Ponencia de la Federación Comunal de la Guajira el Problema de la Nutrición Infantil

Dr. Adelso Enrique Gámez Solano
Presidente Federación Comunal de la Guajira

Nota de la Redacción: En días pasados, con motivo de la primera reunión de Presidentes de las diferentes Regionales de la Sociedad Colombiana de Pediatría, llevada a cabo en Bogotá, y en la que se discutieron un sinnúmero de temas relacionados con el devenir de la Sociedad, tanto a nivel nacional como regional y las diferentes actividades que cada una de ellas realiza en sus respectivas jurisdicciones, se presentó esta ponencia que, por considerarla de enorme interés para todos nuestros lectores, los pediatras y demás profesionales, quisimos publicarla en nuestra Revista, con el objeto de que todos la conozcamos, defendamos y, sobre todo, pongamos en práctica en todo su alcance, para beneficio de nuestra infancia.
El objetivo de la puericultura es fomentar el desarrollo físico y mental del niño, para que llegue a ser un adulto normal que ocupe su debido lugar en la sociedad.

Si el pediatra no fija bien en su pensamiento este ideal, fracasará en sus propósitos. Los pediatras no deben limitarse con una esfera limitada de actividad, sino luchar por la salud infantil y por la solución del más grave problema del presente siglo: El hambre mundial.

La malnutrición y sus consecuencias son el más grave problema del pediatra actual y, es lamentable que en un mundo lleno de riquezas hayan niños que mueran de hambre.

Son muchas las razones para que esto suceda: 1) La desigual distribución de la tierra cultivable; 2) La locura política y el egoísmo que hacen descuidar el potencial de producción y distribución de alimentos; 3) La perpetuación de creencias atávicas que niegan la aceptación de alimentos nutritivos seguros, continuando con las “mazamorras” y combinando la leche con distintas fórmulas de propaganda de la radio y la televisión; 4) La inadecuada educación sanitaria de las masas en los fundamentos de una dieta balanceada; 5) La aceptación de la pobreza y la ignorancia como demasiado extensas para ser vencidas.

La solución del hambre es, ante todo, moral y espiritual y, sólo en segundo lugar, técnica. La alimentación deficiente afecta al niño física, moral e intelectualmente. Estos niños dan coeficientes intelectuales bajos y, a veces, con retardo mental permanente, lo que representa un serio problema en un mundo en el que tanta importancia tienen las facultades mentales.

Para resolver tal situación se recomienda: 1) Fomentar la lactancia materna, en especial en las gentes más pobres; 2) Hervir el agua; 3) Alimentación adicional, durante y después del primer año; evitando las contaminaciones bacterianas (Higiene); 4) Enriquecimiento de ciertos alimentos comunes con proteínas de Bajo Costo (Bienestarina); 5) Dado que el número creciente de madres que trabajan influye en la alimentación infantil, se requiere una mayor atención de los hogares comunitarios por parte del ICBF, ojalá bajo la supervisión estricta de Pediatras Puericultores; 6) Aumentar la producción de alimentos mediante campañas de divulgación de métodos agrícolas, ganaderos, avícolas, producción de huevos (huertas caseras); 7) Practicar una reforma agraria en forma y un presupuesto nacional apropiado para este fin, aumentar medios de transporte y vías para sacar alimentos; 8) Evitar pérdidas, con almacenamiento adecuado; 9) Control de la natalidad; 10) Fomentar la cooperación y armonía para tratar de vivir en paz, y utilizar en esta noble campaña los dineros que se malgastan en armas.

El niño bien alimentado puede satisfacer sus aspiraciones de goce, educación y bienes culturales.

En países en vía de desarrollo La desnutrición proteico – calórica infantil es una patología prevalente, constituyendo una causa importante de muerte en niños de 1 a 5 años.

Si los organismos se convencieran de esto (¿O es que acaso no lo saben?), mejoraría ostensiblemente la atención para la población infantil, al impedir la desviación de los recursos económicos hacia fines suntuarios, burocráticos y administrativos. Más aún, si algún día se convencieran que este, y otros problemas relacionados con la salud, no se aliviarán llevando un médico y una tonelada de alimentos a los pobres, sino elevando sus condiciones de vida, proveyéndolos de adecuada nutrición, agua potable, alcantarillado y adecuada eliminación de excretas, que serían los únicos medios valederos para disminuir la desnutrición.

Por ahora, seguiremos en la lucha contra ese monstruo de mil cabezas, con la certeza de que al menos que se nos dé una ayuda eficiente, finalmente sucumbiremos ante él. Que Dios nos bendiga.

SOLUCIÓN: Resumiendo este panorama esbozado en términos claros y concretos quiero exponer las soluciones probables, de acuerdo a nuestro criterio:

1. Solicitar a la UNICEF su ayuda y ofrecer nuestra colaboración para la ejecución de nuestro gran problema, a través de los mecanismos que esta institución crea conveniente.

2. Proponiéndole a todos los Alcaldes y Gobernantes esta inquietud para que todos la apoyen decididamente y, en forma programática y como meta, para cumplir con el concepto de ATENCIÓN PRIMARIA EN SALUD.

3. Proponer a través de los Servicios de Salud la vinculación directa de los Pediatras Puericultores, en el manejo de los programas del Bienestar Social, Comfamiliar y el ICBF, para que estos organismos cumplan en forma científica con sus principios básicos.

4. Buscar la forma, a través de la UNESCO, para formar parte del “Comité de protección de la Infancia”, así como del “Comité de Nutrición”.

CONCLUSIÓN: sabemos que todo este programa amerita un notable apoyo logístico; pero estamos seguros que aunando voluntades y deseos de servicio, como líderes auténticos de nuestras comunidades, nos permitirá cumplir a cabalidad nuestros propósitos.

Esperamos que nuestra inquietud tenga la acogida que merece, para así poder contribuir a la construcción de la NUEVA COLOMBIA “la Guajira con Carbón sin Desnutrición”.

Un buen medidor del desarrollo de los pueblos es, sin lugar a dudas, el grado de atención a los niños.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!