La teoría cuántica y la percepción extrasensorial

Si bien la teoría cuántica se inició en el año 1927 con los postulados de Max Planck, Albert Einstein, Niels Böhr, Erwin Schrödinger, Wolfgang Pauli, Max Born, David Bohm, Louis de Broglie y Werner Heisenberg; obviamente con ella se rompió el clasicismo de la física de ese entonces y así se llegó a otras explicaciones de principios de causalidad por el comportamiento de las partículas y las funciones de onda.

Niels BohrFigura 82. Niels Bohr. Fue un físico danés que realizó contribuciones fundamentales para la comprensión de la estructura del átomo y la mecánica cuántica, ganó el Premio Nobel de Física en 1922. Ref: tomado de https://es.wikipedia.org/wiki/Niels_Bohr

Es necesario puntualizar que las realidades físicas cambian según se vayan descubriendo las operatividades de las energías y las masas; también podemos considerar verdades microscópicas o nanoscópicas por el comportamiento cuántico en unidades mínimas; por lo tanto, lo que aparece en una época o lo que se descubre más adelante, no es, o solamente será una probabilidad de acuerdo al campo de probabilidad de la observación y del cálculo que pueda establecerse con una observación precisa; es decir el observador determina lo observado y a la vez el objeto posible de observación puede ser modificado por el observador; esto fue considerado por Heisenberg (la visión al postular su principio de incertidumbre) y aún por Karl Popper. Fue así como tiempo, espacio, energía movimiento tuvieron sus modificaciones conceptuales; sin embargo, se pudo comprobar que el comportamiento de las partículas elementales siguen ciertas leyes de correspondencia, lo que equivale a la simetría. Recuérdese aquí que gracias a la teoría de la relatividad de Einstein se pudo relacionar la masa, la energía, el espacio y el tiempo como un tejido en red y movimiento, (Sánchez Medina, G., 2009).(ver gráfica en la página 574).

Erwin SchrodingerFigura 83. Erwin Schrodinger. Fue un físico austríaco, naturalizado irlandés, que realizó importantes contribuciones en los campos de la mecánica cuántica y la termodinámica. Recibió el Premio Nobel de Física en 1933 por haber desarrollado la ecuación de Schrödinger. Tras mantener una larga correspondencia con Albert Einstein; propuso el experimento mental del gato de Schrödinger que mostraba las paradojas e interrogantes a los que abocaba la física cuántica. Ref:https://es.wikipedia.org/wiki

Sin embargo, esta teoría en parte se opone a la teoría cuántica debido a que en esta última es difícil ubicar la posición, velocidad de las partículas al mismo tiempo. De todas maneras, la ciencia trata de dilucidar la operatividad de las partículas cuánticas y su función informática teniendo en cuenta también la velocidad que es igual o mayor que la de la luz; la misma teoría de Bohm formula que cada partícula contiene la información de todo igual de cómo ocurre en el holograma; a la vez siguen la “ley del orden implícito” al cual obedece el comportamiento del “orden explícito”. De una u otra manera, existe una interrelación o interacción de las partículas, y de tal manera todo tiene que ver con todo, como se explica en otra parte de la obra.

Wolfgang Ernst PauliFigura 84. Wolfgang Ernst Pauli. Fue un físico austríaco, nacionalizado suizo y luego estadounidense. Se cuenta entre los padres fundadores de la mecánica cuántica; es suyo el principio de exclusión, según el cual es imposible que dos electrones -en un átomo- puedan tener la misma energía, el mismo lugar, e idénticos números cuánticos. Ref: tomado de https://es.wikipedia.org/wiki/Wolfgang_Ernst_Pauli

Karl Pribam llegó a la conclusión de que el cerebro humano está programado para descifrar múltiples ordenaciones y entre ellas las holográficas; lo que no conocemos es el grado de frecuencias de todos nuestros sentidos y la forma cómo se traduce profundamente esta información a través de las partículas para dar como resultado una información, un entendimiento asociado a todas las sensopercepciones. Dentro de este concepto general se incluye el que se refiere a cómo el cerebro está capacitado para contener y relacionar una información global. He aquí también incluido el concepto del inconsciente colectivo y otras funciones a las cuales ya nos hemos referido, como son las premoniciones, la telepatía, la intuición y otros fenómenos paranormales que contienen la información del plano cuántico de la consciencia y aun del inconsciente.

