Alopatía – Medicina Alopática

Medicina Alopática - Salud

La Alopatía – medicina alopática es propia de las sociedades cosmopolitas y se ha liberado de su supeditación a la Naturaleza. Ha perdido igualmente su carácter localista para llamarse cosmopolita y universal.

¿En qué consiste la Medicina Alopática o Alopatía?

La medicina oficial llamada Alopatía y las medicinas alternativas como la Homeopatía y la Acupuntura. Usan estímulos para hacer reaccionar las fuerzas naturales del organismo, que en definitiva es quien siempre cura la enfermedad.

Ningún tipo de medicina tiene el poder de curar por sus procedimientos. Todas ellas usan las fuerzas curativas del organismo, estimulándolas de maneras principales:

1-Por estímulos reaccionantes; comprende la Medicina Alopática, la Homeopàtica, la Acupuntura y la Herboristería.

2-Por dietas equilibrantes; comprende el Vegetarianismo, el Naturismo, la Macrobiótica y decenas de otras dietas, incluso una dieta llamada antidieta

Las dos estimulan las defensas pero con distinta intensidad. En la primera fase el estímulo es leve y suele ser lo más aplicado.

En la segunda fase el estímulo es contundente. Llegando a los presiones musculares, inyecciones de sustancias que van directamente a la sangre. Injertos, extirpaciones por cirugía. Sustitución de órganos y extremidades. Dietas totales, prohibitivas y los aislamientos totales.

En la tercera fase la medicina alopática ha practicado la Eutanasia de manera legal disimulada. Es decir ha dado muerte por inyección a ciertos pacientes por su aparente incurabilidad.

Homeopatía y Medicina Alopática

Los homeópatas aceptan muchas técnicas de la Alopatía: como las terapias reparadoras. Que permiten la corrección de situaciones mecánicas (hernias, fracturas, cálculos, reemplazos valvulares). Las terapias sustitutivas, como indicar una hormona o sustancia deficitaria (ej. insulina en la diabetes). Las terapias reanimadoras (intoxicación accidental o patológica, asfixia, hemorragias, deshidratación, etc.). Administrando los sueros, sangre, antídotos, diálisis renal, etc. correspondientes.

Se coincide con las indicaciones higiénico-dietéticas que sean favorecedoras de la curación o la prevención. Ordenando los hábitos de vida, alimenticios, tóxicos, actividad física, etc.

Ante enfermedades graves como cáncer. Se acepta la cirugía y se participa de los tratamientos convencionales.

Los médicos homeópatas emplean para el diagnóstico de la enfermedad los mismos métodos clínicos (laboratorio, radiografía, consulta con especialistas, etc). Y  tienen además, una formación alopática, con la ventaja por lo tanto de conocer ambos sistemas médicos.

Más de Medicina Alternativa AQUÍ
Anterior Siguiente

2 COMENTARIOS

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!