Guía Práctica en Diagnóstico Prenatal, Consideraciones Éticas

Guía prenatal - embarazo

CAMILO HERNÁNDEZ DE ALBA, M.D.

Los sistemas que se han diseñado para dirigir o guiar éticamente a los humanos, al igual que cualquier otro sistema, están sujetos a evolución. Estos procesos de evolución son inevitables, pero en el campo de la ética estos hechos no deben ser interpretados en forma tajante. Un acercamiento a los principios de la ética, intenta guiar la evolución de los sistemas en direcciones que confieran más beneficios y reduzcan más el daño a los individuos, grupos y sociedad. La ética también evoluciona con otras áreas del sistema social que están diseñadas para proteger e incrementar el bienestar de la sociedad, la ley , la ciencia y la tecnología. La ley es la institución a través de la cual las sociedades y comunidades ordenan las prioridades morales y castigan o recompensan de acuerdo con ellas. La ciencia abarca la base constantemente cambiante de conocimientos a partir de los cuales los seres humanos entienden el universo y sus partes. La tecnología abarca el total de medios empleados para proporcionar objetos para el sustento y bienestar humanos y para la solución de problemas.

La ética entonces involucra la búsqueda de lo que es mejor para los individuos, grupos y sociedades en el contexto de problemas de toma de decisión de lo que es moral.

El pensamiento ético está influido por las posibilidades tecnológicas, pero estas en sí mismas no sirven como fuente de direcciones éticas. Las decisiones humanas basadas en las creencias y principios éticos, reconocidos confusa o claramente, son la principal fuente del orden ético. Los principios legales y las leyes también tienen que ser diferenciados de la ética. Las reflexiones éticas con respecto a las leyes deben ir más allá de la simple ecuación de que lo que es mejor legalmente es mejor éticamente. Por estas razones en las sociedades abiertas la ley, la ciencia, la tecnología y la ética se encuentran unidas estrechamente en procesos evolutivos. Cambios en un campo van a precipitar cambios en los otros dos. Por lo tanto, es necesario mirar hacia adelante para anticipar las tendencias en los cambios técnicos que influirán en la evolución de los aspectos éticos y legales.

Las tendencias técnicas van a introducir nuevas decisiones éticas en el diagnóstico prenatal que van a involucrar cada vez más los intereses de la sociedad. Se acepta que las tendencias técnicas van a introducir nuevas y más complejas posibilidades de elección para los médicos, padres y personal que desarrolla las políticas, necesitando cada vez más expresar los intereses de la sociedad. Algunas de estas tendencias son :

1. Métodos más tempranos y seguros de diagnóstico prenatal.
2. Posibilidades de tamizaje para todos los embarazos.
3. Terapia fetal.
4. Terapia de genes con células somáticas humanas.
5. Investigación sobre la pre-implantación del embrión humano.
6. Terapia génica en la línea germinal humana.
7. Elección del sexo fetal.

En diagnóstico prenatal, la realización de técnicas invasivas, puede originar conflictos éticos en cinco etapas diferentes del proceso diagnóstico:

1) En el momento de suministrar la información.
2) En el instante de sentar la indicación.
3) En el acto de realización de la prueba.
4) En la comunicación del diagnóstico.
5) En la toma de decisiones posteriores.

Respecto a la información, está claro que deben ser consideradas como conductas poco éticas las siguientes: No informar el riesgo de defectos congénitos , ni de las pruebas disponibles para detectarlos, por razones ideológicas o por simple negligencia profesional. Igualmente proporcionar una información sesgada (infra valoración o supra valoración de los riesgos de la prueba ) y, finalmente, proporcionar una información defectuosa o parcial sobre las reales posibilidades de cada prueba (para lo que sirve y para lo que no sirve). Existen a este respecto dos puntos éticamente conflictivos: ¿Debe el médico informar a la pareja del riesgo que tiene de transmisión de una determinada enfermedad genética, si el conocimiento sobre el que basa esta información es de carácter estrictamente confidencial? (enfermedad descubierta en otro miembro de la familia). El segundo punto es ¿debe el médico empeñarse en informar de forma completa sobre las posibilidades del diagnóstico prenatal a aquellas parejas que ya le han manifestado explícitamente su rechazo a dichos procedimientos y a una posible interrupción?.

En el momento de sentar la indicación deben considerarse conductas poco éticas aquellas que propician una política abusiva y liberal de indicaciones ( por razones económicas ) o por el contrario desaconsejan su realización facilitando información incorrecta sobre riesgos. En esta etapa existen igualmente algunos puntos éticamente conflictivos: ¿ deben realizarse pruebas invasivas únicamente bajo la indicación de ” ansiedad materna ” ? ¿ debe realizarse una prueba por motivos no médicos ( sexo fetal). En lo relativo a la realización de la prueba, está claro que no debería efectuarla aquel que no tenga una experiencia suficiente, y puede considerarse poco ética su realización negligente o sin tomar las medidas adecuadas para salvaguardar la seguridad y confidencialidad de los resultados.

La comunicación del diagnóstico igualmente puede ser motivo de conflictos éticos. Parece evidente que la información sobre el diagnóstico debe ser cuidadosa, personal y adecuada a la formación y mentalidad del que la recibe. Debe evitarse entonces una comunicación extemporánea o precipitada sin un análisis o reflexión previa sobre el caso. Por esta razón caben preguntas como: ¿ es justificable que el especialista ( genetista, ecografista ) comunique a la paciente el diagnóstico, antes que su obstetra?, ¿ es justificable que el especialista tome decisiones diagnósticas y/o terapéuticas complementarias sin el conocimiento de su obstetra ?, ¿ es éticamente justificable que, tras la emisión de un diagnóstico patológico, el obstetra se desentienda del caso argumentado razones de conciencia ? Y, finalmente ¿ se toman habitualmente las medidas necesarias para proteger la confidencialidad de los diagnósticos ?

Las consideraciones éticas pueden ser especialmente importantes en la posterior toma de decisiones. Si el resultado es claramente patológico existe una notable unanimidad en que no debe efectuarse un consejo excesivamente unidireccional, sino discutir con la paciente todas las posibles opciones.

Después de analizar estos tópicos éticos que acompañan al Diagnóstico Prenatal, es importante que reflexionemos sobre nuestras posiciones y actitudes al respecto. Debemos perder el ” miedo ” a hablar sobre estos temas, buscando ” educarnos ” en los diferentes campos del Diagnóstico Prenatal, evitando así suministrar informaciones erroneas y precipitadas a nuestras pacientes, muchas veces producto de trasfondos ideológicos.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!