¿Cómo superar la Dependencia Emocional?

Dependencia Emocional

Las relaciones con otras personas pueden convertirse en un auténtico calvario si tu felicidad depende de alguien más. Esta situación puede volverse cada vez más aguda y hacerte sentir que no serás feliz si no tienes a alguien a tu lado. ¿Cómo superar la dependencia emocional? Esa es la pregunta que nos encuentra en esta oportunidad, y trataremos de darte la respuesta con nuestra investigación.

La dependencia emocional, una forma de infelicidad

Cuando te encuentras en una situación donde sientes que no serás feliz si no estás con alguien en específico, te encuentras en medio de la dependencia emocional. Bajo estas circunstancias el apego y la baja autoestima tienen un papel fundamental, básicamente te sientes incapaz de experimentar la felicidad de no ser por alguien más.

¿Cuáles son las causas de la dependencia emocional?

Un conjunto de factores pueden influir en el que una persona sea dependiente emocional. Como mencionamos anteriormente tanto el apego emocional como la baja autoestima pueden ser los detonantes para su aparición. Inseguridades personales como el miedo a la soledad y la desconfianza, pueden dar paso a una profunda dependencia.

Esto puede derivar en una extrema necesidad de mantener el control, de manejar todo lo que sucede e incluso controlar las relaciones, volcando sobre las personas con las que se mantiene una relación la responsabilidad sobre la propia felicidad, esto resulta en la percepción de la imposibilidad de ser feliz de no ser por alguien más.

Es evidente que una persona que transite por esta situación sufre en demasía, al saberse vulnerable, y al vivir con miedo de ser abandonado por la persona a la cual “debe” su felicidad.´ (Lea También: ¿Qué hacer si descubres una infidelidad?)

¿Soy dependiente de alguien más?

Hay muchas maneras de detectar cuando estás dejando tu felicidad en manos de alguien más, dale un vistazo a los siguientes rasgos y determina si te identificas con alguno de ellos:

  • Miedo a estar solo: No soportar la idea de estar solo, e incluso tener miedo de estarlo es una clara señal de que requieres de alguien más para estar en tranquilidad.
  • Querer complacer a todos: No querer decir que no y desear la aprobación de todos, además de ser desgastante es una manera de detectar que tu felicidad depende de terceros.
  • No tienes confianza en ti mismo: No te sientes capaz de superar determinadas situaciones, o te sientes incapaz de afrontar ciertas circunstancias, solo te sientes seguro si alguien más está a tu lado.
  • Sigues en relaciones infelices: Te sientes completamente dependiente de tu pareja y eres incapaz de abandonar la relación por miedo a la soledad, incluso si eso significa ser infeliz.

¿Cómo superar la dependencia emocional?

Superar la dependencia emocional es posible, el camino puede parecer largo y difícil pero lograr ver una salida puede ser eso que necesitas para cambiar tu vida. Los siguientes son algunos consejos que puedes aplicar para superar esta compleja situación:

Aprende a decir “no”

Aunque en algún punto pensar en decir no puede parecerte algo complicado, verás que es muy liberador poder tener autoridad sobre tus decisiones y dar una respuesta negativa cuando no quieres hacer algo. Será cuestión de tiempo para asimilar que no debes complacer a todos y que eso no te hace mala persona.

Fortalece tu autoestima

Una baja autoestima es una de las principales razones por las que una persona se ve involucrada en relaciones caracterizadas por la dependencia. Trabajar en ti mismo puede ayudarte a reconocer lo que vales como individuo y ayudarte dejar de lado el depender de alguien más para ser feliz.

No te hagas demasiada expectativa con los demás

Tal vez una de las razones por las que dependes de otras personas es porque creas expectativas demasiado irreales. Hacerse altas expectativas con otras personas no solo es desgastante, sino que además puede hacerte daño cuando te encuentres cara a cara con la realidad. Mantener la ilusión sobre algo que no existe puede lastimarte profundamente, por lo que lo ideal es que afrontes la realidad con madurez.

Asiste a terapia

El primer paso es reconocer que estás en medio de un problema. Saber que la dependencia no es sana para ti, te permite avanzar. Si lo que percibes es que a pesar de tus esfuerzos no puedes superar la situación, quizás asistir con un profesional pueda ser la solución que necesitas.

Hay vida más allá de la dependencia emocional

Dejar a un lado todo lo que te ata a la idea de que tu felicidad depende de alguien más no es fácil, pero más allá de todo el dolor que esto representa, hay infinidad de maneras de descubrirte a ti mismo y comprender que solo tú eres el responsable de tu felicidad. Los consejos que te hemos dado son apenas algunas estrategias que puedes poner en práctica para salir adelante, después de eso te espera un mundo de libertad e independencia emocional.

Más Temas de Bienestar AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!