¿Son iguales todas las Obesidades?

obesi-cart-cuevas-27Como todos los obesos son diferentes y no hay una forma única de obesidad, surge la necesidad de clasificarlos según los siguientes criterios:

– Cantidad de grasa corporal
– Distribución de grasa corporal
– Número y tamaño de los adipocitos*
– Etiología

Cantidad de Grasa Corporal

Se ha determinado que existe obesidad cuando el contenido de grasa corporal es mayor del 25% del peso corporal en hombres y del 30% en mujeres. Hay muchos métodos científicos, técnicos y sofisticados para valorar con exactitud el porcentaje de tejido graso en un paciente, pero en la practica, a nivel del consultorio se emplean los métodos sencillos tales como: peso, talla, pliegues cutáneos, perímetros, y diámetros corporales.

Las medidas antropométricas más utilizadas son el peso y la talla. Se han utilizado diferentes índices que contemplan estos dos datos, los cuales guardan correlación con el peso graso en la mayoría de individuos, excepto en aquellos con desarrollo muscular marcado o con gran retención de líquidos (edemas).

El de mayor aceptación es el de Quetelet o Índice de Masa Corporal (IMC).Es el resultado de dividir el peso expresado en kilos, por la superficie corporal expresada en metros cuadrados, puede hacerse matemáticamente pero es mas fácil utilizar unas tablas muy sencillas de fácil manejo y comprensión.

El punto tope exacto a partir del cual se considera un individuo obeso ha sido objeto de discusión. Los estudios de las compañías de seguros sugieren que los riesgos de mortalidad empiezan con cifras mayores al 20% del peso deseado (peso relativo de 120% que corresponde aproximadamente a un IMC de 27), afirmación que fue reforzada por los estudios de Framingham.*

¿Cuales son las cifras actualmente aceptadas para diagnostico de Obesidad?

CLASIFICACIÓN DE LA OBESIDAD EN ADULTOS SEGÚN I.M.C.
RIESGO DE COMORBILIDAD +

OAC-clasificacionobesidad

+Adaptado WHO 1997
++Pero hay incremento de otros problemas clínicos
* Ver glosario

Distribución de la grasa corporal

Esta clasificación es importante porque nos da un valor pronostico y es: del segmento superior (abdominal, central o androide) y la del segmento inferior (gluteofemoral o ginoide).

La obesidad androide se caracteriza por el aumento de los depósitos grasos en la parte superior del cuerpo y abdomen acompañado de musculatura desarrollada; se asocia con hiperinsulinemia, diabetes mellitus, dislipidemias, hipertensión arterial e hiperuricemia.

La obesidad ginoide se caracteriza por presentar depósitos de grasa en la parte inferior del cuerpo con un aumento del tejido adiposo en zonas glúteas; la musculatura se halla poco desarrollada. Nosotros valoramos la proporción de la circunferencia cintura/cadera o relación abdomino/glútea (RAG). Se mide el diámetro en centímetros a nivel del ombligo y el de la cadera a nivel de los glúteos en su punto mas ancho. Si la relación es mas de 0,9 en hombres o mas de 0 ,8 en mujeres, la obesidad es de tipo androide.

Últimamente, desde el punto de vista pronóstico, estamos dando valor al concepto de Obesidad visceral o profunda,( que puede equipararse a la androide ) que consideramos es la de peor pronóstico, frente a la superficial o subcutánea, que es menos grave, (es la que presentan los famosos luchadores japoneses de sumo), pues bien: estos competidores -que todos hemos visto- que exhiben unas proporciones de gordura enormes, tienen cifras normales de colesterol y triglicéridos y escasas afecciones cardíacas. En cambio la forma visceral se asocia con hipertrigliceridemia, colesterol HDL bajo, disminución de la tolerancia oral a la glucosa e incremento de riesgo cardiovascular. Para una mejor valoración utilizamos entonces el TAC *(La tomografía axial computarizada) que es un método radiográfico que permite distinguir fácilmente la grasa profunda de la superficial

Número y tamaño de los adipocitos*

El número total de las células grasas se puede estimar cuando se dispone de una medida de la grasa corporal total y una valoración del tamaño promedio del adipocito (medidos en varias localizaciones). El límite superior normal del número total de adipocitos varía entre 40 y 60 x 10 (9). Al respecto, existe una clasificación de la Obesidad:

Obesidad hipercelular: En este tipo de obesidad el número de células grasas puede triplicarse o quintuplicarse. El número de adipocitos aumenta más rápidamente al final de la infancia y durante la pubertad e incluso durante la vida adulta. Este tipo suele empezar en la infancia.

Obesidad hipertrófica: En ésta hay crecimiento de las células grasas por depócitos de lípidos. Se inicia durante la vida adulta. A menudo este tipo de obesidad coexiste con trastornos metabólicos como intolerancia a la glucosa, hiperlipidemia, hipertensión arterial y enfermedad coronaria.

Obesidad mixta: En este tipo de obesidad existe crecimiento y aumento del número de células grasas, y desde luego tiene peor pronostico, ya que es factible que en alguna forma -por algún método- se pueda reducir el tamaño de los adipocitos, pero es prácticamente imposible disminuir su numero!!

Se considera que si bien esta clasificación puede tener una utilidad pronostica, su realización es costosa y poco factible.

* Ver glosario

Ver Más Temas de Medicina AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!