Audición: Qué Es, Cómo Funciona y Causas de la Pérdida de Audición

Audición-Hipoacusia

¿Qué es la Audición?

La audición es la capacidad de oír gracias a los procesos fisiológicos que se llevan a cabo en el conducto auditivo. Este proceso nos permite percibir un sonido gracias al sentido del oído, por ejemplo, gracias a esto podemos captar el sonido del ambiente, de una película, el sonido de nuestras mascotas, la voz de las personas, etc. A su vez, al sonido se le define como el conjunto de vibraciones que se propagan por el aire y que pueden ser de diferentes frecuencias y amplitudes.

¿Cómo Funcionan los Oídos?

Las vibraciones que generan los sonidos se les llama ondas sonoras, éstas se desplazan por el aire; y además de ser únicas, se clasifican como altas y bajas o graves y agudas, al ser ondas únicas, los sonidos son diferentes.

Sin embargo, la calidad y claridad con la que se captan esas ondas depende del funcionamiento de los oídos de cada persona. Nuestros oídos captan esas vibraciones u ondas sonoras y luego las transmiten hacia el cerebro en forma de mensaje para que podamos entenderlo.

Entonces, lo primero que pasa es que el sonido entra en el conducto auditivo hasta llegar al tímpano; luego, debido a las ondas, el tímpano y los tres huesos auditivos (que se conocen como huesillos) vibran también. Éstos huesillos tienen la capacidad de amplificar 20 veces las vibraciones para luego transmitirlas al oído interno.

Durante este proceso, cuando las vibraciones van viajando a través del líquido del oído interno, las células ciliadas detectan este movimiento y son las encargadas de convertir esas vibraciones en señales químicas para el nervio auditivo.

Finalmente, el nervio auditivo es el encargo de comunicarle a nuestro cerebro la información que se captó del sonido a través de los impulsos eléctricos.

Causas de la Pérdida de la Audición

La pérdida de la audición puede ser parcial o completa, cuando es parcial se le denomina hipoacusia y cuando es completa se denomina sordera. La hipoacusia se define como la disminución del nivel de audición por debajo del nivel normal, que en humanos es de sonidos suaves por encima de 20 dBHL; y a su vez, la hipoacusia se puede clasificar como leve, moderada, severa o profunda.

Respecto a la hipoacusia, son varias las causas que la provocan, entre los más frecuentes se encuentran: factores genéticos, exposición prolongada a ruidos fuertes; el envejecimiento provoca pérdida de la audición, así como la otosclerosis que afecta a la movilidad de los huesos del oído medio; también a causa de infecciones por virus y bacterias como la otitis o la meningitis y, el consumo de alcohol, tabaco y ciertos fármacos, también pueden afectar la calidad de nuestra audición.

Otras causas que pueden provocar la pérdida de la audición en una persona oyente son lesiones que afecten la estructura del oído o un traumatismo craneal; así como trastornos neurológicos, tumores en el nervio auditivo.

En el caso de los recién nacidos, la hipoacusia se puede presentar por ictericia severa, cuando el bebé no recibe suficiente oxígeno, por infecciones intrauterinas; sangrado en el cerebro, un bebé prematuro o haber nacido con bajo peso, o un desarrollo anormal de las estructuras del oído o del cerebro.

¿Por Qué es Importante Estar Pendientes de Nuestros Oídos?

La audición es un sentido muy importante, por eso es vital brindarles el mejor cuidado posible y tener buenos hábitos desde la niñez; pues, de hecho, se estima, que una de cada cuatro personas presentará problemas auditivos en el año 2.050.

Las consecuencias negativas de la pérdida de la audición pueden ser tanto sociales como físicas; la hipoacusia puede provocar dolor de cabeza; aumento de la presión sanguínea, cansancio frecuente, mareos, estrés, dificultad para concentrarse, ansiedad, estados de tristeza, entre otros.

Covid-19 y sus Secuelas en la Audición

El Covid-19 todavía es un tema de estudio, por eso, un estudio que publicó la American Journal of Otolaryngology, reveló una pequeña relación entre el Covid-19 y una ligera pérdida de la audición en altas frecuencias.

El estudio señaló que algunos pacientes con Covid-19 presentaron un posible deterioro de las células sensitivas del oído, lo que tuvo como consecuencia la hipoacusia, especialmente en las altas frecuencias. Sin embargo, el estudio también indicó que se tratan de asociaciones no casuales; es decir, que no se logró demostrar que el Covid haya provocado la pérdida de audición ni sordera súbita.

Aun así, es una buena oportunidad para estar más atentos con la salud de nuestros oídos, consultar con el médico tratante sobre cualquier cambio o preocupación; y no perderse las citas de control en donde el profesional de la salud podrá detectar cualquier anomalía a tiempo.

Más Guías de Salud y Enfermedades AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!