La Osteoporosis como un Problema de Salud Pública

Discusión

La osteoporosis se ha considerado como un problema de salud pública y la disminución en la medición de la densidad mineral ósea como un potente predictor de riesgo de fractura10.

Diferentes estudios experimentales y longitudinales han mostrado la pérdida gradual de la DMO a medida que avanza la edad11-12.

Esta pérdida ocurre por un imbalance entre la resorción y formación: aumento de la resorción con normal o reducción de la formación o normal resorción con reducción de la formación. En la postmenopausia existe una pérdida acelerada de hueso trabecular con disminución de los cuerpos vertebrales y fracturas espontáneas.

Esta pérdida se desacelera unos 10 a 15 años después de la menopausia pero a nivel de fémur continua13.

Dentro de las técnicas más comúnmente utilizadas se ha impuesto la densitometría con energía dual de Rx(DEXA):

La cual ha servido para evaluar la densidad mineral ósea (masa ósea) a nivel de cuerpo total, columna lumbar, cadera y antebrazo14. Una de las ventajas de esta técnica es que su rayo de luz más potente permite un mejor rastro y una resolución e identificación más confiable de los límites vertebrales. El error de reproductibilidad in vivo es del 0.4% e in vivo del 2%.

Como método para predecir el riesgo de fractura la sensibilidad con 1 DS es del 38%, para 2.5 DS del 52% y la especialidad es del 98 y 100% respectivamente 15. En el presente estudio los datos muestran unos valores tanto para columna como para fémur dentro de límites normales para su edad y que fue motivo de una publicación16.

El observa que la DMO aumenta en forma proporcional16. El observar que la DMO aumenta en el grupo formal proporcional a medida que se incrementa el IMC siendo significativamente mayor en fémur que en columna, confirma en nuestro medio la evidencia descrita por otros autores17.

Contrario a esta evidencia e independencia del concepto de pico de masa ósea, factores genéticos y otros, las mujeres por factores ambientales o nutricionales que cursan con aumento de peso, su densidad mineral ósea también se encuentra independiente del área geográfica Holanda18, Japón19 o China20.

Merece anotar que cuando se utiliza el IMC en una población general y en este caso en mujeres pre y postmenopáusica el promedio se mantiene dentro de límites normales21, haciendo imperioso el poder clasificarla en el presente estudio se tiene un grupo del 10% de mujeres delgadas con IMC < 20, menor DMO como se ha descrito en otros estudios8, 22.

Las causas de pérdida ósea en las mujeres delgadas puede ser multifactorial:

Desde los factores genéticos, nutricionales (bajo aporte calórico, proteico, ingesta de calcio), ambientales (ejercicio, estado socioeconómico). Estado de sus función ovárica como los períodos prolongados de amenorrea, hiper-prolactinemia, exceso de ejercicio, anorexia nerviosa. Fármacos como el uso de agonista de la GNRH, o las pacientes que reciben corticoides para su lesión artrítica23-24. El haber detectado un 10% de nuestras mujeres que llegan a la menopausia por debajo de los límites normales del IMC, sería recomendable buscar su etiología e iniciar un manejo preventivo desde la consulta ginecológica.

La obesidad es citada con frecuencia como un factor protector contra la osteoporosis. Sin embargo, la distribución de esta grasa es un factor de riesgo para diabetes mellitus, colelitiasis, hipertensión, enfermedad cardiovascular, cáncer de útero y mamá25.

Estudios de corte longitudinal con DEXA han encontrado que en mujeres postmenopáusicas existe un aumento de grasa total de cuerpo en un 20%11, 26. Estudios prospectivos no han encontrado un incremento del peso después de la privación estrogénica, aún con terapia hormonal de reemplazo27-28.

De estos estudios se deduce que durante la postmenopausia hay un aumento de masa grasa que se deposita a nivel abdominal, con una disminución en la grasa magra en un 3.78% a los 3 años después de la última regla25.

El presente estudio confirma lo expresado por otros autores donde la densidad mineral ósea aumenta con el peso26-27 y plantea la necesidad de hacer estudios prospectivos sobre el estado nutricional metabólico en el grupo.

El estado socioeconómico podría ser uno de los factores condicionantes de la osteoporosis:

Ante la baja ingesta de calcio y proteínas. El presente estudio no pudo demostrar estas diferencias observándose que la densidad mineral ósea a nivel lumbar se mantiene en ambos grupos excepto en la de sobrepeso25-30.

A nivel de fémur en el grupo 2 (bajo recursos) muestra un aumento mayor en la DMO, con diferencias significativas entre las normales y las pacientes con sobrepeso.

Datos previos no publicados por la sección de nutrición del hospital informan que este grupo maneja una proporción mayor de hidratos de carbono frente a proteínas y grasas, dieta baja en calcio. Valdría la pena profundizar en este tópico dado los cambios metabólicos que se presenta en pacientes con sobrepeso y el riesgo de fractura a largo plazo.

En resumen podemos afirmar que la densidad mineral aumenta proporcional al índice de masa corporal con una proporción significativamente mayor a nivel lumbar en pacientes de estatus socioeconómico bajo.

