Editorial, Veinticinco Años Historia y Significado de Aniversario

MONICA BEJARANO1

El cumpleaños de una persona es el aniversario de su nacimiento. Esta celebración se remonta a la época de los sumerios, quienes lo festejaban una vez al mes por la lectura que hacían del tiempo –para ellos, un año era un mes del calendario actual–. Posteriormente, los egipcios lo utilizaron como una forma de alegrar las jornadas interminables de trabajo para impedir sublevaciones por parte de los esclavos; sin embargo, el faraón, alrededor del año 3000 a. C., decidió cambiar el calendario sumerio y, de esta forma, quedó establecido que el rito de la celebración de los cumpleaños fuera una vez al año.

Los cumpleaños nacen dentro del dominio de la magia y la religión. Se creía que los espíritus malignos eran atraídos hacia las personas que cumplían años y para protegerlos del mal, los amigos y familiares acompañaban a la persona ese día, hacían una fiesta, lo felicitaban, le deseaban buenos pensamientos y le daban regalos.

En Egipto y, más tarde en Babilonia, se celebraba el cumpleaños de los varones de la realeza, pero era tabú celebrar el de niños y mujeres. Sólo el rey, la reina o los varones nobles de muy alto rango tenían reconocida la fecha en la que nacieron y conmemoraban anualmente esta fiesta.

En Grecia se celebraba tan sólo el de la cabeza de familia y, a partir de los persas, con reputación de ser los grandes reposteros de la antigüedad, se incorporó un pastel especial, elaborado con harina y miel, redondo como la Luna, a semejanza de las costumbres de los devotos de Artemisa en el siglo III, quienes encendían velas de cera formando un círculo, puesto que las velas representaban la luz lunar, la irradiación de la diosa hacia la Tierra, para proteger al homenajeado durante un año.

Por siglos, la Iglesia Católica cesó por completo la celebración del cumpleaños porque la consideraba reliquia de las prácticas paganas y, por esta razón, la declararon inapropiada. Se pasó de conmemorar la vida –a la que venían a sufrir oprimidos, perseguidos y martirizados por judíos y paganos– a festejar el paso a una vida mejor, puesto que la muerte era la auténtica liberación, el paso al paraíso eterno. Contrario a la creencia popular, eran los días de la muerte de los santos los celebrados, y no el del nacimiento.

En el año 245 d. C. un grupo de historiadores cristianos trató de fijar la fecha exacta del nacimiento de Cristo, pero la Iglesia católica consideró sacrílega esta investigación, proclamando que sería pecaminoso celebrar el nacimiento de Cristo como si fuese un faraón. Sólo hasta el siglo IV d. C., cuando se instauró la tradición de la Navidad, los cristianos también festejaron sus propios cumpleaños uniéndose al de su Salvador. En el siglo XII, las parroquias de toda Europa registraban ya los nacimientos de sus habitantes y las familias tomaban esas fechas para las celebraciones anuales de cumpleaños.

Un aniversario es la fecha en que se cumple un número de años exacto desde un suceso importante o el inicio de un proyecto común. Entre los aniversarios personales, la fecha de la boda es uno de los más populares. Desde que se instauró la tradición de entregar a los esposos un regalo en cada uno de sus aniversarios de boda, cada año los obsequios están confeccionados con diferentes materiales, progresando de los más frágiles a los más sólidos, simbolizando la mayor fortaleza de la relación conforme pasan los años.

Cuenta la historia que la tradición se originó en la Alemania medieval en la que si una pareja de casados lograba celebrar el vigesimoquinto aniversario de su boda, la esposa recibía como presente una corona de plata, para felicitarlos por la buena fortuna de haber prolongado la vida de pareja y haber disfrutado de una relación armoniosa. Este aniversario fue desde entonces conocido como las bodas de plata.

Otros relatan que, según la mitología griega, hubo una vez una pareja de dos jóvenes enamorados cuyos padres no les permitían verse por sus diferencias sociales. Desesperado y sin saber qué hacer, el joven le rezó a la diosa del amor, Afrodita, para que los ayudara a escapar y la diosa se le presentó para indicarle una aldea custodiada por ella misma a la que podían huir para alejarse de todas las personas que quisieran hacerles daño. Diez años después, el hermano menor de la joven se presentó para cumplir una promesa de su padre, quien había muerto de tristeza por el abandono de su hija, pero cegado por el odio con el que había crecido, fue a su propia hermana a quien asesinó. En ese momento, el joven enamorado llegó y en un acto de venganza entró a uno de los templos de Afrodita para robar una espada que era toda hecha de plata. El joven desconsolado pero alimentado por su odio, persiguió durante años al verdugo de su amada, hasta que 25 años después del acontecimiento logró cumplir con su venganza, clavándole la espada en el corazón, en nombre de su mujer, para luego retirarse del lugar y clavarse una daga del mismo material en su pecho, rogando a Afrodita que lo llevara junto a su amada. Así surge la tradición de hacer regalos para las bodas de plata, hechos con este metal, debido a que la espada y la daga de plata fueron los elementos que sellaron un pacto de amor eterno entre dos enamorados.

La Revista Colombiana de Cirugía inició sus publicaciones en mayo de 1986 por iniciativa del doctor Mario Rueda Gómez (q. e. p. d.) y, desde entonces, ha tenido una emisión trimestralininterrumpida, y con este número orgullosamente festejamos nuestras bodas de plata.

Durante estos cinco lustros, la revista se ha dedicado a difundir información sobre las experiencias e investigaciones en el área quirúrgica, realizadas en su mayoría por cirujanos nacionales, esforzándose por mantener los más altos estándares de calidad, lo que la ha llevado a ser incluida en varios índices médicos, entre ellos Publindex/Latindex, LILACS, SciELO, SIIC e Imbiomed.

Consideramos que las fiestas de cumpleaños son una oportunidad más para departir con los amigos y la familia, razón por la cual la Junta Directiva de la Asociación Colombiana de Cirugía quiso reunir al Comité Editorial de la Revista Colombiana de Cirugía con sus autores, revisores y lectores en esta fecha tan especial.

Retomando la historia de El señor de los anillos, una novela de fantasía épica escrita por el legendario filólogo británico John Ronald Reuel Tolkien (1892- 1973), que comienza con la noticia de la celebración del 111º cumpleaños de Bilbo Bolsón en la Comarca, quisimos seguir la costumbre de los Hobbit de dar regalos en vez de recibirlos, y hacer hoy un valioso obsequio a todos ustedes, la recopilación en un videodisco de todos los artículos publicados en estos veinticinco años, para facilitarles su consulta.

Esperamos que se sientan tan complacidos con esta magna celebración como lo estamos todos los que de una u otra forma hemos colaborado con la Revista Colombiana de Cirugía en este primer cuarto de siglo, sobre todo aquellos que aportaron con sus escritos un grano de arena en particular.

Felices bodas de plata para todos ustedes.

Correspondencia:

MÓNICA BEJARANO, MD
Correo electrónico: [email protected]
Cali, Colombia.


1 Editora asociada, Revista Colombiana de Cirugía. Cirujano general, Clínica Rafael Uribe Uribe; magíster en epidemiología; docente de cirugía general, Universidad libre Seccional Cali.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!