¿Cómo tratar la Epicondilitis?

Cómo tratar la epicondilitis
Autor: Dr. Alejandro Esquivel Vallejo

La epicondilitis, más comúnmente conocida como: “el codo del tenista”, es una patología que manifiesta un dolor intenso en la zona del codo y, en ocasiones, se extiende hasta el antebrazo e incluso la muñeca. A pesar de que es conocido como una enfermedad que se da en atletas, no son los únicos que pueden padecer de epicondilitis. Personas cuyo trabajo se caracteriza por movimientos como los carniceros, carpinteros, pintores, etc., también podrían padecer de la patología. Por ello, es recomendable consultar a un especialista y conocer los ejercicios que puede hacer para evitarla.

Causas de la epicondilitis

Cuando los tendones del codo se sobrecargan, principalmente por movimientos repetitivos del brazo y la muñeca, es que se genera el codo del tenista. Es decir, los movimientos repetitivos pueden inflamar la inserción de  los tendones que unen los músculos (los cuales se encargan del movimiento de la muñeca) del antebrazo a la parte ósea externa del codo, siendo esta la razón principal del dolor.

Ahora bien, para reconocer la epicondilitis es necesario estar atento a las sensaciones, ya que es difícil detectar la afección a simple vista. Los signos de una epicondilitis incluyen un dolor agudo y/o punzante en la zona externa del codo. En caso de que notes el dolor, consulta a tu especialista. Generalmente la epicondilitis afecta a personas de entre 30 y 50 años.

La epicondilitis se debe tratar antes de que se convierta en crónica, pues así podría generar secuelas a medio plazo, como dolores al tomar objetos o realizar diferentes tipos de actividades cotidianas.

Tratamiento para la epicondilitis

Hoy por hoy, se sabe que no se trata de un proceso inflamatorio sino de un proceso de degeneración angiofibroblástica que afecta predominantemente a la inserción del extensor carpís radialis brevis (ECRB). Por lo que se debería usar el término tendinosis y no tendinitis. Se han descrito diversas técnicas para el tratamiento conservador de la espondilopatía lateral. El reposo, la fisioterapia, infiltraciones con glucocorticoides, infiltraciones de plasma rico en factores de crecimiento (PRP), las ondas de choque, la corriente galvánica intratisular, etc., se encuentran entre las posibles terapias.

El 90% de los pacientes responde bien al tratamiento conservador y, en aquellos pacientes en los que ha fracasado el tratamiento conservador, la cirugía representa una opción adecuada para la mejoría clínica a largo plazo. Entre las técnicas quirúrgicas abiertas, la más popular es la de Nirschl, con buenos resultados. Dado el avance de la cirugía artroscópica, se han desarrollado nuevas técnicas mínimamente invasivas para el tratamiento de esta patología, que también permiten tratar patologías intraarticulares coexistentes, como pueden ser las plicas sinoviales, lesiones condrales o la microinestabilidad, que se encuentran asociadas en un gran número de casos, así como la patología extraarticular generadora de dolor lateral, como la patología muscular o la neuropatía del nervio interóseo posterior (NIP).

¿Cómo prevenir la epicondilitis?

La higiene postural es el mejor método para prevenir una epicondilitis. Realizar los movimientos con una técnica adecuada provocará que los tendones no se sometan a tensiones exageradas.

Por otro lado, dar descanso a estas estructuras después de sesiones de actividad elevada puede contribuir a evitar la aparición de esta patología. Los estiramientos y los masajes preventivos son altamente beneficiosos, así como el uso de ortesis o cuerdas elásticas.

Agradecemos la colaboración del Dr. Alejandro Esquivel Vallejo, ortopedista, por compartir y verificar la información para el desarrollo de este artículo. Obtuvo su Licenciatura como Médico Cirujano en la Universidad Nacional Autónoma de México y posteriormente culminó con éxito una Especialidad en Ortopedia y Traumatología en el Consejo Mexicano de Ortopedia y Traumatología. El Dr. Esquivel es especialista en temas como luxación congénita de cadera, pie equino varo y fracturas y luxaciones; por mencionar algunos.


Referencias:

  1. Redacción. (febrero 14, 2019). Codo de tenista. Agosto 30, 2021, de Mayo Clinic Sitio web: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/tennis-elbow/symptoms-causes/syc-20351987
  2. R. López-Vidriero Tejedor, E. López-Vidriero Tejedor. Rev Esp Artrosc Cir Articul. 2018;25(2):119-130
Más Temas de Salud AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!