¿Por qué es bueno Perdonar?

Por qué es bueno Perdonar

Hay momentos en la vida donde debemos plantearnos si somos perfectos, o si por el contrario estamos lejos de serlo. Aprender a reconocer que cometemos errores, en ocasiones nos permite ver la vulnerabilidad de otros a cometerlos. Sabiendo esto ¿por qué es bueno perdonar? ¿Es verdaderamente sano para cada individuo perdonar a los demás?

¿Qué es el perdón?

El perdón es uno de los valores más fundamentales del ser humano. Pero además de fundamental, tiende a ser el más complejo de poner en práctica.

El perdón es aquella acción a través de la cual se aceptan las disculpas y el arrepentimiento de alguien que, en algún momento, ha llevado a cabo una acción (intencionada o no) que nos ha perjudicado de alguna u otra manera.

Algunos expertos indican que el perdón, o más precisamente perdonar, involucra el cambio de un conjunto de conductas destructivas voluntarias contra aquel quien ha hecho daño por conductas de carácter constructivo que procuran sanar la relación entre ambos individuos.

¿Por qué es bueno perdonar?

Esta, es una interrogante que puede tener varias respuestas. Esto es porque perdonar puede tener varios aspectos positivos desde diversos puntos de vista.

De hecho, la ciencia ha descrito al perdón como la fuente de diversas ventajas que pueden cambiar la vida de la persona que lo otorga. Incluso, si se lo ve desde el punto de vista religioso o psicológico, el perdón puede ser sumamente beneficioso. Los siguientes, son algunos de los beneficios que puedes encontrar en el perdón:

El perdón nos llena de bondad

Así es, el perdón nos convierte en personas más bondadosas. Esta es de hecho una de las formas en las que el perdón influye en nuestras vidas.

Aprender a perdonar y, en líneas generales hacerlo, nos ofrece una perspectiva mucho más amplia de las relaciones humanas, y nos permite ser más tolerantes y conscientes con nuestro entorno. (Lea También: Rumiaciones ¿Por qué no podemos dejar de pensar en algunas cosas?)

El perdón tiene un poder liberador

Cuando llenamos nuestra vida de rencor, comenzamos a llevar una carga que extiende el sufrimiento por un error del pasado.

De esta misma manera, somete a la persona que se equivocó a una ira extendida y al sufrimiento de cargar con la culpa. Siendo así, el perdón tiene un poder profundamente liberador, tanto para la persona que otorga el perdón, como para la persona que es perdonada.

Nos ayuda a comprender que no somos perfectos

Tal como se mencionó en un principio, saber reconocernos imperfectos, es una manera maravillosa de comprender que quienes nos rodean tampoco lo son. Es esa misma cualidad de estar en constante aprendizaje, lo que a menudo nos hace víctimas de cometer errores (errores de los que no estamos exentos).

Es fundamental, para nosotros como individuos asumir la realidad de nuestra imperfección para reconocer que en cualquier momento, cualquiera se puede equivocar.

El perdón tiene efectos terapéuticos

Aunque no lo creas, esto es una realidad. Profesionales de la psicología han encontrado que el perdón puede tener un efecto terapéutico tanto a nivel físico como a nivel mental.

Todo esto porque nos permite reconocer por qué somos susceptibles a lo que nos han hecho y porque permite detectar el rencor como una fuente de sufrimiento, estrés y preocupación.

Pero ¿Qué hay que considerar al momento de perdonar?

Algunas personas permanecen renuentes a perdonar porque consideran que esto tiene mayor beneficio para la otra persona que para sí mismos.

Aunque esto puede parecer un pensamiento egoísta, hay algunas premisas que pueden ayudarte a ver el perdón desde otro punto de vista.

  • No se trata de olvidar: Muchas veces el perdón se asocia con el olvido y la verdad es que esto se aleja un poco de la realidad. Si bien con perdonar no estás obligado a olvidar lo que ha pasado, sí se trata de una oportunidad de aprender de lo que viviste y de cómo desarrollar tu persona ante esas situaciones.
  • Es una forma de liberación: El perdón, como se mencionó anteriormente, es liberador. Te permite desechar de tu vida emociones negativas como el odio, el rencor, la frustración y todas aquellas emociones destructivas que te harán llevar una vida de sufrimiento.
  • No se trata de aceptar lo inaceptable: El perdón no es la bienvenida para acciones inaceptables que puedan dañar severamente tu autoestima o tu paz. Ni mucho menos como ya lo hemos recalcado, olvidar lo que han hecho. Perdonar es poner un punto y aparte entre tu vida y las emociones negativas.

El perdón es importante, incluso para ti

Todos nos podemos equivocar alguna vez, incluso tú. Saber que no somos perfectos, te permite reconocer que no estamos exento de cometer errores, con esto, nos es más fácil aceptar la idea de perdonar, tanto para beneficio propio, como para los demás.

Más Temas de Bienestar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!