Ver más Revistas de Menopausia, CLICK AQUÍ

Bibliografía

  • 1. Burckardt P. The peak bone mass concept. Clin Rehumatol 1989; 8 S: 16-21.
  • 2. Notelovitz M. Osteoporosis screening, prevention and management. Fertil Steril 1993; 59: 707 – 724.
  • 3. Riggs BL, Melton LJ. Medical Progress: involutional osteoporosis. N Engl Med 1986; 314: 1676 – 1686.
  • 4. Bonjour J Ph, Theiniz G, Law FD et al. Peak bone mass. Osteoporosis Int 1994; 4:
  • 5. Aloia JF, Vaswani A, Flaster E. To what extent is bone mass detemined by fat-free or fat-free or fat mass? Am J Clin Nutr 1995; 61: 1110-1114.
  • 6. Reid IR, Plank LD, Evans MC. Fat mass is an important determinant of whole and body bone density in premennopausal women but no in men. J Clin Endocrinol Metab 1992; 75: 779-782.
  • 7. Longoope C, Baker R, Johnston Jr CC. Androgen and estrogen metabolis, relationship to obesity. Metabolism 1986; 35: 235-237.
  • 8. Davies KM, Pearson PH, Hugemann CA. Reduced bone mineral in patient with eating disorders. Bone 1990; 11: 143-147.
  • 9. Baschrach LK, Gido D, Katzman D et all. Recovery from osteopenia in adolescent gins with anorexia nervosa. J Clin Endocrinol Metab 1991; 72: 602-606.
  • 10. Riggs BL, Walhner HW, Seeman E et al. Changes in bone mineral density of the proximal femur and spine with aging. J Clin invest 1982; 70: 716-723.
  • 11. Lindsay P, Cosman F, Herrington DS et al. Bone messend body composition in normal women. J Bone Miner Res 1992; 7: 55-63.
  • 12. Stevenson JC, Lees B, Devenport M et all. Determinants of bone density in normal women: risk factors for future osteoporosis? BMJ 1989; 298: 924-926.
  • 13. Greespan SL, Maitland LA, Krasnow MB et all. Femoral bone progresses with age in elderly women. J Bone Miner 1993; 8S: 147.

Referencias

  • 14. Diagnostic and Therapeutic Assessment (DATTA). Measurement of bone density with dual xray absorptiometry (DEXA) J Am Med Assoc 1992; 267: 286-294.
  • 15. Duboeuf F, Jergas M, Schott AM et al. A comparison of bone densitometry measurements of the central skeleton in post-menopausal women with and without vertebral fracture. BJR 1995; 68: 747 -753.
  • 16. Villegas JG, Onatra W, Sánchez J et al. Estudio comparativo de Densitometría en Santafé de Bogotá, en dos poblaciones diferentes. Rev Col Meno 1996; 1: 96-97.
  • 17. Marcus R, Greendale G, Blunt BA et al. Correlates of bone mineral density in the postmenopausal estrogen – progestin interventions trial. J Bone Miner Res 1994; 9: 1467-1476.
  • 18. Erdtsiek RJ, Pols HA, Algra D et al. Bone mineral densitry in healthy dutch women: spine and hip measurements using dual-energy Xray absorptiometry. Neth J Med 1994; 45:198-205.
  • 19. Tsunenani T, Yamada S, Kawakatsu M et al. Menopause related changes in bone mineral density in Japanese women: a longitudinal study on lumbar spine and proximal femur. Calcif Tissue Int 1995; 56: 5-10.
  • 20. Kao CH, Chem CC, Wang SJ. Normal data for lumbar spine bone mineral content in health elderly Chinese: influences of sex, age, obesity and ethnicity. Nucl Med Commun 1994; 15: 916-920.
  • 21. Garton M, Martin J, New S et al. Bone mas and metabolism in women age 45-55.
  • 22. Vetter U, Dragun K, Boehles HJ. Bone mineral density in children and adults with constitucional delay of growth and puberty. J Boner Miner Res 1983; 85: 458.
  • 23. Prior JC, Vigna YM, Schecheter MT et al. Spinal bone loss ovulatory disturbances. N Engl J Med 1990; 323: 1221-1227.

Fuentes

  • 24. Kroger H, Honkanen R, Saarikoski S et al. Decreased axial bone mineral density in perimenopausal women with theumatoid arthritis a population based study. Ann Rheum Dis 1994; 53: 18-23.
  • 25. Aloia JF, Vaswani A, Russo L et al. The influence of menopause and hormonal replacement therapy on body cell mass and body fat mass. Am J Obsted Gynecol 1995; 172: 600-896.
  • 26. Ley CJ, Lees B, Stevenson JC. Sex and menopause associated changes in body-fat distribution. Am J Clin Nutr 1992; 25: 950-954.
  • 27. Tonkelaar ID, Seidell JG, van Noord PAH et al. Fat distribution in relation to age, degree of obesity, smoking habits, parity and estrogen use: a cross-seccional study in 11825 Dutch women participanting in the DOM-projet. Int J Obes 1990; 14: 753-761.
  • 28. Kaye SA, Folsom AR, Solter JY et al. Association of body mass and fat distribution with sex hormone concentrations in postmenopausal women. Int J Epidemiol 1991; 20: 151-156.
  • 29. Rico H, Revilla M, Hernández ER et al. The relationship of total body mineral (TBBMC) to anthropometric variables in postmenopausal women and contribution of chronological age and years since menopause to TBBMC loss. Clin Rheumatoln 1993; 12: 475-478.
  • 30. Aguado F, Revilla M, Hernández ER et al. Behavior of bone mass measurements dual energy xray absorptiometry total body bone content, ultrasound bone velocity and computed metacarpal radiogrammetry, with age, gonadal status and weight in healthy women. Invest Radiol 1996; 31: 218 -222.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!