Más Allá de las Pandemias

Artículo de Reflexión

Beyond the pandemic

Robin G. Prieto O.

El SARS-CoV-2, denominación que proviene de las siglas en inglés para “Síndrome Respiratorio Agudo y Grave” (SARS) y “Coronavirus 2” (CoV-2), es un virus de la familia Coronavirus, que está causando la enfermedad COVID-19 (Coronavirus disease of 2019). Aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) prefiere utilizar el término “Emergencia de salud pública de importancia internacional”, el pasado 11 de marzo declaró a la infección causada por el SARS-CoV-2 como una pandemia, después de que los casos superaban los 118.000 en todo el mundo.

A lo largo de la historia han acaecido muchas pandemias. La primera de la que se tiene noticia es la “Peste Antonina”, que ocurrió entre los años 165 y 180 en el imperio romano, luego del regreso de las tropas que habían combatido en el medio oriente. Se cree que fue producida por el virus de la viruela o el sarampión y cobró la vida de unos 5 millones de personas, ocupando el séptimo lugar en relación al número de muertes causadas.

Según la OMS y la enciclopedia británica, las 5 pandemias que más muertes han causado son: la peste negra (años 1347-1352) con 200 millones de muertes, la viruela (año 1520) con 56 millones de muertes, la gripe española (años 1918-1919) con 40-50 millones de muertes, la plaga de Justiniano (años 541-542) con 30-50 millones de muertes, y el VIH/SIDA (desde el año 1981- a la actualidad) con 25-35 millones de muertes 1.

Hasta hace poco, el ébola ocupaba el lugar 17 entre las pandemias que más muertes han causado (11.300), pero ya ha sido superado en número de muertos por el COVID-19 que a 10 de abril ha causado más de 100.000 muertes 2, a sabiendas de que aún falta por venir el pico de mortalidad en gran parte de Latinoamérica.

En Colombia, la primera epidemia de la cual se tiene noticia ocurrió en el año de 1514 en “Santa María Antigua del Darién”, primer asentamiento en tierra firme durante la época de “la conquista”, que al parecer se trató de una gripe porcina y cobró la vida de por lo menos 700 personas. A mediados de ese mismo siglo (XVI) llegó a Colombia la lepra, procedente de Europa, y el número de enfermos se incrementó con la llegada de los esclavos africanos.

En el año de 1558, se registró en Colombia la primera epidemia de viruela, enfermedad que fue oficialmente erradicada del país en 1962 3. Durante 1918 y 1919, la gripe española causó la muerte de más de 3000 personas en nuestro pais, especialmente en los departamentos de Cundinamarca y Boyacá 4. Y no se puede dejar de mencionar epidemias que aún nos afectan como cólera, dengue, paludismo, fiebre amarilla, sífilis, enfermedad de Chagas, leishmaniasis, influenza, tuberculosis y SIDA, entre otras.

En su libro: “El mejor cuidado posible: la búsqueda  de un médico para transformar el cuidado hasta el final de la vida” 5, el doctor Ira ByocK cuenta:

“Hace años, un estudiante le preguntó a la antropóloga Margaret Mead cuál consideraba ella que era el primer signo de civilización en una cultura. El estudiante esperaba que Mead hablara de anzuelos, ollas de barro o piedras de moler. Pero no. Mead dijo que el primer signo de civilización en una cultura antigua era un fémur que se había roto y luego sanado. Mead explicó que, en el reino animal, si te rompes una pierna, mueres. No puedes huir del peligro, ir al río a tomar algo o buscar comida. Eres carne de bestias que merodean. Ningún animal sobrevive a una pierna rota el tiempo suficiente para que el hueso sane. Un fémur roto que se ha curado es evidencia de que alguien se ha tomado el tiempo para quedarse con el que se cayó, ha vendado la herida, le ha llevado a un lugar seguro y le ha ayudado a recuperarse. Mead dijo que ayudar a alguien más en las dificultades es el punto donde comienza la civilización”.

Las pandemias han diezmado dramáticamente la civilización a lo largo de la historia. Ante la situación que estamos viviendo, son muchos los sentimientos que han aflorado: el miedo es uno de ellos, pero también ha aflorado el sentimiento de hermandad, de solidaridad. Estamos ante una gran oportunidad, a pesar de credos, ideologías, o tendencias, de vencer nuestros miedos para enfrentar esta pandemia unidos y salir adelante, para seguir trabajando en lo que sabemos hacer bien, para ayudar a sanar a los enfermos y así poder preservar nuestra civilización, nuestra sociedad, nuestra comunidad, nuestras familias.

Vamos a cuidar el hueso roto de nuestro hermano, hasta que sane. ¡Después…ya veremos!

Palabras clave: COVID-19; virus del SRAS; coronavirus; infecciones por coronavirus; epidemias; pandemias; civilización; solidaridad.

Keywords: COVID-19; SARS virus; coronavirus; coronavirus infections; epidemics; pandemics; civilization; solidarity.

Ver más Revistas de Cirugía, CLICK AQUÍ

Referencias

Autor

Robin G. Prieto O. Editor asociado

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!