Max BornFigura 85. Max Born. Fue un matemático y físico alemán. Obtuvo el Premio Nobel de Física en 1954 por sus trabajos en mecánica cuántica, y compartió este galardón con el físico alemán Walter Bothe. Rerf: tomado de https://es.wikipedia.org/wiki/Max_Born

De todo esto podemos concluir que la ciencia no es portadora de la última palabra puesto que ella misma no ha encontrado explicaciones a todos los fenómenos; sin embargo, para llegar a la verdad científica con autoridad se requiere descartar lo falso o equívoco sin olvidarnos que cuando se va más allá a lo inexplicable e incógnito se recurre muchas veces al pensamiento mágico o se ubica en la inteligencia cósmica universal. Fue el psicoanalista Karl Jung quien “recurrió a los conceptos de la teoría cuántica” y llegó a la “concepción de los arquetipos”, del ya mencionado “in consciente colectivo”, de “los mandalas”, del “orden eterno vinculado al tiempo”, de “la no linealidad” puesto que la linealidad es una creación de la consciencia individual. Este autor concibió “la sincronicidad” como un hecho psíquico en el cual se conjugan el comportamiento de la física ondulatoria. Así llegamos de una u otra forma a las leyes de la causalidad como otro orden y otra necesidad apoyada en la lógica. El mismo Jung escribe con respecto al azar: “se denomina azar o coincidencia porque su causalidad no se ha descubierto hasta ahora”, (Op. cit., Jung, 1994).

Louis Victor de BroglieFigura 86. Louis Victor de Broglie. Fue galardonado en 1929 con el Premio Nobel de Física, por su descubrimiento de la naturaleza ondulatoria del electrón, conocida como hipótesis de De Broglie. De Broglie era un físico teórico alejado de los experimentalistas o los ingenieros. En 1924 presentó una tesis doctoral titulada: “Recherches sur la théorie des quanta” (“Investigaciones sobre la teoría cuántica”) introduciendo los electrones como ondas. Este trabajo presentaba por primera vez la dualidad onda corpúsculo característica de la mecánica cuántica. Su trabajo se basaba en los trabajos de Einstein y Planck. La asociación de partículas con ondas implicaba la posibilidad de construir un microscopio electrónico de mucha mayor resolución que cualquier microscopio óptico al trabajar con longitudes de onda mucho menores. Ref: tomado de https://es.wikipedia.org/wiki/Louis-Victor_de_Broglie

Como se explicita en otra parte muchos son los investigadores que han realizado experimentos sobre la percepción extrasensorial y otros fenómenos psíquicos ya mencionados; de una u otra forma llegamos a que el medio de comunicación es a través de las funciones de onda o las llamadas partículas cuánticas, sin embargo, Jung escribe: “en consecuencia es menester renunciar desde el comienzo a todas las formas de explicación energista, lo cual equivale a decir que sucesos de esta índole, no pueden considerarse desde el punto de vista de causalidad, puesto que esta presupone la existencia de espacio y tiempo, por cuanto toda observación se basa en último término en cuerpos en movimientos”, (Op. cit., Jung, 1994).

David BohmFigura 87. David Bohm. Durante su primera etapa, Bohm hizo una serie de importantes contribuciones a la física, particularmente en el área de la mecánica cuántica y la teoría de la relatividad. En colaboración con el reconocido neuropsicólogo de la Universidad de Stanford y con Karl H. Pribram desarrollaron el modelo holonómico del funcionamiento cerebral, un modelo de la cognición humana que es radicalmente diferente de las ideas convencionalmente aceptados. Bohm trabajó con Pribram en la teoría de que el cerebro funciona de manera similar a un holograma, de acuerdo con los principios matemáticos de la física cuántica y las características de patrones de onda. Rerf: tomado de https://es.wikipedia.org/wiki/David_Bohm

Aquí vale la pena agregar nuevamente que el tiempo no es lineal y la temporo espacialidad es la cuarta dimensión que concurre con la teoría de las cuerdas; así también todas las dimensiones están presentes de una u otra manera, en determinado o al mismo tiempo en el sistema consciente e inconsciente; es por esto que, también consideramos al inconsciente atemporo espacial; sin embargo, con la tendencia a polarizarse en la consciencia o quedarse, por así decirlo, en el hueco negro del inconsciente absorbido por sus fuerzas gravitatorias que hacen parte de la represión.

