Artículo Científico: Los Trastornos del Pensamiento y las Enfermedades Psicosomáticas

Académico Dr. Alfonso Sánchez Medina
“Existen enfermedades que no pueden tratarse sino a través de la mente”
Platón, en “Carmides”

Resumen

Apartir de un enfoque médico-psicoanalítico se plan tean las principales teorías psicosomáticas relacionadas con el proceso del pensar. El aspecto clínico se ilustra mediante seis historia les de pacientes con trastornos psicosomáticos tratados mediante un enfoque psicoanalítico.

Al llevar a cabo una integración entre las teorías de otros autores con las propias, se busca dilucidar algunos de los mecanismos psicológicos que intervienen en el proceso por medio del cual un sentimiento reprimido tiende a convertirse en un trastorno psicosomático. Se concluye que un afecto depresivo reprimido es el frecuente generador de estas afecciones. Esta represión tiene que ver con una falla en la relación de la madre con el hijo durante los primeros años, que impide el desarrollo adecuado del proceso para elaborar los pensamientos-palabras, deficiencia que requiere ser corregida por la acción psicoterapéutica.

El enriquecimiento del diálogo médico-paciente, es esencial para enfrentar adecuadamente estos trastornos.

Palabras claves: medicina psicosomática, psicoanálisis, simbolización, pensamiento, lenguaje, depresión, alexitimia, relación madre-bebé.

Introducción

La vigencia e importancia progresiva de la medicina psicosomática en el campo general de la medicina, se ha evidenciado en el aumento de las sociedades y publicaciones científicas dedicadas al tema, así como en el hecho que los estudios epidemiológicos al respecto (1) (2) indican que tanto la depresión como las enfermedades psicosomáticas constituyen uno de los problemas sanitarios mas importantes y que el mayor índice de incapacidad a nivel mundial lo ocasionan los trastornos depresivos, de acuerdo a Joynt (3). Esta trascendencia condujo a que el “Board of Medical Specialties” de los EE.UU., aprobara en el año 2003 una nueva subespecialidad de la psiquiatría que denominó “Medicina Psicosomática” (4).

La patología, estrechamente ligada a la enfermedad psicosomática, es un hecho que no solo ocupa uno de los primeros puestos epidemiológicos en nivel mundial, sino que sus costos económicos son bastante altos. La Asociación Psiquiátrica Americana encontró que en 1998 los pacientes afectados de esa patología en EE. UU. alcanzaron la cifra de 17 millones y los cos tos que generaron fueron calculados en 43 billones de dólares (5).

El propósito de este trabajo es plantear desde el punto de vista médico-psicoanalítico algunos aspectos de la relación existente entre el desarrollo y funcionamiento de la capacidad de pensar y la génesis de la enfermedad psicosomática. A raíz de mi experiencia en pacientes con diversas alteraciones clasificables como enfermedades psicosomáticas, he observado la íntima relación que existe entre el funcionamiento del pensar y la aparición del trastorno orgánico.

Esta experiencia la he corroborado en diversas publicaciones y se han propuesto varias hipótesis sobre el por qué de esta interrelación.

El presente es un nuevo aporte personal al estudio de los trastornos del pensamiento y en general sobre la función del pensar, interés que había sido motivo de una anterior publicación (6), en el que me referí a un tipo particular de trastorno, el pensamiento perverso.

Mediante una breve reseña bibliográfica cronológica desde Freud en 1895 hasta Dickens et al. En 2004, haré una correlación entre estas teorías con al gu nos casos clínicos personales y unos comentarios integra torios de índole teórico-clínico para finalmente sugerir algunas conclusiones.

La integración de conceptos médicos y psicoanalíticos es una tarea compleja debido a que las observaciones puramente médicas se basan en experiencias objetivamente observables, en cambio lo psicoanalítico se fundamenta en la experiencia clínica con pacientes tratados mediante psicoanálisis o psicoterapia, hecho difícil de cuantificar en forma taxativa. Así como se pue de evaluar cada vez con mayor precisión una tomografía, valorar un sentimiento como la angustia, es una ardua tarea por el grado de subjetividad que con lleva esta operación.

En el presente trabajo me referiré únicamente a los trastornos somáticos en cuya génesis se encuentra un componente psíquico. En la actualidad la clasificación de los desórdenes psiquiátricos llamada DSM IV R, agrupa estas entidades como “Trastornos somatomorfos”, sin embargo el término “psicosomático” ha sido usado en forma preferente en la literatura científica del siglo XX como en lo que va corrido del siglo XXI. Otra palabra frecuentemente usada es “somatización” que significa convertir en somático un conflicto psicológico.

En síntesis, el propósito de este escrito es llevar a cabo una integración entre los conceptos vigentes de la medicina con algunas contribuciones psicoanalíticas, entre ellas, algunas personales, con el objeto de dar un aporte a la mejor comprensión de los trastornos psicosomáticos.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!