar una radiografía que muestre el flujo arterial.

En los casos de las intervenciones invasivas, que para realizarse deben introducir dispositivos en el cuerpo o realizar cirugías, los médicos deberán informarle sobre los riesgos y los beneficios de acuerdo a factores individuales como la edad, el peso, el haber sufrido un infarto cardíaco previo, las cifras de presión arterial, los resultados del electrocardiograma y de otros exámenes de sangre.

Los médicos revisaran el resultado del examen y analizarán su caso para ofrecerle las intervenciones más adecuadas y permitirle tomar la decisión más conveniente.

Preguntas qué usted podría hacer acerca de un tratamiento 

– ¿Por qué el médico me ofrece este tratamiento?
– ¿Cuáles son los riesgos y beneficios del tratamiento?
– ¿Qué implicaciones tiene el tratamiento?
– ¿Cómo puede el sistema de salud garantizar la atención integral de mi enfermedad y el seguimiento?
– ¿También cómo puede mejorar el tratamiento mis síntomas?
– ¿Y además cómo afectará el tratamiento mi vida diaria?
– ¿Qué malestar podría yo desarrollar por el tratamiento?
– ¿Este tratamiento podrá hacerme vivir más?
– ¿Por qué en el hospital me dan una dosis alta de medicamentos y luego para la casa estas dosis son más bajas?
– ¿Cuáles otras opciones de tratamiento tengo?

Procedimientos para mejorar el flujo sanguíneo al corazón

Cuando una arteria coronaria se ha estrechado u obstruido con un trombo, hay dos formas de restablecer el flujo sanguíneo:

Cateterismo cardíaco o angioplastia. Procedimiento invasivo que amplía y mantiene abierta la parte que se había estrechado en la arteria. Introduce un catéter hasta llegar a la arteria afecta ubicando un pequeño balón en el área obstruida, que se infla y desinfla hasta lograr restablecer el flujo sanguíneo. Al finalizar se puede implantar un stent, tubo diminuto de malla de alambre que se pone en la zona para evitar que se vuelva a presentar una obstrucción en la arteria tratada.

Cuando se implanta un stent, la arteria cardíaca permanece más tiempo abierta sin embargo, puede volverse a estrechar después de unos meses. Actualmente existen medicamentos que lentamente liberan fármacos en la arteria para tratar de evitar que se vuelva a estrechar y se utilizan únicamente en pacientes con lesión de pequeños vasos y de vasos largos.

Estos procedimientos se deben realizar idealmente en los primeros 90 minutos después de los síntomas, o por lo menos antes de las 12 horas en pacientes CON elevación del ST; y antes de 72 horas en pacientes SIN elevación ST de riesgo moderado y alto.

Cirugía de puentes coronarios o de “corazón abierto”. Procedimiento quirúrgico que construye un puente o un desvío “bypass” de la porción de arteria que se encuentra obstruida usando segmentos de otras arterias del paciente para ofrecer un nuevo canal sano y restaurar el flujo sanguíneo.

Este procedimiento se realiza en pacientes con enfermedad más severa, por lo general con compromiso de tres arterias y del tronco principal, o cuando otras intervenciones no han dado resultado. Por lo tanto es un procedimiento delicado y es necesario que el paciente y el médico tomen en consideración toda la información disponible para tomar la mejor decisión.

La permanencia en el hospital dependerá siempre  de la evolución médica y el alta se dará cuando se encuentre en condición estable.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!