El Gabapéntin mejora los Fogajes

Menopausia al Día

Gabapentin’s effects on hot flashes in postmenopausal women: a randomized controlled trial. Obstet Gynecol 2003; 101: 337-345

Guttuso T JR, Kurlan R, Mcdermott MP, Kieburtz K

Gabapéntin (Neurontina) una droga antiepiléptica, puede reducir la frecuencia de fogajes en mujeres menopáusicas, de acuerdo a este estudio randomizado, doble ciego, controlado con placebo. Un total de 59 mujeres postmenopáusicas han experimentado siete o más episodios de fogajes por día, recibieron 900 mg/día de gabapéntin o placebo. Después de 12 semanas de tratamiento, las 30 mujeres en el grupo de gabapéntin tenían una reducción del 45% en la frecuencia de los fogajes y 54% de reducción en el puntaje compuesto (frecuencia y severidad combinadas) comparadas con los valores basales. La diferencia también fue significativa cuando se comparaba con el grupo placebo, quienes tenían reducciones de 29% y 31% respectivamente. Los efectos adversos fueron reportados en 15 pacientes (50%) que recibieron gabapéntin comparado con 8 (28%) en los recipientes de placebo. Cuatro mujeres en el grupo de gabapéntin y una en el grupo placebo se retiraron del estudio por los efectos secundarios, primariamente somnolencia y mareos, los cuales fueron los principales efectos secundarios del gabapéntin vistos en este estudio. (También fueron los principales efectos secundarios vistos en los ensayos en epilépticos). En una extensión abierta del estudio en el cual la dosis pudo ser incrementada a 2. 700 mg/día, los recipientes de gabapéntin tuvieron una reducción del 54% en la frecuencia de los fogajes y un 67% en los puntajes compuestos de fogajes comparado con la línea de base.

Evidencia Nivel I

Comentario. En este estudio doble ciego, randomizado de 12 semanas con gabapéntin 900 mg/día, los autores informan de reducción en la frecuencia y severidad de los fogajes comparados con placebo. Notablemente 4 de 30 mujeres en el grupo de gabapéntin se retiraron por los efectos secundarios intolerables. Durante la continuación del estudio en una modalidad abierta y marcada, a las mujeres se les permitió aumentar o disminuir la dosis, y alrededor del 25% de ellas permanecieron en 900 mg/día o menos. Interesantemente el ánimo y la salud general no cambian con la administración de gabapéntin, sugiriendo una acción selectiva sobre los fogajes. Este estudio pequeño, pero cuidadosamente conducido, implica que el gabapéntin puede ser una alternativa terapéutica a las modalidades corrientes de tratar el síntoma menopáusico, particularmente en mujeres severamente afectadas.

Nanette Santoro, MD
Professor and Director
Division of Reproductive Endocrinology
Department of Obstetrics,
Gynecology and Women’s Health
Albert Einstein College of Medicine
Bronx, NY

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!