Tips de Ojos

Los Ojos, un lenguaje de Luces y Sombras

La magia y el poder seductor de los ojos dependen en buena medida del cuidado que les dé. ¡¡Aprenda a sacar provecho de ellos!!

Los ojos son el espejo del alma: esto dice el refrán popular, y no le falta razón, ya que a través de ellos expresamos, muchas veces sin saberlo, nuestros más profundos estados de ánimo. Los ojos poseen además complejas sensaciones y sentimientos.

De ahí la importancia de cuidarlos desde el punto de vista físico y estético, pues de ello dependen en buena parte su magia y su poder.

La primera medida es visitar al oftalmólogo por lo menos una vez al año, sobre todo si usted usa anteojos o lentes de contacto. Hay que evitar igualmente los gestos exagerados, ya que así se retarda la parición de pequeñas líneas que más tarde se convertirán en arrugas.

Tenga en cuenta que la piel que rodea los ojos es la más sensible, pues carece de glándulas segregadoras de grasa; es importante entonces utilizar cremas nutritivas suaves y no exponerla directamente al sol, aun si le ha aplicado bloqueador. Protéjase siempre con anteojos apropiados.

La alimentación también tiene un papel importante en el cuidado de los ojos: mantenga una dieta balanceada, procure dormir y descansar lo suficiente, deje a un lado el estrés y retire el maquillaje con sumo cuidado y con la ayuda de los productos adecuados.

Evite así mismo usar cosméticos abrasivos; y si siente alguna molestia, nunca estruje los ojos, más aún si esta maquillada. Cuando se les introduzca un objeto extraño o se lastimen accidentalmente, no dude en acudir al médico.

En los casos de irritación hay que consultar igualmente al médico, para que le formule las gotas indicadas. No es conveniente autorrecetarse en ningún caso.

Y si necesita gafas y por cuestiones de estética no quiere hacer uso de ellas, inclínese por los lentes de contacto, manteniendo siempre un método de higiene riguroso.

Cuando lea o escriba, hágalo con buena luz a su espalda; forzar la vista en ambientes oscuros es perjudicial para la salud de sus ojos.

A la primera aparición de las arrugas o líneas de expresión, recurra a las cremas ligeras; si las arrugas son muy marcadas, utilice productos con ingredientes más fuertes y penetrantes dos veces al día, una antes de maquillarse y otra antes de dormir, para asegurar su acción.

Estas cremas, geles o lociones para los ojos ayudan a la regeneración celular y dejan una película sobre la superficie de la piel que se constituye en una barrera contra el sol, el polvo, el maquillaje y la contaminación, que son agentes formadores de arrugas.

Alteraciones de los ojos

Ojos hinchados

Esta alteración se puede presentar por múltiples causas: la forma en que se duerme, factores hereditarios, alimentación inadecuada, retención de líquidos o ingestión de bebidas alcohólicas.

En casos como estos se aconseja dormir con varias almohadas para evitar la acumulación de agua en la zona de los ojos. También se debe tomar agua mineral, ya que ayuda a hidratar la piel y activa la circulación.

Se recomienda además seguir estos consejos:
• Guarde las bolsitas de té usadas en el refrigerador y póngalas sobre sus ojos por las mañanas durante 15 minutos. La manzanilla y la caléndula son ideales también para combatir las bolsas bajo los ojos. Aplique estas plantas a manera de infusión con pañitos sobre los ojos; puede también tomar dos tazas de agua de caléndula al día. Los resultados son por lo general muy satisfactorios.

• Los antifaces de gelatina fríos también ayudan a desinflamar los ojos agotados; aplíquelos por 10 minutos. Puede recurrir igualmente a las rodajas de pepino cohombro o a las cucharas frías, previamente introducidas en el refrigerador.

• Hágase masajes regularmente. Coloque el dedo corazón bajo cada una de las esquinas internas de los ojos y frote suavemente de arriba hacia abajo y de un lado hacia el otro con el fin de dispersar la congestión concentrada en esta zona.

