La llegada de un hijo suele ser en la gran mayoría de los casos, un enorme motivo de felicidad. Sin embargo, y como es de esperarse cuando un hijo fallece, el dolor suele ser demasiado profundo y difícil de superar. La muerte es algo con lo que, a pesar de que sabemos que existe, es algo complejo de soportar, así que es válido preguntarse cómo enfrentar la pérdida de un hijo. Los siguientes son algunos consejos que pueden ayudarte a afrontar esta cruda situación.

¿Cómo enfrentar la pérdida de un hijo?

No importa cuál haya sido la causa de su muerte, el dolor suele ser absolutamente profundo. Indistintamente de si eres un padre o una madre, el sufrimiento que la muerte de un hijo puede producir puede llegar a ser tremendamente desgastante e incluso hacer imposible cualquier actividad diaria. Si estás atravesando por esta difícil situación, ve los siguientes consejos y tómalos en cuenta:

Aprende a identificar las etapas del duelo

Cuando fallece un hijo comienza un duro proceso lleno de emociones conocido como duelo. Este, se comprende en cinco etapas: la negación, la culpabilidad, la negociación, la depresión y finalmente, la aceptación.

En la primera etapa, la negación, puedes experimentar la idea de que lo que estás viviendo en realidad no está sucediendo. Algunos padres por ejemplo, pueden continuar con la rutina normal involucrando al hijo fallecido, preparándole de comer, alistando su ropa, etcétera. Identificar que estás atravesando por esta primera etapa, puede ayudarte a actuar con coherencia.

Llegada la culpabilidad, reconocerás la realidad, pero experimentarás un profundo sentimiento de culpa, aquí es cuando debes aceptar que no es tu culpa, que no podías evitar lo que sucedió. A continuación aparece la negociación, una etapa igualmente difícil donde de alguna manera querrás “recuperar” de alguna manera a tu hijo. Podrás darte cuenta de que estás en esta etapa por su cualidad de ser irracional.

En este punto, comienzas a experimentar la depresión, te das cuenta de que no va a volver y te sumerges en la tristeza, será cuestión de tiempo para que aceptes lo que estás viviendo y que tu hijo ha trascendido.

Desahógate

Permítete expresar lo que estás sintiendo, deja que tus emociones fluyan y sobretodo no trates de contener lo que estás experimentando. Necesitas momentos para vivir tus sentimientos, por lo que si tienes ganas de llorar no debes evitar hacerlo. Comprende que la tristeza que estás sintiendo es algo normal, y que también es normal que tengas ganas de llorar.

Comprende que es un proceso que toma tiempo

El sufrimiento que estás experimentando puede ser insoportable e imposibilitante, no obstante, debes comprender que es un proceso que toma algo de tiempo, y que luego de haberlo superado todo volverá a la normalidad. No trates de apresurar las cosas, ni mucho menos intentes esconder lo que sientes anhelando una nueva realidad. Simplemente deja que todo fluya y que siga su curso normal. (Lea También: ¿Cómo superar la Dependencia Emocional?)

Apóyate en tus seres queridos

Si estás con tu pareja es una buena idea que compartas con ella lo que estás sintiendo, recuerda que no eres el único que está sufriendo. Conversa lo que sientes y permite que se desahogue. También puedes hablarlo con tus seres queridos, haz esto cada vez que sientas que es necesario.

Busca ayuda profesional

Si sientes que la situación es más grande que tú, o sencillamente estás estancado y no puedes avanzar, siempre es buena idea buscar ayuda profesional. Puede que sea el mejor paso que puedes dar para comenzar a afrontar la nueva realidad que tienes que vivir. El profesional podrá ayudarte a través de terapia y medicación controlada.

Todos viven el duelo de manera distinta

La verdad es que no hay una fórmula secreta sobre cómo superar la pérdida de un hijo, ya que todos pueden vivir este proceso de una manera distinta. Recuerda que el duelo es algo muy personal y que algunas personas pueden sobrellevarlo de mejor o peor manera. Los consejos que te dimos pueden ayudarte a afrontar esta situación. Sin embargo, no son infalibles. Si sientes que esto es más grande que tú, siempre puedes recurrir a la ayuda de un profesional y conseguir el alivio que estás buscando.

Compartir:

CLIC AQUÍ Y DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!