Nombres y Hechos en Medicina y Medicamentos, 1 Parte

Nombres y Hechos en Medicina y Medicamentos

Alfredo Jacome Roca, MD
Academia Nacional de Medicina

Sería imposible enumerar de manera exhaustiva la totalidad de personajes y de eventos que han dejado alguna huella en la medicina y en las profesiones afines. Tampoco es el objeto de una obra compendiada como es esta. A criterio del autor se han seleccionado algunos que considera más importantes, anotando que así como en el presente muchos de los grandes investigadores en el campo de la salud y de la biología no son necesariamente médicos sino doctores en ciencias, o ambas cosas, en el pasado no era infrecuente que estos grandes genios y eruditos se destacaran tanto en la medicina como en la botánica, astrología, filosofía, teología o historia; algunos fueron viajeros y exploradores incansables. No todos los hechos y personas incluidos en esta lista cronológica influyeron de la misma manera en el desarrollo de los medicamentos.

Hamurabi, código de: Este rey babilónico escribió unas leyes acerca del matrimonio, de los hechos criminales, pero más importante aùn, el primer código de ética médica y de los castigos que un médico recibirá por su mala práctica.

Imhotep: Visir y arquitecto del antiguo Egipto, presidía como José el personaje bíblico, consejos de estado. Semidiós y luego dios de la medicina, nada sabemos de sus actividades en este campo pero para muchos fue el primer médico conocido. Sin embargo existió un personaje anterior que “curó las narices del rey”, de nombre Sekhet’enanach.

Papiros médicos: Los mas conocidos son el de Ebers (clínico y terapéutico) y el de Edwin Smith (quirúrgico).Hay por lo menos siete más, entre ellos el Kahun, primer libro de gineco-obstetricia y el de Berlín, el libro de pediatría más antiguo que existe.

Arcángel San Gabriel: Según cuenta la Biblia, devolvió la vista a Tobías. En este Libro por antonomasia ocurren muchas sanaciones consideradas milagrosas, que incluyen por supuesto las de Jesús. En la Biblia sin embargo se habla de higiene pero no de médicos. “Aquel que pecó ante su Creador, dejadle caer en manos del médico”.

Ayur-Veda: Libro médico de la India, escrito siete siglos A.C., tiene todavía seguidores en el siglo XXI.

Shen-Nung: El legendario emperador rojo que en la China antigua escribió el Pen Tsao, Gran Herbario o Materia Médica, farmacopea china. Fue el padre de la agricultura.

Huang-Ti: Emperador amarillo, también legendario, escribió el Nei Ching, libro de medicina que es la base de toda la literatura médica del gran país oriental.

Asclepios: Semidiós griego, progenitor de Higeia (curación) y Panacea( salud); hijo de Apolo, dios de la medicina; recibió sus conocimientos de Quirón, padre de la cirugía. Los romanos lo denominaban Esculapio. En su templo de la isla Tiberina, pasaban los enfermos las noches con la esperanza de curarse.

Filósofos griegos: Empèdocles y Demòcrito influyeron en las escuelas médicas griegas. Aristóteles escribió los primeros estudios biológicos, donde trata de organizar las ciencias naturales.

Hipócrates de Cos: Pilar de la medicina, escribió la Colección Hipocrática (con sus famosos “Aforismos” y el “Juramento”), donde describe enfermedades y tratamientos.

Areteo de Capadocia: sucesor de Hipócrates, describió algunos aspectos de la diabetes.

Teofrasto: Griego que hizo los primeros trabajos botánicos.

Dioscòrides: autor de la primera Materia Médica (o plantas medicinales), con su obra sobre la medicina universal.

Erasìstrato de Alejandría: médico griego, fundador de la fisiología y de las neurociencias.

Catón el Censor: Desata improperios contra la medicina griega. En el país etrusco y en la Roma antigua, cada cuál era su propio médico y el de su familia. La medicina era cosa de esclavos, a menudo griegos.

Plinio El Viejo: Escribió la monumental Historia Natural, con 37 libros, 21 de los cuales estuvieron dedicados a la botánica y a la farmacología. Conoció en sus viajes la medicina egipcia.

