Columna del Especialista Invitado: Médico del Hombre, Medicina de Género

Por: Fabio Sánchez Escobar
Ginecólogo- Endocrinólogo

El permanente desarrollo de la medicina actual ha hecho necesario la existencia de las especialidades y sub-especialidades, con miras a dar una mejor solución a los problemas médicos de los pacientes a costa de su fragmentación. El cual termina siendo examinado y tratado por múltiples especialistas y en donde pocas veces existe un médico coordinador del proceso.

Es por ello que se hace necesario recuperar al médico que evalúe y maneje integralmente al paciente, en el pasado este papel era desempeñado por el médico general. Pero desgraciadamente, desde la implementación de la Ley 100 hace 13 años. Este papel lo ha ido perdiendo como consecuencia de la disminución del tiempo de atención, pérdida de autonomía para la toma de decisiones, limitación para la solicitud de exámenes y para la prescripción de medicamentos.

El cambio en la pirámide poblacional está llevando a un progresivo aumento de las personas mayores como consecuencia del aumento en la expectativa de vida, y por ende un incremento en la morbilidad para este grupo. Son personas que requieren ser evaluadas como un todo y de acuerdo con las características propias de su género. Pues tanto el hombre como la mujer presentan patologías diferentes. Varían las dosis de los medicamentos que necesitan, requieren exámenes y medicamentos específicos.

Esto exige implementar la educación en salud haciendo énfasis en la “Medicina de Género”. Preparar especialistas que estén en capacidad de manejar integralmente a estos pacientes: hombres y mujeres.

Actualmente es un reto para Internistas y Urólogos:

El manejo integral y personalizado de hombres y mujeres en las diferentes etapas de sus vidas, desde la niñez hasta la vejez. Teniendo en cuenta las diferentes esferas que los constituyen como un ser biopsicosocial y espiritual. Que necesitan de una orientación y dirección que posibilite trabajar en forma interdisciplinaria sin atomizarlos.

Los avances de la medicina actual y la constitución de equipos interdisciplinarios no han sido ajenos a urólogos y ginecólogos. Quienes trabajan mancomunadamente con el fin de solucionar los problemas de nuestras mujeres con mayor eficiencia en el servicio. Es por ello que invito a los urólogos para que se apropien de la “Medicina de Género”, que involucre al hombre como un todo. Tanto individual, como en pareja, familia y sociedad, que asuman el liderazgo y logren obtener el calificativo de Médico del Hombre, de quien tanta necesidad tenemos actualmente.

Los problemas de los hombres no pueden reducirse al control de la patología del árbol urinario y genital y de su respuesta sexual. Es muy importante conocer el estado de salud general, los factores de riesgo, su estado psico-emocional. Su situación de pareja y su papel en la familia y la sociedad, convirtiéndose en médicos que integren al hombre en un todo, que estén en capacidad de orientar. Dirigir y proteger y no se limiten sólo al tratar una patología, esto dará calidad al servicio y al paciente calidad de vida.

Ver más Revistas de Urología

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!