Reiki para Equilibrar tu Energía

Reiki

¿Qué es el Reiki?

Es una terapia alternativa que desbloquea el cuerpo, la mente y el espíritu de las personas, logrando una armonización que mejora su calidad de vida a través de la transmisión de energía vital mediante las manos

La Organización Mundial de la Salud, OMS, ha aceptado el reiki como una terapia complementaria en el tratamiento de enfermedades.

Es una terapia que no tiene efectos secundarios en las personas ya que en su desarrollo no se usan químicos, solo la energía de los cuerpos.

El reiki actúa de manera progresiva, así que, para ver resultados completos y satisfactorios, llénate de paciente, generalmente son recomendadas 4 sesiones para iniciar.

Esta terapia actúa en 4 niveles con diferentes beneficios:

1. Físico: ayuda a reducir dolores, mejora el metabolismo y lesiones.
2. Mental: trabaja para reducir el estrés, insomnio y controlar malos hábitos.
3. Emocional: ayuda con problemas de agresividad, tristeza, infelicidad, etc.
4. Espiritual: le provee a las personas sensaciones de paz, tranquilidad y armonía.

Ver También: Medicina Alternativa: Qué Es y Beneficios.

¿Para Qué Usar el Reiki?

1. Cuando quieres aumentar tus niveles de energía, adecuado para esos días que se tienes cansado y triste sin ninguna aparente razón.

2. Si tienes emociones reprimidas esta terapia es de mucha ayuda.

3. El reiki es muy útil para revitalizar el organismo, si sientes que estás enfermando con frecuencia, si tienes debilitado el sistema inmunológico, esta terapia es una gran alternativa.

4. Cuando deseas aliviar algún dolor físico, mental o espiritual.

5. Si estás pasando por una etapa de ansiedad, miedo o estrés, es una alternativa saludable para reducir esos sentimientos.

¿Cómo es una Sesión?

El paciente estará sobre una camilla, vestido pero descalzo, la sesión tiene una duración aproximada de 45 minutos, en algunos lugares emplean durante la terapia música suave o aromaterapias.

La persona que realiza la sesión, colocará sus manos en ubicaciones específicas sobre el paciente, quién sentirá la energía cómo fluye. Estos puntos estratégicos son los ojos, la frente, el cuello, la coronilla, los hombros, el pecho, el estómago, los lumbares, las piernas, los tobillos y los pies.

El paciente comenzará a relajarse y sentir paz, incluso hasta el punto de quedarse dormido, también sentirán calor o frío en diferentes partes del cuerpo, dependiendo de cómo esté fluyendo la energía.

Entre otras sensaciones, las personas pueden experimentar cosquilleos o una sensación de flotar, también es normal que algunos pacientes no sientan nada extraño.

Crisis de Sanación

Se ha evidenciado que tras las sesiones de reiki, algunas personas pueden experimentar síntomas no tan agradables a los que se denominan “crisis de sanación”.

Ten presente que los síntomas son diferentes en todas las personas y para que se presente alguno, es necesario que la persona haya recibido varias sesiones.

Esto se debe a que en el reiki se trabaja el cuerpo, la mente y el espíritu, entonces el cuerpo libera toxinas acumuladas en un nivel físico y libera sus emociones y sentimientos en un nivel mental y emocional.

Los síntomas mentales o emocionales que puede experimentar la persona son: ansiedad, miedo, odio, ira o tristeza.

Entre los síntomas físicos se encuentra fiebre, dolores de cabeza, vómito, síntomas de gripa, incremento en el sudor, orina o evacuaciones y sarpullidos en la piel.

Principios del Reiki

1. No te preocupes: nos ayuda a tomar conciencia de nuestros pensamientos para no dejar que algo nos atormente, basándose en que lo que tiene solución no merece nuestra preocupación, pero que lo que no tiene solución, tampoco merece preocupación.

2. Sé agradecido: aprecio y además gratitud hasta por la cosa más cotidiana y pequeña en nuestros días, por ejemplo, por el agua que nos calma la sed, por el sol, por el aire, etc. Esto nos ayuda a saber que no estamos solos y tener más sentimientos de humildad.

3. Trabaja honestamente: hacerlo te permitirá vivir momentos de satisfacción, te sentirás cómodo con lo que haces, ofrece en cada cosa que haces profesionalismo, humanidad y calidad.

4. No te enfades: la ira y la agresividad son emociones que están presentes en nosotros a diario, pero debemos aprender a controlarnos y responder con amor ante esas situaciones que despiertan esos sentimientos negativos. Respira, tranquilízate y busca la mejor solución a los problemas.

Origen del Reiki

Esta terapia alternativa fue inventada en el año de 1.922 por Mikao Usui, un budista japonés, basando sus principios en el libro del Dr. Bizan Suzuki “Kenzen no Genri” que traduce “Principios de Salud”.

Más Temas de Medicina Alternativa AQUÍ

loading...

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!