Uso de la Medicina Regenerativa en Estética

La Medicina Regenerativa, conocida también como Ingeniería de Tejidos o Terapia Celular es la que favorece la reparación celular, lo que busca que el cuerpo se mantenga joven y sano.

La regeneración de las células busca que el organismo repare los tejidos dañados, a nivel de estética se usa para reducir arrugas finas y profundas, reponer el volumen perdido por el paso del tiempo, tonificar la piel y mejorar su elasticidad, combatir y prevenir el fotoenvejecimiento y mejorar la luminosidad de la piel. Incluso este tratamiento también es usado para reducir las ojeras oscuras.

De esta manera, los usos de la Medicina Regenerativa se pueden aplicar a zonas como la cara, cuello, escote y manos obteniendo resultados de manera natural. Como también es usada para reponer el volumen perdido, se usa en zonas como glúteos, pantorrillas, brazos y piernas.

La Medicina Regenerativa trabaja con las células madre de cada organismo, las plaquetas trabajan sobre los tejidos dañados provocando su autoreparación, gracias a la estimulación de fibroblastos.

Estos, son tomados inicialmente en una pequeña biopsia, preferiblemente de tejidos adiposos que es donde se concentra un gran número de células madre, pueden ser del abdomen, glúteos o muslos, esta muestra es remitida al laboratorio donde serán expandidos in vitro hasta alcanzar más de 20 millones de células para aplicaciones futuras.

El procedimiento consiste, en aplicar estas células en las zonas a tratar a través de micropunciones, mayor cantidad en áreas más dañadas. Aunque cada paciente es diferente, el mínimo de sesiones requerido es de 3 teniendo intervalos de 3 a 6 semanas entre cada aplicación; se requiere anestesia local y no tiene contraindicaciones en la piel.

La Medicina Regenerativa, conocida también como Ingeniería de Tejidos o Terapia Celular es la que favorece la reparación celular, lo que busca que el cuerpo se mantenga joven y sano.

La regeneración de las células busca que el organismo repare los tejidos dañados, a nivel de estética se usa para reducir arrugas finas y profundas, reponer el volumen perdido por el paso del tiempo, tonificar la piel y mejorar su elasticidad, combatir y prevenir el fotoenvejecimiento y mejorar la luminosidad de la piel. Incluso este tratamiento también es usado para reducir las ojeras oscuras.

De esta manera, los usos de la Medicina Regenerativa se pueden aplicar a zonas como la cara, cuello, escote y manos obteniendo resultados de manera natural. Como también es usada para reponer el volumen perdido, se usa en zonas como glúteos, pantorrillas, brazos y piernas.

La Medicina Regenerativa trabaja con las células madre de cada organismo, las plaquetas trabajan sobre los tejidos dañados provocando su autoreparación, gracias a la estimulación de fibroblastos.

Estos, son tomados inicialmente en una pequeña biopsia, preferiblemente de tejidos adiposos que es donde se concentra un gran número de células madre, pueden ser del abdomen, glúteos o muslos, esta muestra es remitida al laboratorio donde serán expandidos in vitro hasta alcanzar más de 20 millones de células para aplicaciones futuras.

El procedimiento consiste, en aplicar estas células en las zonas a tratar a través de micropunciones, mayor cantidad en áreas más dañadas. Aunque cada paciente es diferente, el mínimo de sesiones requerido es de 3 teniendo intervalos de 3 a 6 semanas entre cada aplicación; se requiere anestesia local y no tiene contraindicaciones en la piel.

 

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!