Guía de Manejo en Niños con Transplante Renal, Evaluación del Donante

Se define donante a la persona que durante su vida o después de su muerte, ya sea por su voluntad o la de sus deudos, se le extraen componentes anatómicos con el fin de utilizarlos para trasplantes en otra persona o con objetivos terapéuticos.

La donación se presume de conformidad con el artículo 2 de ley 73 de 1988, cuando una persona durante su vida se haya abstenido de ejercer el derecho de oponerse a que se extraigan de su cuerpo órganos o componentes anatómicos después de su fallecimiento, si dentro de las 6 horas siguientes a la ocurrencia de la muerte cerebral o antes de la iniciación de una autopsia medico legal, sus deudos no acreditan su condición de tales ni expresan su oposición en el mismo sentidos1.

1. Donando cadáver

En Estados Unidos el 70% de los transplantes son de cadaver11, en México la relación es opuesta, y en Colombia aproximadamente el 50% de los casos son de donante vivo relacionado y el 50% de donante cadavérico.

Se considera probable donante al sujeto con diagnostico de muerte cerebral, libre de enfermedades infecciosas o neoplástica. Estos pacientes deben mantenerse con signos vitales estables, con presión arterial media normal que garantice una adecuada perfusión renal, en algunas ocasiones se requiere el uso de inotrópicos para mantener estos riñones bien perfundidos.

El diagnóstico de muerte cerebral según el artículo 9 del capitulo I del decreto 1172 de 1989, es el fenómeno biológico que se produce en una persona cuando en forma irreversible se presenta en ella ausencia de las funciones de tallo cerebral, comprobado por examen físico.

Para ello se tiene en cuenta:

  • Ausencia de respiración espontánea.
  • Pupilas persistentemente dilatadas.
  • Ausencia de reflejos pupilares a la luz.
  • Ausencia de reflejos corneano.
  • Ausencia de reflejos oculovestibulares.
  • Ausencia de reflejo faríngeo.

 

El diagnóstico no se podrá efectuar si el paciente presenta una de estas condiciones.

  • Alteraciones tóxicas o metabólicas reversibles.
  • Hipotermia inducida

 

La muerte cerebral, no debe tener modificación dentro de las 6 primeras horas después de haber realizado el diagnóstico. Si hay donación previa y con posterioridad al primer diagnóstico se demuestra ausencia del flujo sanguíneo al encéfalo, no será necesario esperar las seis horas.

Este diagnóstico y su comprobación debe ser realizado por dos o más médicos no interdependientes y que no formen parte del grupo de transplante, uno de los cuales debe ser Neurólogo. Las actuaciones médicas sobre el particular se irán inscritas en la historia clínica correspondiente indicando la fecha y hora de las mismas y dejando constancia de su resultado, así como del diagnóstico definitivo. (Articulo 13 del Capitulo II).

La donación de órganos o su oposición debe ser expresada en alguno de los siguientes documentos: instrumento norarial, documento privado autenticado legalmente o documento privado suscrito ante dos sujetos hábiles.

2. Donante vivo

El transplante de órgano o componentes anatómicos de personas vivas requiere (Articulo 35, capitulo I, titulo III, Decreto 1172 en 1989):

  • Que el donante sea mayor de edad y no este privado de libertad.
  • Que no haya compensación económica ni en dinero ni en especies.
  • Que la donación sea en forma voluntaria, libre y consciente.
  • Que no tenga alteraciones mentales que afecten su decisión.
  • Que el transplante sea practicado cuando en concepto de los médicos responsables del paciente y los demás métodos terapéuticos destinados a mejorar las condiciones del enfermo hayan resultado ineficaces.
  • Que donante y receptor sean informados sobre la imposibilidad de conocer con certeza la totalidad de los riesgos por situaciones imprevisibles.
  • El receptor o acudiente exprese su consentimiento por escrito.

 

Actualmente los transplantes se efectúan de riñones obtenidos de familiares o no familiares. Es preferible de familiares en línea directa (padres, hermanos o tíos), quienes deben cumplir las siguientes características:

  • Buen estado de salud física y mental.
  • Edad comprendida entre 18 y 50 años.
  • Compatibilidad.

 

En la evaluación del posible donante debe incluirse una historia clínica completa y ciertos paraclínicos que garanticen ausencia de enfermedad:
Hematológico: Cuadro hemático, pruebas de coagulación.

Hepático: Transaminasas, bilirrubinas, proteínas totales y deferencias.

Endocrinológico: Glicemia, colesterol, triglicéridos y lipoproteínas.

Renal: Parcial de orina, urocultivo, electrolitos séricos. Urea, ácido úrico, creatinina, depuración de creatinina en orina de 24 horas (dos muestras diferentes).

Infecciones: Debe descartarse SIDA, hepatitis ByC y citomegalovirus.

Otros: Electrocardiograma, rayos X de tórax urografía excretona y angiografía renal.

Evaluación psicológica: Es importante ver las expectativas del donante, sus relaciones con el receptor y motivaciones para la donación

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!