Psicología del Adulto

MEDICINA FAMILIAR
EDUCACIÓN CONTINUADA PARA EL MEDICO GENERAL

CAPITULO 30
ÁLVARO NIETO

Psicólogo de la Universidad de los Andes. Investigador, Consultor de empresas e instituciones educativas y de salud. Conferencista y catedrático a nivel de postgrado. Bogotá, D. C.

Introducción

Este artículo pretende presentar el adulto en su nuevo entorno y dentro de un enfoque sistémico y de riesgo psicosocial, si se tiene en cuenta la sobrecarga de exigencias y dificultades que está enfrentando. Es el adulto de cara a las epidemias del presente milenio. La medicina que debe practicarse no es una medicina normal o convencional, debe ser una medicina “Especializada” y enmarcarse dentro de un nuevo paradigma, es “Una medicina familiar derivada de los tiempos de crisis”.

Solo de esta manera podrá darse el nivel de atención y solución de los problemas de salud del adulto actual.

En este fascículo se hace énfasis en diagnóstico más que en el tratamiento para generar conciencia de lo que está sucediendo con el adulto.

También se hace énfasis en el adulto joven y en el adulto medio o en edad madura.

En el próximo fascículo se tratara con especial atención lo relacionado con el adulto de la tercera edad.

Definición del adulto

Para Freud, la madurez psicológica simplemente era la capacidad de”trabajar y amar”.

Según Erickson, la etapa del adulto joven se caracteriza por una gran actividad “física e intelectual”, producto de la iniciación en el terreno laboral y por la formación y consolidación de la pareja inicialmente y luego la familia. La tarea fundamental de esta etapa es el logro de intimidad. Y la etapa de la adultez media o de edad madura por la capacidad de generatividad, de poderse hacer cargo del desarrollo de los demás. Los adultos maduros desarrollan esta capacidad como padres, profesores o guías de los jóvenes en cualquier aspecto de sus vidas. Según la psicóloga María Cecilia Betancur en su libro: “Mañana será otro día”, es la etapa en que la persona se consolida en sus distintos roles. Una vez superado el temor al estancamiento, se reafirma como padre y profesional. Se ve así mismo como un ser más sereno y comprometido con las nuevas generaciones.

En esta etapa la preocupación por el trabajo o las preocupaciones económicas llevan a desviar el interés sobre la actividad entre los 40 y 60 años. En el mundo moderno esta es un etapa de productividad laboral e intelectual. y tanto la mujer o el hombre tiende a relegar a un segundo plano cualquier otra actividad.

Las fronteras de la edad madura

¿Cuándo termina la adolescencia y comienza la edad adulta? Esa es la pregunta clave y su respuesta es relativa y depende de muchos factores. Para Grace J. Craig autor del libro:

“Desarrollo psicológico”, si decimos que la madurez es el factor decisivo, todavía quedará por resolverse con precisión lo que entendemos por madurez desde los puntos de vista legal, social y psicológico. En nuestro país la mayoría de edad es a los 18 años. Socialmente se considera adulto a una persona que tiene empleo, que es económicamente independiente o que tiene hijos o familia propia.

Atributos de la persona madura

Sin embargo, hoy desde el punto de vista psicológico y teniendo el punto de vista de diversos autores como Allport y Maslow, citados por María Cecilia Betancur, en su libro “Mañana será otro día”, se considera que una persona es madura cuando logra alcanzar los siguientes atributos:

