Agregar testosterona a la Terapia Estrogénica aumenta la función sexual en las mujeres después de una Ooforectomía

Menopausia al Día

Addition of testosterone to estrogen and replacement therapy in oophorectomized women: effects on sexuality well.

Flöter A, Nathorst-Böös J, Carlström K, Von Schoultz B

Después de una ooforectomía bilateral, la adición de testosterona a la terapia estrogénica TE, mejora la función sexual de las mujeres a un grado mayor que la TE sola, de acuerdo a este estudio randomizado, controlado con placebo, doble ciego, y cruzado de Suecia. Un total de 50 mujeres entre 45 y 60 años se asignaron a 24 semanas de valerato de estradiol oral (2 mg/día) combinada con undecaonato de testosterona (40 mg/día) o placebo. Los resultados fueron basados en varios índices y cuestionarios también como la concentración de niveles de hormonas en el suero. Al final del estudio, los puntajes totales en la escala de McCoy (McCoy Sex Scale) fueron significantemente mayores para ambos tratamientos, aunque las recipientes de testosterona tenían un efecto mayor. La terapia estrógenos-testosterona tenía un significantemente mejor efecto que la TE sola en varios puntos de la escala de McCoy: Disfrute satisfacción con frecuencia de actividad sexual e interés en sexo. La testosterona aumenta significativamente sobre la línea de base varios ítems, incluyendo pensamientos eróticos y fantasías, deseo, frecuencia de orgasmo durante la relación sexual e interés en el sexo; sin embargo, la diferencia entre los grupos no fue significante. Ambos grupos de tratamiento tuvieron mejorías similares en los cuestionarios de bienestar psicológico y de autoestima. Las recipientes de testosterona también tenían un aumento significativo de los niveles séricos de hormonas comparadas con las de solo TE, indicando la necesidad de monitorizar regularmente postniveles de andrógenos, de acuerdo a los autores.

Evidencia Nivel I

Comentario. Este bien diseñado estudio muestra que la adición de 40 mg de undecaonato de testosterona a la terapia estrogénica provee mejoría adicional de la función sexual en mujeres con menopausia quirúrgica, sobre la terapia estrogénica sola. Ambos grupos de tratamiento (estrógenos más placebo y estrógenos más undecaonato de testosterona), mostraron mejoría comparados con la línea de base en la composición del escore de la escala sexual de McCoy, la cual mide la percepción de los participantes en varios aspectos de satisfacción, goce, deseo, excitación, orgasmo, lubricación vaginal y dolor. Mientras esto podría ser un efecto placebo, el hallazgo más pertinente es que la adición de undecaonato de testosterona mejora significativamente el escore compuesto de la escala sexual de McCoy, cuando se compara con el grupo de estrógenos más placebo. Puesto que los cálculos de poder se hicieron con el escore compuesto de esa escala solamente, uno podría interpretar una falta de chance o diferencia entre los tratamientos para cualquiera de los dominios dentro de la escala. Lo mismo es cierto para cualquier hallazgo de la escala Psychological General Well- Being o el cuestionario de autoestima usado en este estudio. Estas dos mediciones fueron mejoradas en ambos tratamientos comparados con la línea de base (el cual podría haber sido efecto placebo); sin embargo, no se encontraron diferencias entre los grupos de tratamiento. Por lo tanto, este estudio no puede ser usado para hacer recomendaciones de ninguna clase relacionada con la adición de undecaonato de testosterona en términos de calidad de vida o autoestima. En términos de la práctica clínica, este estudio confirma que el adicionarle testosterona a un régimen de TE postmenopáusico mejora la función sexual sobre los estrógenos solos. También ilustra sobre la necesidad de monitorizar los niveles de testosterona cuando se usa undecaonato de testosterona, con especial seguimiento de aquellos que desarrollan niveles suprafisiológicos.

Jeanne Leventhal Alexander, MD,
FABNP, FRCPC
Director, Northern California Kaiser Permanente Medical Group
Psychiatry Women’s Health Program
Executive Director, Alexander Foundation (nonprofit) for Women’s Health
Voluntary Assistant Clinical Professor of Psychiatry, Stanford University
Oakland, CA

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!