Guía Nutricional Perinatal: Nutrición Embarazo

Nuestro futuro depende de las decisiones que tomemos en el presente. Por tal razón, todas las acciones para prevenir enfermedades y lograr una buena salud serán bien recompensadas. Estas verdaderas son especialmente valederas durante el embarazo. Ya que se trata de una etapa muy especial y determinante para el estilo de vida, la adecuada nutrición y la buena salud de la madre conducirán al nacimiento de un bebé fuerte y sano.

Deficiencias Nutricionales para el BebeLaboratorio Wyeth en su misión de brindar buena salud a las madres y a los recién nacidos se complace en presentar este folleto que permitirá conocer aspectos interesantes acerca de la salud y los requerimientos nutricionales durante el embarazo. Su objetivo es crear conciencia acerca del papel que debe cumplir la madre en la formación saludable de su hijo, previniendo carencias nutricionales tanto en su bebé como en ella misma.

Durante el embarazo son muchos los cambios que sufre el cuerpo de la mujer; así mismo, la formación del nuevo ser es un complejo proceso que empieza con la unión de dos células y pasa por una serie de transformaciones que concluirán en el nacimiento de tu pequeño bebé. Para que todos estos cambios se produzcan se requiere de la intervención de múltiples factores entre los cuales los aportes nutricionales, que permiten la formación de las estructuras del niño en el vientre materno, tienen una gran importancia.

Durante las diferentes etapas del desarrollo fetal las exigencias de nutrientes se ven incrementadas y, finalmente, se consumirán más elementos de los que se utilizan normalmente durante períodos sin embarazo.

Por ejemplo, la energía adicional que se necesite durante el embarazo puede ser compensada en gran parte por la reducción en la actividad física. Sin embargo, es posible que se necesite hasta un 20% adicional de alimentos durante el embarazo.

El hierro, las proteínas, el calcio y las vitaminas son fundamentales en estos momentos. Deficiencias nutricionales que perfectamente pueden ser prevenidas, pueden tener consecuencias graves e irreversibles sobre el niño que está por nacer.

Más Guías de Salud y Enfermedades AQUÍ

Cambios Fetales durante el Embarazo

Primer trimestre

El primer trimestre es la etapa donde se forman prácticamente todas las estructuras, los órganos y sistemas del feto. Después de esta etapa, todas las partes del cuerpo van a crecer y desarrollarse, y así mismo el feto va ganando peso y tamaño.

Esta etapa es crucial para el buen desarrollo del feto y es dónde las malformaciones anatómicas pueden aparecer. Así mismo, todas las deficiencias en el estado nutricional van a influir en el desarrollo del nuevo ser.

El corazón comienza a palpitar desde el día 26, ya se va dividiendo en las cuatro cavidades y de tal forma se organizan las venas y las arterias conformando el sistema circulatorio. De igual manera, los pulmones se van formando y comienzan a funcionar, no tomando aire, pero sí mediante movimientos que van a preparar al bebé para el nacimiento.

Al final del período el feto empieza a tener movimientos en el útero, y prácticamente todos los órganos ya están formados.

Segundo trimestre

Al rededor de la 26 semana, el feto ha crecido unos 23 centímetros y pesa 670 gramos aproximadamente. Aparece la grasa que va llenando el espacio debajo de la piel, cambiando el aspecto y dando una imagen más cercana a la que se observa al nacer.

También la piel empieza a crecer y aparece un vello llamado lanugo, que es fino, delgado y corto. Los párpados se van formando y comienza a formarse la pestañas; los pulpejos de los dedos de manos y pies se van formando y aparecen las huellas dactilares.

En la semana 28 el bebé comienza ya a tener períodos de sueño y despertar, abre los ojos y los cierra, de igual modo, se aumentan los movimientos dentro del útero.

Sigue creciendo rápidamente y a la semana 28 alcanza los 25 cm y pesa 900 gramos; ya se evidencia en la madre el crecimiento de la matriz. Los movimientos que inicialmente eran irregulares y erráticos, se van haciendo más regulares y más intensos entre la semana 27 hasta la semana 32.

Tercer trimestre

El feto continúa su crecimiento, y el peso aumenta notablemente, ya está preparándose para el nacimiento. Sus órganos comienzan a alistarse para la vida fuera del útero.

Los pulmones, que venían relativamente inactivos, comienzan a producir las sustancias que les permitirán mantenerse inflados; los movimientos respiratorios son lentos pero bien definidos, solo hay un intercambio del líquido amniótico, en dónde se encuentra sumergido el feto; pronto estará listo para recibir el primer aliento.

Hacia el final de la semana 28 el peso alcanza un kilogramo y medio y la longitud está entre 35 y 40 cm. Una sustancia llamada vermix gaseosa, cubre todo el cuerpo.

Hacia la semana 36 y 37 el peso ha aumentado notablemente, llegando a subir hasta 224 gr. por semana; pero su aumento es más lento que en las semanas anteriores.

Hacia el noveno mes, el feto cambia de posición; rota y se coloca sentado, con la cabeza hacia abajo, y los brazos y piernas flexionados contra el pecho; está listo para el momento del parto. Ya al final, pesa entre 3 y 3 y medio kg mide entre 46 y 50 cm.

Todo va a preparar el momento final del parto, cuando ya la intensidad y la duración de las contracciones se hacen cada vez mayores y se produce el nacimiento.

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!