Para relajar los nervios de los ojos, haga vibrar sus dedos en las sienes a manera de tambor. Siga este procedimiento en la mañana y en la tarde, utilizando un poco de crema para los ojos o hidratante cremoso. Este masaje disminuye la inflamación y ayuda a suavizar las líneas que la sequedad haya creado.

Bolsas y ojeras

Si quiere disminuirlas, utilice un pincel con crema correctora de un tono ligeramente más oscuro que el de su piel y rellene sólo una tercera parte de la protuberancia de la bolsa, sin tocar el área bajo las pestañas inferiores. Difumine cuidadosamente.

Esta zona es muy delicada y fina; se debe presionar suavemente, sin estirar nunca la piel; cuando termine de aplicar el corrector, esparza encima su base acostumbrada.

Aunque el maquillaje no tiene nada mágico, hay que reconocer que existen algunos productos que logran un efecto inmediato y le dan al aspecto general una apariencia juvenil: es el caso de las cremas correctoras de ojeras.

En cuanto al color corrector, escoja un tono neutro, beige o marfil, ligeramente más claro que el tono natural de su piel, y tenga especial cuidado en lo referente a la textura, la cual debe ser cremosa y tersa para poder ser aplicada con facilidad.

Las cremas correctoras secas o pegajosas ahondarán las líneas existentes, contribuyendo a resecar su cutis.

Patas de gallina

Con este termino se conocen las pequeñas arrugas que con el tiempo se van formando en el extremo de los ojos.

Para esconderlas se usan productos que tienen la propiedad de reflejar la luz y se aplican en el extremo de los ojos; para emparejar, puede usar base líquida de su preferencia. En el transcurso del día puede retocarse con un poco de crema luminosa. Nunca aplique los polvos en esta zona, pues existen humectantes que ayudan a hidratar la piel y hacerla lucir más tersa.

Recuerde que suficientes horas de sueño y vivir sin estrés son los mejores remedios para corregir las arrugas y las bolsas alrededor de los ojos, ya que de esta manera los músculos permanecen relajados.

Cuando se sienta tensionada, practique este sencillo ejercicio: cierre los ojos, descanse unos segundos y luego ábralos lo más fuertemente posible, de tal forma que sienta los músculos estirados. Además, mezcle un poco de aceite de oliva, leche y agua de rosas y aplíquelos alrededor de los ojos para descansarlos.

Ojos enrojecidos

La irritación de los ojos puede deberse a varias causas: falta de sueño, exceso de sol, dormir con maquillaje, pasar un tiempo prolongado frente al computador o el televisor, o fijar excesivamente la vista.

Esta alteración se puede aliviar aplicando en los ojos algodones empapados en agua fría durante algunos minutos o bañándolos con una infusión de manzanilla.

En caso de un enrojecimiento ocular producido por una alergia, debe usar maquillaje hipoalérgico y demaquillar con una crema limpiadora especial o un poco de vaselina, retirando esta última con un algodón humedecido.

Incluya en su dieta verduras y frutas ricas en vitamina C y en vitamina A. Sí la irritación persiste, consulte su oftalmólogo.

Elementos básicos para el maquillaje de los ojos

Los ojos merecen un tratamiento especial por ser el centro focal de su rostro. Maquillarlos es, pues, asunto de la mayor importancia. Pero antes es preciso corregir algunos defectos. A continuación le enseñamos cómo hacerlo en los casos más comunes:

• Para eliminar las ojeras, aplique a manera de puntos una crema correctora a lo largo de los párpados inferiores y difumínela con una esponja.

• Para abrir y aclarar los ojos, esparza un poco de polvos traslucidos sobre los párpados superiores; estos le ayudaran a fijar las sombras.

