Los antioxidantes no son efectivos para prevenir cáncer gastrointestinal (GI)

Menopausia al Día

Antioxidant supplements for prevention of gastrointestinal cancers: a systematic review and meta-analysis. Lancet 2004;364:1219-1228.

Bjelakovic G, Nikolova D, Simonetti Rg, Gluud C.

Evidencia Nivel III (metaanálisis)

Datos publicados de estudios clínicos muestran que los suplementos con antioxidantes no solamente no previenen cánceres gastrointestinales (GI), sino que actualmente aumentan la mortalidad total de esos cánceres, de acuerdo con este metaanálisis de Dinamarca. Se incluyeron en el análisis, datos de 14 estudios aleatorizados, controlados, con más de 170.000 hombres y mujeres (promedio de edad 55 años).

Resultados combinados para el uso de suplementos, incluyendo vitaminas A, C y E, beta-carotenos y selenio (solos o combinados) mostraron que no había efectos significativos en la reducción de cánceres de esófago, estómago, colon, páncreas o hígado. Comparado con el placebo, el riesgo cumulativo combinando fue (RR) 0,96 (IC 95%, 0,88-1,04). Además, resultados combinados de 7 estudios considerados de alta calidad mostraron que los antioxidantes aumentaban significativamente la mortalidad (RR, 1,06; IC 95%, 1,02-1,10). Usando los suplementos fueron considerados individualmente, no se observaron efectos significantes. Sin embargo, la incidencia aumentada en mortalidad, se encontró por la combinación de beta-carotenos y vitamina A (RR, 1,29; IC 95%, 1,14-1,45) como también por beta-carotenos y vitamina E (RR, 1,10; IC 95%, 1,01-1,20). La única evidencia positiva de prevención de cáncer fue reportada para el selenio, con una disminución del 51% (IC 95 0,36-0,67) en 4 estudios que evalúan este suplemento.

Comentario. Un meta-análisis deriva su poder para identificar los patrones de hallazgos dentro de un cuerpo de investigación de su estrategia de agrupar estudios similares. Los estudios incluidos por Bjelakovic y sus colegas, sin embargo, son muy diversos en términos de agentes, combinaciones de agente, dosis, longitud de tiempo del consumo de un suplemento, características de una población, y tipos de cáncer. No hay justificación biológica en el soporte que los “antioxidantes” son teóricamente intercambiables o que los diversos cánceres GI son suficientemente parecidos que puedan estar en una categoría uniforme. Como tal, la conclusión de los autores que los antioxidante (excepto posiblemente el selenio) no parecen tener mucho efecto o que son dañinos sobrepasan sus datos.

Este informe y otros, tales como el reciente meta-análisis del efecto de la vitamina E [Miller Ann Intern Med 2004] refuerzan el hecho de que ni los investigadores, ni los clínicos ni el publico sabe suficiente acerca de los efectos de los suplementos dietéticos para garantizar el consumo de megadosis de esos suplementos.

Lo que se necesitan son estudios completos que incluyan un buen número de individuos de una población bien definida y correlación biológica para entender como los suplementos influyen en la salud, tales como los 35.000 participantes en Selenium and vitamin E Cáncer Prevention Trial (SELECT), [Klein J Urol 2001] el cual investigó los efectos de los suplementos sobre el cáncer de próstata. Hasta que los resultados de tales estudios se conozcan, los mejor, como mucho en la vida, es moderación.

Carolyn Gotay, PhD
Professor
Cancer Research Center of Hawaii
University of Hawaii
Honolulu, HI

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!