In Memoriam Dr. Fernando Serrano Serrano

Dr. Fernando Serrano SerranoFernando Serrano Serrano partió, a consecuencia de complicaciones resultantes de su penosa enfermedad; hasta poco tiempo antes de su muerte, continuaba con su práctica privada, con gran entusiasmo y dedicación, compartiendo con cariño y amor sus enseñanzas para quienes tuvimos el gusto de conocerlo y disfrutarlo.

Nació el 11 de marzo de 1923 en Bucaramanga, se graduó en la primera promoción de médicos de la naciente Pontificia Universidad Javeriana; ingresó a las filas de sanidad del ejército nacional, donde su entusiasmo e interés por el manejo del paciente amputado, lo llevaron a continuar su formación en el Hospital Naval de Oakland (California), bajo la sabia instrucción del doctor Thomas J. Canty y posteriormente, ya de vuelta a su patria, fundó el Servicio de amputados y prótesis del Hospital Militar en 1958, pionero de la especialidad en Colombia.

Continuó su servicio en esa institución, ocupando diferentes posiciones directivas, pero nunca olvidando su razón de ser, la medicina, y contribuyendo con amor y dedicación, a aliviar el dolor de muchos seres necesitados. Con el paso de los años vino su retiro con el grado de Coronel, y continuó su labor como consultante de las clínicas de amputados y líder intelectual y espiritual de muchas actividades de su profesión, así como en su práctica privada.

Fue también miembro activo de la SCCOT y organizaciones como la SLAOT y la ISPO donde hasta el momento de su muerte era presidente de ISPOCOL, filial colombiana de dicha organización.

Para sus colegas, fue un buen científico, amigo generoso, que siempre estuvo presto para tender su mano en las situaciones difíciles; para sus pacientes el consuelo físico y espiritual que lo hacían un verdadero médico de cuerpos y almas; para su familia, el padre siempre presente para guiarnos, seguir su luz y su consejo, estricto pero generoso en todas sus actuaciones, amoroso y sincero siempre, fueron las enseñanzas que nos dejó y que nunca olvidaremos.

¡Vas a hacer mucha falta!

Dr. Fernando Serrano Bonito
Santa Fe de Bogotá, D.C., febrero de 2000

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!