• Para dar definición a la mirada, utilice los delineadores de la siguiente manera: trace una línea oscura debajo de las pestañas inferiores, desde la mitad del párpado hacia fuera; luego difumine el color y aplique dos capas de rímel o pestañina.

• Para dar profundidad a sus ojos, trace la sombra oscura sobre el pliegue de los ojos, difuminando el color hacia arriba en dirección a la esquina exterior de las cejas.

• En caso de tener ojos salidos o saltones, como comúnmente se llama, aplique un poco de sombra oscura sobre todo el párpado; y para acentuar la mirada, cepíllese las cejas siguiendo su crecimiento, es decir, hacia arriba y hacia afuera.

• Para separar los ojos muy unidos, aclare el área situada entre las cejas con una sombra clara o una crema correctora.

Luego de corregir estos defectos, el paso a seguir es, como ya dijimos, maquillarnos.

Para ello se necesitan básicamente un lápiz delineador, un juego de sombras y una pestañina, dependiendo de la hora y la ocasión.

En caso de utilizar lentes de contacto o de presentar alergia a los cosméticos, le recomendamos los productos antialérgicos, que no contienen perfumes irritantes.

El lápiz delineador

La primera etapa en el proceso de maquillaje es delinear los ojos. Para definir y realzar el contorno debe utilizar un lápiz de punta fina y cremosa; los colores abundan, pero los efectos más confiables se consiguen con los tonos entre el café medio y el oscuro, pues los demás se usan para ocasiones especiales y fiestas.

Delinear los ojos es un arte: debe hacerlo con trazos mínimos, bien pegados el uno al otro y lo más cerca posible de las pestañas, tanto de las superiores como de las inferiores. Para que un trazo nunca se vea duro, debe difuminarlo bien por medio de un palito con punta de algodón o con la yema de los dedos.

Estos son algunos consejos que puede tener en cuenta para delinear correctamente sus ojos:

• El lápiz delineador debe ser suave para que resbale sobre la delicada piel de los párpados sin tirar de ella. Cuide que siempre tenga la punta afilada para dibujar una línea precisa y limpia.

• Si le gusta el delineador líquido debe tener un pulso firme; busque ante todo uno con pincel fino. Un truco es hacer puntos pequeños a lo largo del borde del ojo y luego pasar un copito de algodón sobre la línea formada por los puntos.

• Pinte una línea paralela al párpado inferior del ojo, empezando un poco más afuera del lagrimal para delinear sólo las dos terceras partes del borde; si desea puede difuminar con un copito de algodón.

• Pinte el borde interior de los párpados inferiores, justamente detrás de las pestañas, con un tono azul; esto hará que el blanco de los ojos luzca más limpio.

• Si quiere resaltar aún más los ojos, pinte el borde interior de los párpados inferiores con un lápiz especial para los ojos; y en caso de querer profundizar más la mirada, haga más gruesas las líneas.

Las sombras añaden misterio a su mirada

Si desea añadir misterio, atracción, colorido y belleza a su mirada y a su rostro, debe hacer buen uso de las sombras; si esta no se aplican en los tonos y medidas justos, pueden acumularse en los pliegues del párpado y causar una impresión desfavorable.

A la hora de usar las sombras tenga en cuenta las siguientes indicaciones:

• El párpado superior se divide en tres: el área que se extiende de la base de las pestañas hasta el punto donde termina la cuenca del ojo; el pliegue hundido que delimita la zona del párpado, y el hueso frontal o puente que bordea la cuenca del ojo y se extiende hasta la ceja. Para aplicar diferentes tonos no olvide maquillar por separado cada una de estas tres áreas.

• La sombra en polvo permanece mas tiempo en los párpados, sobre todo si con anticipación se humedece el aplicador; las sombras en crema se secan mas rápidamente, aunque se les puede añadir una gota de agua para devolverles consistencia.

• Es inevitable que al pestañear la sombra se corra debido a la grasa natural de los párpados; por esto se aconseja aplicar un poco de talco antes de colocarla.