Mitridatos VI: Rey guerrero y cruel, quien obsesionado con que lo envenenaran, se ocupó de desarrollar antídotos tomando venenos en pequeñas dosis o dándoselos a sus prisioneros. Compuso el mitridaticum o remedio tipo polifarmacia con más de 50 ingredientes. El preparado de Galeno contaba con 73 ingredientes. Con el tiempo este preparado tomó el nombre de Teriaca o Triaca, habiendo sido la de Venecia particularmente famosa.

Celso: Escribió en Roma “De las cosas de medicina”, entre ellas una lista de drogas con sus usos correspondientes.

Galeno de Pèrgamo: Famoso médico y farmaceuta griego que ejerció en Roma, donde fue médico de los emperadores Marco Aurelio, Cómodo y Septimio Severo. Sus teorías influyeron el curso de la medicina por mas de 12 siglos. Se recuerdan aún la “galènica” y los “galenicales”.

Aecio: autor bizantino que junto con su compatriota Alejandro de Tralles, dejó importantes obras en terapéutica y toxicología.

Medicina árabe: Crearon la alquimia y contribuyeron a la medicina y a la farmacología, tomando y perfeccionando conocimientos de los griegos. Se destacan Razès, Avicena, Ben Mesuè, Albucasis, Avenzoar, Averroes y Maimònides. Harùn-El-Raschid, califa de las “Mil y una noches” hizo construir un hospital. Avicena, el máximo exponente de la medicina árabe escribo el famoso texto de medicina “Canon”. En esta época de la alquimia, se perdieron muchos esfuerzos en la búsqueda del “elixir de la vida” y “la piedra filosofal”.

Avicena: Máximo exponente de la medicina árabe, escribió el “Canon” cuyo quinto tomo está dedicado a las drogas, métodos de prepararlas y acción que ejercen sobre las distintas enfermedades. Fue tan importante este texto que aún hasta el Renacimiento se le reconoció su autoridad.

Maimònides: Médico judío, de la época árabe, entre otros libros escribe “Sobre las causas y naturaleza de la enfermedad”, donde aconseja drogas simples en vez de mezclas y se opone a la magia y a la astrología.

Palabras de origen árabe: Droga, alcohol, álcali, jarabe, azúcar, espinaca, yuyuba.

Drogas de origen árabe: Benzol, alcanfor, azafrán, mirra, láudano, nafta y almizcle, entre otras.

Santos de la Medicina: Los mas nombrados fueron los hermanos gemelos Cosme y Damián, patronos de la cirugía. Sin embargo a otro buen número de santos se les atribuía poderes curativos para males específicos. Adicionalmente hubo males epidémicos que llevaron nombres de personajes del Santoral, tales como el “Mal de San Vito” y el “Fuego de San Antonio”.

Escritos de Monjes: El manuscrito médico sajón más antiguo que existe es el “Libro de las sanguijuelas del calvo”, mezcla de conjuros y hierbas medicinales, con instrucciones para usarlas.

Escuela de Salerno: Famosa facultad de medicina de los siglos XII y XIII, periodo de Las Cruzadas. A más de haber formado a famosos médicos como los Nicolases (Nicolás de Salerno, que en su “Antidotarium parvum” menciona la “spongia somnífera”, usada como anestésico; y Nicolás Myrepsos, o el “Fabricante de ungüentos”, autor del “Antidotarium magnum”).En esta escuela se elaboró el poema “Regimen Sanitatis Salernitatum”, donde entre otras muchas cosas se mencionan gran número de remedios de origen vegetal. En el siglo I A.C. existió también Nicolás de Damasco, quien escribió una obra sobre plantas.

Escuela de Montpellier: De allí egresaron médicos famosos, como Arnaldo de Vilanova, Juan XXI (el Papa médico), Gilberto, el del “ungüento contra la gota”, ejemplo de la farmacia medieval.

Escuela de Bolonia: De esa época es el cirujano Teodorico, quien usaba como anestésico una esponja impregnada con mandrágora y opio, que se humedecía con agua caliente para dársela a inhalar al paciente. La mandrágora se utilizó desde la época de Dioscòrides, y es mencionada por Apuleyo en su Herbario, del siglo V.