Episodio Depresivo en Adultos

Episodio depresivo en adultos

¿Qué es la depresión?

Estar deprimido no es estar loco. Es un síndrome o agrupación de síntomas como tristeza, decaimiento, irritabilidad, desesperanza, malestar y dificultad para lidiar con las obligaciones del día a día, los cuales suelen acompañarse de otros síntomas físicos que provocan malestar y afectan el funcionamien­to mental y dificultan el desarrollo de la vida cotidiana. La depresión es un factor de riesgo para sufrir otras enfermedades médicas, o bien empeora los desenlaces de pacientes que ya sufren otras enfermedades, al hacer que su pronóstico sea menos favorable. El riesgo y la complicación más temida de la depresión es la muerte por suicidio.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

Los síntomas principales son:

  • Ánimo bajo, tristeza o sentimientos de desesperanza.
  • Pérdida de interés en las actividades que consideraba placen­teras, o sentir escaso agrado al realizarlas la mayor parte de los días durante las últimas 2 semanas

Otros síntomas que se presentan a menudo son:

  • Irritabilidad (alterarse fácilmente).
  • Deseos de llorar sin motivo aparente.
  • Pérdida de energía, disminución de la vitalidad que lleva a una reducción del propio nivel de actividad y a un cansancio exage­rado.
  • Insomnio o somnolencia.
  • Cambios en el apetito o variaciones en el peso corporal.
  • Dificultad para concentrarse o problemas de memoria.
  • Ideas de culpa o de ser inútil.
  • Pensamientos negativos, excesivas críticas hacia uno mismo.
  • Deseos de muerte y actos suicidas o autoagresiones.
  • Pérdida del deseo sexual.

Es frecuente que las personas con depresión también experimentan preo­cupaciones constantes que les producen angustia. Esto puede ocasionar síntomas físicos como dolores en el cuerpo, palpitaciones, o molestias di­gestivas, que pueden presentarse en alrededor de la mitad de los pacientes con depresión.

¿Qué causa la depresión?

Diferentes sucesos pueden actuar como desencadenantes de la depresión, pero algunas veces la depresión aparece sin una causa aparente.

Algunas personas se encuentran en mayor riesgo de presentar depresión:

  • Personas con historia previa de depresión.
  • Personas con historia familiar de depresión.
  • Personas que tienen problemas psicosociales como separación conyugal, desempleo, fallecimiento de seres queridos, soledad, problemas en las relaciones interpersonales o consumo de alco­hol o de sustancias psicoactivas.
  • Personas con enfermedades médicas crónicas; especialmen­te, cuando hay compromiso de la funcionalidad (enfermedad cardiovascular, diabetes, enfermedades que involucran dolor crónico y trastornos neurológicos).
  • Personas que presenten otros trastornos mentales.
  • Personas que atraviesan por épocas de cambios hormonales (embarazo o menopausia).

¿Cómo saber si una persona tiene depresión?

En pacientes con síntomas depresivos, las siguientes dos preguntas pueden orientar hacia un diagnóstico de depresión:

  1. ¿Durante los últimos 30 días se ha sentido a menudo desanima­do, deprimido o con pocas esperanzas?

2 ¿Durante los últimos 30 días se ha sentido a menudo con poco interés o placer al hacer cosas que habitualmente disfrutaba?

En caso de presentar una respuesta afirmativa a alguna de estas preguntas, solicite ayuda médica lo antes posible: para que pueda recibir un diagnóstico adecuado, así como conocer las opciones de tratamiento y participar en la toma de decisiones al respecto.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!