Werner HeisenbergFigura 88. Werner_Heisenberg. Es conocido por formular el “principio de incertidumbre”, una contribución fundamental al desarrollo de la teoría cuántica. Este principio afirma que es imposible medir, simultáneamente de forma precisa la posición y el momento lineal de una partícula. Heisenberg fue galardonado con el Premio Nobel de Física en 1932. El principio de incertidumbre ejerció una profunda influencia en la física y en la filosofía del siglo XX. Ref: tomado de https://es.wikipedia.org/wiki/Werner_Heisenberg.

Interrelación conceptual

El lector podrá observar que existe una interrelación conceptual de muchos modelos de pensamientos que confluyen en los fenómenos psíquico; a su vez, el científico requiere utilizar la crítica lógica y se encuentra con hechos acasuales los cuales despiertan la curiosidad para conocer; aquí la pregunta: ¿qué tanto son acasuales o son incógnitos porque no hemos hecho la acertada conexión para encontrar el principio de causalidad?. De una u otra manera, en los textos publicados se suele encontrar contenidos necesarios para la explicación y justificación del tema que se propone; en este momento surge otra pregunta: ¿y toda la conceptualización de la física cuántica es causal o acasual? La respuesta es ambigua y no taxativa a pesar de que nos valemos de las matemáticas complejas con ecuaciones de segundo orden y variables múltiples; sin embargo es de tener en cuenta, cómo no todo lo podemos comprobar, así tampoco lo podemos hacer con fenómenos como la creatividad, la intuición y tantos otros fenómenos ya mencionados que se le achacan al “sexto sentido”, a la “percepción extrasensorial” o a la participación de frecuencias de onda que opera en la tierra y en nuestro universo conocido; por ejemplo, el fenómeno ya mencionado el “I Ching” y en la obra del “azar determinista” en el cual de todas maneras está operando el inconsciente que registra, percibe, y tiene la posibilidad de dejar que se llegue a concientizar lo desconocido.

Aquí entramos también, como ya se ha planteado a través de la obra, a estudiar la física moderna, la teoría cuántica u ondulatoria, los principios predecibles y las tendencias al comportamiento caótico proveniente de la entropía, la entalpía, los fenómenos aleatorios, los sistemas complejos, los esquemas que implican unas constantes conocidas como números de Feigenbaum los cuales pueden estar relacionados con la geometría fractal. El intento de desarrollar un sistema matemático capaz de representar fenómenos naturales discontinuos que no son descritos satisfactoriamente por el cálculo diferencial, nos lleva a ubicarlos dentro de la teoría de la complejidad de los accidentes, las catástrofes, a la vez que a encontrar una comprensión de los fenómenos de las ciencias sociales y biológicas, pero que encajan en la teoría del caos y el principio de incertidumbre”, y de la teoría cuántica, (43).

Dentro de esta concepción no es posible justificar el desconocimiento de la dinámica y mecánica del destino de lo que ocurre (cuando percibimos algo) para definirlo exactamente; de igual manera no lo podemos hacer con la velocidad y posición de un electrón en un instante determinado (principio de incertidumbre de Heisenberg). Sin embargo, se entiende dentro de esta postulación que los mismos físicos no pueden medir la posición de una partícula sin causar una perturbación en la velocidad de la misma; a la vez, el conocimiento de la posición y de la velocidad son complementarias, lo que significa como no pueden ser precisados al mismo tiempo. Todo esto ya está elaborado en otros textos. El método de estudio modifica el resultado, decía Heisemberg.