• Las sombras se aplican en dos capas: una clara que abarca todo el párpado hasta el hueso de las cejas, y otro más fuerte, del mismo color, para reforzar el pliegue del ojo.• Los colores son el factor primordial: dedique especial cuidado a los tonos y contrastes que piensa utilizar. Sombrear con un solo color puede resultar monótono o aburrido. En el mercado hay actualmente estuches que contienen varas gamas.

El rímel o pestañina

El rímel sigue siendo el producto cosmético que da el toque final al maquillaje. En la actualidad se pueden encontrar de diferentes colores como el azul, verde esmeralda, negro y vino tinto, y con elementos especiales para proteger y acondicionar las pestañas.

Los hay fáciles de quitar y a prueba de agua. Recuerde que una sola aplicación no basta para conseguir pestañas largas y espesas; hay que aplicar dos capas para realzar la mirada.

Las cejas: parte vital de rostro

Tal vez usted no se haya dado cuenta, pero las cejas pueden llegar a ser la gran diferencia entre unos ojos llamativos y unos ojos apagados; por esto se deben maquillar apropiadamente.

Unas cejas más cortas de lo necesario, por ejemplo, harán que sus ojos luzcan más pequeños. Al maquillar las cejas lo primero que debe hacer es quitar los vellos que sobran para destacar el arco, teniendo cuidado de no dejarlas muy finas, pues se verán poco naturales.

Mientras más oscuras y arqueadas se encuentran las cejas, mejor marco ofrecerán a sus ojos, sobre todo si estos están bien maquillados.

Nunca las afeite por que crecerán lentamente y corre el riesgo de truncar su desarrollo.

Cuando use maquille, aplique un poco de polvos sobre las cejas, píntelas suavemente con un lápiz, un rímel o un pincel y agregue sombra café para dar un efecto natural; evite que se despeinen con ayuda de gelatina o laca para cabello.

Para unas cejas perfectas; se deben tomar medidas a los lados de la nariz en forma vertical, hacia arriba con lápiz, y luego haciendo un ángulo que termine al finalizar el ojo.

Como maquillarse según su tipo de ojos

No todos los ojos son iguales ni se pueden maquillar de la misma manera, ya que se crearían efectos muy distintos a los deseados.

Por ello es necesario determinar a qué clasificación pertenecen los suyos y utilizar los métodos adecuados.

Ojos normales

Si usted tiene ojos normales, no necesita el maquillaje corrector, aunque puede delimitar mejor los contornos con un poco de pintura.

Empiece por aplicar una sombra clara sobre todo el párpado; para dar profundidad a la mirada, añada sombra oscura en la mitad exterior de este, llevándola ligeramente hacia arriba, sin llegar a las cejas. Posteriormente delinee sus ojos con un lápiz negro en el borde interior de las pestañas inferiores y termine la operación aplicando tres capas de rímel negro o marrón.

Ojos pequeños

Este tipo de ojos es fácil de manejar con la ayuda de un buen delineador, el cual permite agrandarlos si se aplica bien separado a las pestañas por medio de una línea fina tanto en el borde superior como en el inferior, pero solamente de la mitad hacia fuera.

Utilice un lápiz blanco en el borde interior de las pestañas inferiores para abrir los ojos y aplique tres capas de rímel; luego esparza sombra marfil o beige en la mitad interna del párpado y en dirección a la ceja, y sombra marrón, gris o verde oscuro en la mitad externa del párpado, también hacia la ceja y hacia fuera.

Para terminar, pinte una línea de color dentro del ojo, en la parte inferior.

Ojos caídos

Se cree que para levantar este tipo de ojos de forma almendrada o redonda y lograr el efecto deseado es necesaria gran cantidad de maquillaje. Sin embargo, todo es cuestión de aplicar de manera acertada los colores adecuados, sin excederse.

