¿Qué es la Terapia Somática?

Terapia Somática

¿Qué sabes de Somática?

La mayoría de la gente no ha oído hablar del término, pero la somática es una parte importante del mundo del bienestar. Somática se refiere a la práctica de utilizar la conexión mente-cuerpo para mejorar la salud física y emocional.

En este post, exploraremos la Terapia Somática con más detalle y discutiremos cómo puede beneficiar su rutina de bienestar.

¿Qué es la somática?

Es el estudio del cuerpo y sus funciones. Es una rama de la medicina que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las afecciones que afectan al organismo. Somática incluye disciplinas como anatomía, fisiología, patología y farmacología.

Es un campo vital de la medicina que nos ayuda a entender cómo funciona nuestro cuerpo y a tratar cualquier condición que pueda ocurrir.

¿Cuáles son los objetivos de la somática?

Los objetivos de la somática se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Desarrollar una mejor comprensión del cuerpo y sus funciones.
  • Aprender a mover y utilizar el cuerpo de una forma más eficaz
  • Para mejorar la salud física y el bienestar.
  • Para aumentar la autoconciencia y la confianza en uno mismo.

¿Cuál es el origen de la somática?

Se dice que la somática, una forma de trabajo corporal que tiene su origen en el yoga, fue desarrollada a principios del siglo XX por la Dra. Ida P. Rolf. Combinó sus estudios de anatomía con su trabajo como masajista, y acabó acuñando el término “somática” para describir el trabajo que realizaba.

Desde entonces, la somática se ha convertido en una opción popular para quienes buscan mejorar su salud física y emocional. El enfoque se centra en la liberación de la tensión y el dolor en el cuerpo a través de toques y movimientos suaves, y puede ser beneficioso para personas de todas las edades y niveles de condición física.

¿Cuáles son las características de la somática?

Algunas de las características clave de la psicología somática incluyen:

  1. El enfoque en la experiencia corporal como una forma de entender los problemas psicológicos.
  2. El uso del movimiento y el tacto en la terapia
  3. Énfasis en la autoconciencia y la atención plena.
  4. La creencia de que necesitamos integrar nuestro yo físico y emocional para lograr el bienestar.

¿Cuáles son los diferentes tipos de terapias somáticas?

Hay muchos tipos diferentes de terapias somáticas. Algunas de las más comunes son: Feldenkrais, la Técnica Alexander y el Pilates.

Feldenkrais es una terapia de movimiento que te ayuda a ser más consciente de tu cuerpo y de cómo te mueves.

La Técnica Alexander le enseña a moverse con más facilidad y eficacia.

Pilates es un programa de fortalecimiento y acondicionamiento que ayuda a mejorar la postura y la alineación.

¿Qué puedo esperar de una sesión de terapia somática?

La terapia somática es una forma de psicoterapia que utiliza el cuerpo para acceder y tratar la mente y las emociones. Durante una sesión, el terapeuta pedirá al cliente que mueva y sienta diferentes partes de su cuerpo. Esto puede ayudar al terapeuta a entender lo que está pasando emocional y mentalmente para el cliente.

La terapia somática puede ser beneficiosa para las personas que tienen dificultades para expresar sus sentimientos o a las que les resulta difícil hablar de sus problemas. También puede ser útil para las personas que quieren explorar sus límites físicos y emocionales.

¿Cuáles son los beneficios de la somática?

Algunos de los beneficios de las prácticas somáticas son:

  • mejora del movimiento y la postura
  • alivio del dolor crónico
  • liberación de la tensión muscular y el estrés
  • mejora de los hábitos respiratorios
  • aumento de la conciencia corporal

Las prácticas somáticas pueden ser útiles para personas de todas las edades y capacidades. Pueden adaptarse a las necesidades de cada persona, lo que las convierte en una forma versátil y eficaz de autocuidado.

¿Cómo puedo incorporar la terapia somática a mi vida diaria?

Hay muchas maneras de incorporar la terapia somática a su vida diaria. He aquí algunas sugerencias:

-Programar una sesión semanal con un terapeuta somático. Esto le dará un tiempo fijo cada semana para centrarse en su cuerpo y su mente, y le ayudará a que los beneficios de la terapia somática sean más permanentes.

-Practique algunos ejercicios somáticos sencillos en casa. Hay muchos ejercicios que se pueden practicar fácilmente en la comodidad de su propia casa, y pueden ayudar a mejorar su postura, reducir el estrés y la tensión, y aumentar la flexibilidad y el rango de movimiento.

-Incorpore la terapia somática a su rutina de autocuidado. Dedicar un tiempo al día para relajarse y centrarse en el cuerpo puede ser increíblemente beneficioso para la salud mental y física. Intenta incorporar un poco de yoga suave o estiramientos a tu rutina diaria, o toma un baño relajante con algunos aceites esenciales.

Conclusión 

El término somático hace referencia al cuerpo y, en el contexto de la salud, las prácticas somáticas son aquellas que se centran en el cuerpo y sus sensaciones como puerta de entrada a una mayor conciencia de sí mismo y al bienestar.

Hay una serie de éstas prácticas que han demostrado ser útiles para todo, desde el dolor crónico hasta el estrés y la ansiedad. Si quieres explorar las prácticas somáticas como forma de mejorar tu salud y bienestar, hay varias opciones entre las que elegir.

Consulte a su médico o a un profesional de la salud antes de iniciar cualquier práctica nueva, especialmente si tiene alguna enfermedad.

Autor: José Pineda

>> MÁS TEMAS DE MEDICINA ALTERNATIVA AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!