Las Radiaciones Electromagnéticas: Efectos sobre la Salud

Radiaciones Electromagnéticas efectos salud

En el mundo moderno, vivimos rodeados de aparatos electrónicos que emites radiaciones electromagnéticas constantemente. Esto ha sido objeto de debate durante muchos años, con argumentos que indican que estas ondas pueden causar estragos a la salud. Sin embargo, también existen evidencias que muestran lo contrario y que suelen ser bastante seguras.

A continuación podrás conocer toda la verdad sobre la radiación electromagnética y que tanto puede afectarte de forma negativa.

¿Qué son las radiaciones electromagnéticas?

Las radiaciones electromagnéticas consisten en un proceso en el cual se emite energía en forma de ondas y partículas en determinado espacio. Por lo general, existen dos tipos de radiaciones, las ionizantes y no ionizantes. Las ionizantes son aquellas que son inofensivas para el ser humano, ya que no rompe los enlaces atómicos.

Dentro de este grupo entra la radiación electromagnética, que comprenden ondas de radio, microonda e infrarrojo.

Estas ondas no ionizantes son un tipo de radiación electromagnética a la que nos exponemos casi a diario. Por otra parte las ionizantes son aquellas que pueden romper los enlaces atómicos y causan daño a la salud de las personas.

Suelen dividirse en ondas alfa, beta y gamma y la exposición a esas pueden poner en peligro la vida de cualquier ser humano.

Efectos negativos de las radiaciones electromagnéticas en el cuerpo

Se tiene conocimiento que la radiación electromagnética puede llegar a afectar el cuerpo humano. Sin embargo, son pocas las veces que estas pueden llegar a dañar al organismo de forma considerable.

En ocasiones los cambios que se producen pueden llegar a ser más bien positivos en cuanto al aspecto biológico. A pesar de esto, en ciertas ocasiones estas ondas electromagnéticas pueden hacer que se salgan del rango normal. (Lea También: Síndrome de la Cara Vacía: el fenómeno psicológico que ocurre al dejar de usar el tapabocas)

Es entonces cuando se pueden llegar a tener efectos negativos en el cuerpo si se usan de forma demasiado prolongada. Algunas patologías no tan graves asociadas a esto pueden ser la fatiga, problemas de visión y de crecimiento.

En contadas ocasiones se ha dado el caso de que puedan producir esclerosis, pérdidas de memoria y algunos tipos de cáncer en el cuerpo. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que en la mayoría del tiempo este tipo de ondas electromagnéticas son inofensivas.

¿Se puede reducir la radiación electromagnética?

Si bien no son muchos los estudios que apoyan la idea de que los equipos electrónicos y electrodomésticos afectan la salud, aún existen ciertas dudas. Incluso algunos estudios apuntan a que los efectos negativos de la radiación electromagnética pueden aparecer hasta 20 años luego de la exposición. Por esto es importante reducir estos niveles a los que nos exponemos diariamente y que cada vez es más difícil de evitar.

Aunque no se puede eliminar por completo la exposición a radiación electromagnética, hay ciertas cosas que puedes aplicar en tu vida diaria para reducirlas:

  • Desconecta completamente los equipos electrónicos que no uses para que emitan ningún tipo de radiación electromagnética.
  • Apaga el Bluetooth y cualquier otra red de tu teléfono cuando vayas a dormir para que no afecte tu sueño negativamente.
  • Aléjate del horno de microondas cuando vayas a calentar algo en el para evitar cualquier contacto con las ondas que emite.
  • Por lo general los niños y mujeres embarazadas suelen ser más propensos a sufrir los efectos de estas ondas electromagnéticas. No obstante, son la población que más precauciones deben tener para evitar cualquier efecto secundario.
  • Debes tomar en cuenta colocar electrodomésticos y aparatos que emitan algún tipo de radiación no ionizante en lugares apartados. De esta forma podrás reducir significativamente la exposición diaria a estas.
  • En cuanto a aparatos con pantallas como los televisores y computadoras es necesario estar separados por al menos 50 cm de distancia.
  • Los niños no deberían utilizar teléfonos ni dispositivos electrónicos, debido a que son más propensos a sufrir efectos negativos por la radiación electromagnética. Esto se debe a que están en una edad en desarrollo donde pueden absorber estas ondas hasta un 50% con mayor intensidad.
  • Finalmente, el cableado eléctrico debe estar siempre bajo tierra o en superficies aisladas. Esto ayudará a evitar interferencias y los campos magnéticos que causa el paso de la corriente.

Aspectos a tener en cuenta sobre la radiación electromagnética

En la gran mayoría de países existen estándares internacionales de medición de radiaciones no ionizantes. Esto se hace por precaución y para evitar que las personas estén expuestas constantemente a este tipo de radiación electromagnética.

No obstante, es importante destacar la dificultad que existe actualmente para evitar lugares con este tipo de radiofrecuencias. Por lo tanto, lo que se puede hacer es tomar medidas de prevención básicas para evitar problemas.

Solo de esta forma podrás protegerte lo más posible de los efectos nocivos de las radiaciones electromagnéticas. Ten en cuenta que aunque las posibilidades de sufrir alguna patología son bajas, el riesgo puede incrementarse con la exposición prolongada.

Autor: Mariluz

Más Temas de Bienestar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!