Lo ideal en este caso es utilizar sombras de tonos Intermedios (gris ahumado, café-cobre y azul grisoso) únicamente de la mitad del párpado hacia arriba, dejando limpia el área restante.

Utilice el color elegido para rellenar el párpado por medio de una sombra pegada a las pestañas y suavizando con las yemas de los dedos, siempre en dirección ascendente, hasta cubrir el ángulo externo del ojo; termine aplicando dos o tres capas de pestañina.

Para realzar este tipo de ojos puede usar pestañas postizas; si usa las pestañas de tira, recorte los extremos; y si se inclina por las de ramito, colóquelas en el centro del párpado para levantar la mirada.

Si sus cejas también se ven caídas, debe hacerlas mas rectas para equilibrar los ojos; normalmente esto se consigue eliminando algunos vellos bajo el arco y en los extremos. Es aconsejable asesorarse de una persona experta en belleza para no cometer errores que después tardarán en repararse.

Ojos redondos

Aunque al natural son muy atractivos, la idea es alargarlos para darle profundidad a la mirada; esto se logra por medio de líneas relativamente rectas, empezando desde el centro del párpado. La sombra debe ser aplicada de igual forma.

Ojos saltones

Si usted posee este tipo de ojos debe tener en cuenta tres aspectos importantes: primero, el globo ocular es muy prominente; segundo, la parte móvil del párpado es demasiado grande; tercero, la parte fija es muy pequeña; por esto debe evitar totalmente las sombras aperladas o nacaradas y los tonos claros, pues atraen la atención y destacan desfavorablemente el área. Los colores oscuros y opacos, en cambio, minimizan la zona en que se aplican.

Si esparce un tono oscuro en todo el párpado, el ojo se verá menos prominente. Enfatice luego la línea del párpado utilizando una sombra azul oscura, café o negra, dependiendo del tono de piel. Difumínela para que pase desapercibida pero logre el efecto de definir mejor el párpado.

No utilice pestañas postizas de ninguna clase a menos que tenga los ojos caídos en el extremo; si es así, puede usar las pestañas de ramita pero solamente del centro hacia fuera.

Como truco adicional, puede dar un ligero toque bajo la ceja con una sombra un poco más clara, cuidándose de que no sea blanca ni aperlada.

Ojos separados

Lo más importante en este caso es balancear el espacio que existe entre los ojos y el puente de la nariz; esto se logra aplicando en ángulo recto y de manera ascendente una sombra de tono oscuro desde el borde interno del párpado pegado al puente de la nariz; esta debe irse aclarando hacia donde termina la ceja. La sombra se debe extender igualmente bajo las pestañas inferiores, acentuándola en el centro.

Para destacar la mirada por medio del delineador, dibuje una línea muy fina de la mitad del ojo hacia adentro, llevándola hasta la esquina interna y suavizando el trazo en el lagrimal, para no demarcar las líneas.

En cuanto al rímel, se debe aplicar a lo largo de todas las pestañas haciendo énfasis en el centro para levantar y destacar esta área; no saque por ningún motivo las cejas que se encuentran cerca de la nariz; si es necesario, rellénelas en este punto.

Ojos unidos

Si sus ojos corresponden a esta clasificación, evite los tonos oscuros cerca de la nariz. El maquillaje debe empezar con la aplicación de una sombra clara, no nacarada, en la zona del párpado pegada a la nariz, de la mitad hacia adentro, y una más oscura, de la mitad hacia fuera. Con este mismo tono oscuro enfatice la línea del párpado pero sin llegar al extremo interno.

Posteriormente prolongue la sombra por fuera del ojo hasta debajo de las pestañas inferiores, realzando de la mitad hacia fuera. Es importante aplicar el rímel destacando la mitad externa del ojo para llamar la atención hacia esta área.

Para separar más los ojos elimine algunos vellos del comienzo de las cejas; esto les dará mayor amplitud; si las cejas son cortas, complete el arco con lápiz.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!