Hipertensión Arterial

Hipertensión Arterial

¿Qué es la hipertensión arterial?

La presión arterial es la medida de la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las arterias a medida que el corazón palpita. Esta fuerza varía durante todo el día, depen­diendo de la actividad física, el efecto de algunos alimentos, de medicamentos que esté consumiendo, entre otros.

Las mediciones de la presión arterial se expresan con dos va­lores, un número mayor, denominado presión arterial sistóli­ca y un número menor, la presión arterial diastólica. Normal­mente se escriben ambos números, separados por el signo “/”. La unidad de medida de la presión arterial es milímetros de mercurio (se abrevia mmHg). Por ejemplo: 120/80 mmHg.

La presión arterial habitual en el adulto no debería ser mayor de 120/80mmHg. Cuando ésta se encuentra entre 120/80mmHg y 140/90mmHg se dice que la persona tiene “pre-hipertensión arterial” o “presión normal alta”. Cuando la presión arterial se encuentra por encima de 140/90 mmHg se considera que la persona tiene hipertensión arterial.

La hipertensión arterial es un rasgo frecuente en las per­sonas. Se estima que en Colombia, el 23% de los adultos tiene hipertensión. De no ser manejada adecuadamente, ésta puede llevar a que se desarrollen problemas en dife­rentes órganos del cuerpo, como el corazón, los riñones o los ojos. En casos más severos puede aumentar el riesgo de desarrollar “derrames” o trombosis cerebrales. Mientras más altos los valores de presión arterial, más riesgo habrá de desarrollar alguna de estas complicaciones.

Por estas razones es importante conocer y controlar las cifras de presión arterial. Se ha comprobado que el control adecuado reduce la probabi­lidad de tener complicaciones de salud.

¿Quiénes están en mayor riesgo de tener hipertensión arterial?

Las personas que más frecuentemente desarrollan hipertensión arterial son:

  • Mayores de 35 años
  • Personas con sobrepeso
  • Quienes no realizan ejercicio físico regularmente
  • Las personas con familiares que hayan sufrido de hipertensión arterial
  • Quienes fuman regularmente

Si usted tiene una o varias de estas características, es aún más importante que conozca sus valores de presión arterial. Su médico le dirá los pasos a seguir de acuerdo a los valores que encuentre.

¿Cómo se previene la hipertensión arterial?

En la mayoría de personas, la hipertensión arterial se puede prevenir dis­minuyendo el consumo de sal (sodio) en la dieta diaria, manteniendo una actividad física regular (tres a cinco veces a la semana, sumando en total un mínimo de dos horas y media) y teniendo el peso corporal adecuado para cada persona.

¿Cómo saber si uno tiene hipertensión arterial?

La única forma de diagnosticar la hipertensión es midiendo la presión arte­rial. Esto se hace utilizando diferentes instrumentos llamados tensiómetros. Un profesional de la salud le hará esta medición apropiadamente. Si ésta se encuentra entre 140 y 160 (la primera cifra o presión sistólica) o entre 90 y 100 (la segunda cifra o presión diastólica), su médico probablemente requiera un mayor número de mediciones, por ejemplo en su casa, con un tensiómetro automatizado que permite varios registros durante el día o la noche. De esta forma el médico podrá asegurarse que su presión arterial esté en los niveles adecuados.

¿Cómo puedo disminuir mi presión arterial?

Si se le encuentra hipertensión, existen varias medidas que ayudan a dis­minuir la presión arterial. Éstas son:

  • Emplear dietas orientadas a disminuir de peso, en personas con sobrepeso
  • Disminuir la cantidad de sal (sodio) en la dieta
  • Mantener una actividad física regular (entre 3 y 5 veces a la semana, sumando en total un mínimo de dos horas y media)
  • Disminuir la cantidad de alcohol en personas con consumo excesivo (mayor a un trago semanal en mujeres o dos tragos semanales en hombres).

Un recurso adicional a estas medidas es utilizar medicamentos para re­ducir la presión arterial. Existe gran variedad de estos medicamentos (co­nocidos como antihipertensivos) y de hecho la mayoría de personas con hipertensión requieren tomar combinaciones para controlar su presión arterial y así disminuir el riesgo de tener complicaciones. Su médico ele­girá el mejor medicamento o combinación de medicamentos de acuerdo a sus propias características.

En general, no existen diferencias sustanciales en la eficacia de los diferen­tes medicamentos antihipertensivos a las dosis recomendadas. Como su­cede con la mayoría de medicamentos, los antihipertensivos pueden cau­sar algunos efectos no deseados (o efectos adversos). Sin embargo, estos efectos se presentan en muy pocas personas y generalmente no ocasionan efectos graves sobre la salud.

¿Cómo estoy seguro que el tratamiento que tomo para controlar mi presión arterial está funcionando adecuadamente?

Para conocer la eficacia del tratamiento se deben conocer sus valores de presión arterial. Lo ideal es que estén cerca a 120/80 mmHg.

Para esto, un profesional de la salud le debe tomar la presión arterial. En caso de encontrar cifras elevadas (o para cerciorarse que se mantengan en los niveles adecuados) su médico le recomendará hacer mediciones fre­cuentes con un tensiómetro automatizado en su propia casa o en una ins­titución de salud. También le puede realizar algunos exámenes especiales de los riñones y el corazón o enviarlo a una valoración por el oftalmólogo.

En caso de no tener la presión arterial controlada, se deben mirar aspec­tos a reforzar y que puedan mejorar su manejo, como son:

  • Verificar que está cumpliendo con las actividades que ayudan a bajar su presión arterial (consumir poca sal, hacer ejercicio, etc.)
  • Verificar que se esté tomando el medicamento como se lo indicó el médico

De no encontrarse cifras adecuadas luego de revisar el cumplimiento de estas medidas, su médico podrá sugerirle hacer cambios en cuanto a los medicamentos. Puede adicionar un nuevo medicamento (el caso más fre­cuente), aumentar la dosis del que venía tomando, o cambiar los que to­maba por nuevas opciones. En ocasiones estos cambios pueden hacer más sencillo el tratamiento, por ejemplo disminuyendo el número de tomas de medicamentos de tres al día a dos o una vez al día.

También podrán recomendarle que ingrese a un programa de hiperten­sión donde varios profesionales realizarán junto a usted distintas activi­dades de salud.

¿Qué impacto tiene en mi vida tener un buen manejo para la hipertensión arterial?

Algunas personas, especialmente quienes tienen hipertensión leve (llama­da estadio I) pueden alcanzar las metas de control de presión arterial con cambios en el estilo de vida antes de requerir medicamentos (ver arriba). Sin embargo, la decisión de agregar medicamentos al tratamiento debe ser consultada con su médico tratante.

El riesgo asociado a la hipertensión no va a desaparecer, pero sí se puede disminuir considerablemente. Por ejemplo, por cada 10 mmHg menos de presión sistólica, el riesgo de infarto disminuirá 25% y el de “derrame” o trombosis cerebral disminuirá 35%.

Tener un buen manejo de presión arterial requiere que usted participe ac­tivamente en el proceso. Las consultas médicas de control le servirán para resolver dudas y encontrar junto a su médico la mejor forma de cumplir con los objetivos.

En caso de estar en un tratamiento alternativo adicional, es importante que lo discuta con el médico que lo esté tratando. Algunos de ellos pudieran no hacerle bien si se combinan junto a los medicamentos convencionales.

Estos mensajes buscan que usted mantenga unos niveles de presión arte­rial que le eviten consecuencias negativas. Recuerde que la hipertensión arterial no produce síntomas y prevenir estas consecuencias le permitirá una vida mejor.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!