Características del adulto maduro
1. Percepción adecuada de la realidad y comportamiento coherente con ella: capacidad para evaluar el mundo con objetividad y eficacia para darse cuenta rápidamente de lo que es falso y deshonesto en las personas.
2. Seguridad emocional, conocimiento y aceptación de si mismo y sentido de la vida: aceptación plena de la propia naturaleza, conciencia de las características particulares sin avergonzarse de ellas, sin quejarse, sin preocuparse, sin compadecerse.
3. Espontaneidad frente a los convencionalismos sociales: abarca el terreno de las acciones y el del mundo interior; pensamientos, deseos, impulsos, emociones. Se responde a las exigencias sociales, pero no se permite que los convencionalismos y los patrones culturales impongan un sistema de vida.
4. Centrado en la acción y solución de problemas: significa estar presto a trabajar en la búsqueda de soluciones a las necesidades del entorno en lugar de estar centrado en sus propios conflictos.
5. Disfruta tanto del aislamiento o soledad, como de la compañía de otros: con la facilidad con que se puede relacionar con otras personas y disfrutar de su compañía, se goza del aislamiento y se aprovecha al máximo.
6. Autonomía: es de libre determinación e independencia, con respecto al medio, a los individuos y a los grupos.
7. Apreciación sana y positiva de la vida: poder para experimentar asombro, placer y admiración hacia las cosas y los fenómenos que hacen parte de la vida, y para descubrir en ellos nuevos valores y dejarse maravillar cada vez, por más que se repitan.
8. Filosofía unificadora o integradora de la vida., afinidad con la naturaleza y el ser humano: la persona autorrealizada se siente parte de la gran familia universal. Ama al ser humano y se pone de su parte porque se siente identificada con el.
9. Humildad y respeto: fácilmente se relaciona con la gente sin discriminación por razones étnicas, políticas, económicas o sociales.
10. Capacidad para establecer relaciones interpersonales profundas: posee gran capacidad de amor, generosidad y fidelidad hacia los amigos.
11. Etica sólida: se tiene clara diferencia entre lo que es adecuado e inadecuado en términos de comportamiento real.
12. Clara diferenciación entre los medios y los fines: sabe hacia donde quiere llegar y no se queda en la mitad del camino.
13. Sentido del humor: posee un sentido del humor fino, amable, espontáneo y profundamente cuestionador acerca del carácter serio y trágico que a veces se le imprime a la vida.
14. Creatividad: se es poco inhibido, creativo y poco dependiente de la opinión ajena, poco atado a los patrones que fijan la cultura y el medio, se da un sello personal y original para ver la realidad.
15. Independencia y resistencia a la enculturación: resistencia a ser atrapados por la cultura y el medio, no se es esclavo de las costumbres y las modas.
16. Aceptación de los errores e imperfecciones humanas: las personas equilibradas y maduras tienen “fallas humanas menores” que son parte de la esencia del ser humano.
17. Valores: ha construido su propia escala y jerarquía de valores y principios.
18. Flexibilidad en los conceptos antagónicos y opuestos y solución de dicotomías: posee cualidades no opuestas sino más biensinérgicas y hacen parte de su personalidad sin llegar a conflictos. La persona al mismo tiempo puede ser introvertida y extrovertida, egoísta y generosa.

Según la misma autora, es común en la literatura referirse al “Síndrome de Peter Pan” o al comportamiento del adulto que se niega a crecer, y que probablemente nunca madure.

Todo ser humano debe superar el proceso natural de maduración, por eso se ha simbolizado el infantilismo del adulto con este personaje de la ficción de los niños.

La madurez una meta esperada

Tal como lo habíamos anotado en el anterior fascículo, la madurez es un proceso que se desarrolla desde la infancia hasta la muerte, como lo afirma la misma autora. ” Es común la frase: “No sea infantil, ¿cuándo va a madurar?”, es normal que se presente una rabieta cuando se niega la satisfacción inmediata de los deseos de un niño, pero si se presenta en un adulto es signo indiscutible de inmadurez psicológica.

Luego del la infancia y adolescencia la madurez tiene unas dos etapas fundamentales según la misma autora, en las que se espera o deben darse los siguientes comportamientos:

Etapas de la edad adulta
Adulto JovenAdultez media o edad madura
“Sentido de la intimidad y la solidaridad”“Aparición de la integridad, la serenidad y la sabiduría de la edad madura”

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!