En la mecánica cuántica, sus caracteres ondulatorios y corpusculares de la radiación electromagnética pueden interpretarse como dos propiedades complementarias de la radiación. De todo esto podemos concluir que si aceptamos el principio de incertidumbre tenemos que aceptar que no existe un determinismo específico y más bien si un indeterminismo operante en las partículas cuánticas que posiblemente conlleven información y aún el camino de múltiples fenómenos llamados paranormales y del destino. Estas conceptualizaciones nos abren el camino para entender el comportamiento psíquico y aún el físico del hombre en su mundo.

El ser humano por milenios se ha acostumbrado a que tiene que probar de manera concluyente y certera lo susceptible de ser probado con las mediciones de la materia y/o energía; de otra parte en la física moderna ondulatoria, cuántica concebimos a lo que denominamos partículas cuánticas y sus movimientos los “spin-networks, bucles-twistors” (giros en red, bucles torcidos); estos movimientos son angulares u orbitales y los llamamos con su nombre, “momentos spins” (giros).

Recordemos y repitámoslo aquí, cómo dos partículas no pueden medirse en posición, velocidad y movimiento al mismo tiempo; de la misma manera que cuando dos personas se encuentran y se produce el conocimiento o reconocimiento se despierta otro sentimiento con atracción o rechazo; supongamos que es por una necesidad del “self” (“sí mismo” profundo) que toma una decisión de ser atraído o ser rechazado o viceversa (atraer y rechazar). Aquí estamos analogando “el momento cuántico del spin” al “momento del encuentro y /o desencuentro de dos sujetos”, por necesidades conscientes o inconscientes, desencadenados por múltiples factores para el encuentro o al desencuentro que lo determina; dentro de estas acciones están implícitas los determinantes, las diferentes variables (psicodinamismos de empatía, simpatía, antipatía por la relación psicoquímica-física) humanas o simplemente ambientales físicas, para cristalizar la conjugación momentánea de los dos sujetos la cual puede ser transitoria, fugaz o permanente.

El “momento spines el punto de conjugación en donde se originan las consecuencias y en donde se pueden iniciar la toma de decisiones; también puede aparecer el libre albedrío para escribir nuestro propio destino utilizando la información”. Lo interesante aquí a dilucidar es ¿qué determinó ese momento “spin” de encuentro?, ¿fue solamente la aleatoriedad o el azar que estuvo presente o ya estaba determinado, como se dice vulgarmente con el propio inconsciente? Entiéndase que este ejemplo es una analogía entre el fenómeno psíquico y el físico cuántico, la cual a la vez puede ser útil para la comprensión de las funciones psicofísicas.

Desde otro punto de vista físico aparece la concepción de la estructura fractal (figura geométrica con estructura compleja a cualquier escala en la que se puede observar una curva) (44). En el lenguaje matemático dicha curva no se puede diferenciar. Adviértase que montañas, nubes, rocas, costas, elipses de acreción, galaxias, y otros fenómenos naturales son similares a los fractales (geometría fractal) con huellas aún no conocidas sobre la determinación de las mismas y con ello del destino. Esta nueva manera de ver la trama de la naturaleza, sus estructuras y diseños, nos dejan puntos a reflexionar sobre la programación del destino de los seres humanos en los cuales opera la incertidumbre, lo aleatorio, el azar, lo fractal, las ecuaciones periódicas recurrentes, las paradojas, las improntas; todas ellas pueden impedirnos descubrir el misterio de la planeación de la misma naturaleza, y dentro de ella, en el hombre, nuestros actos, comportamiento, personalidad, decisiones, claves de nuestro complejo destino multideterminado, (45).


43 Todo esto a la vez, está planteado en los diferentes capítulos y en las obras: “Cerebro-Mente” (El Pensamiento Cuántico), (Sánchez Medina, G. 2009) y “El Azar Determinista. El Lazo del Destino”, (Sánchez Medina, G. 2011).

44 Los fractales son auto semejantes como réplicas a diferentes escalas; son imágenes vistas en microscopio como copos de nieve; el resultado es una figura con superficie finita pero con un perímetro de longitud y vértices infinita.

Volver Índice Siguiente

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!