Guía Nutricional Perinatal: Hierro suplemento indispensable en la gestación

Durante la gestación ocurre un incremento acentuado en la formación de tejidos que impone requerimientos elevados de nutrientes. El aumento de la volemia materna y la formación acelerada de la sangre fetal representa exigencias mayúsculas de hierro en el embarazo.

A diferencia de otros minerales, las reservas férricas del organismo son limitadas y es preciso aumentar el consumo de este elemento en forma significativa durante el embarazo.

Aunque una alimentación balanceada es la fuente ideal para la mayoría de los elementos nutritivos, se estima que la dieta americana promedio es insuficiente para suplir las elevadas demandas de hierro durante la gestación.

El aporte puede ser más pobre en países con bajos niveles socioeconómicos, en los que se conjugan factores como nutrición insuficiente, parasitismo intestinal endémico, malaria, etc. (figura 1).

Más Guías de Salud y Enfermedades AQUÍ

Factores que Incrementan los Requerimientos de Hierro en el Embarazo

  1. Anemia o deficiencia de hierro preexistentes
  2. Multiparidad
  3. Menorragias
  4. Adolescencia
  5. Donación frecuente de sangre
  6. Embarazo gemelar o múltiple
  7. Amenazas de aborto
  8. Mala nutrición.
  9. Parasitismo (malaria, uncinarias).
  10. Interferencia en la absorción (calcio, fibra).

La deficiencia de hierro produce anemia, tanto en la madre como en el feto. Además aumenta la susceptibilidad materna a las infecciones e incrementa el riesgo de abortos y de bebés con bajo peso al nacer, cuya mortalidad es 40 veces mayor que en los recién nacidos de peso normal. (figura 2).

CONSECUENCIAS DE LA CARENCIA DE HIERRO DURANTE LA GESTACIÓN

  1. Anemia materna.
  2. Susceptibilidad a infecciones.
  3. Menor tolerancia a sangrado del parto.
  4. Anemia fetal.
  5. Retardo del crecimiento intrauterino.
  6. Alto índice de abortos.
  7. Recién nacidos de bajo peso.
  8. Mortalidad neonatal elevada.
  9. Abrupción placentaria.
  10. Desprendimiento placentario.

Por todo lo anterior, existe consenso general sobre la convivencia de administrar suplementos de hierro a todas las mujeres durante la gestación.

La deficiencia de hierro produce anemia tanto en la madre como en el feto, incrementando el riesgo de mortalidad y bajo peso al nacer.

Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!