Prevención del Riesgo Psicosocial del Adolescente

MEDICINA FAMILIAR
EDUCACIÓN CONTINUADA PARA EL MEDICO GENERAL

A continuación se presentan algunas de las herramientas y recursos que pueden ayudar al adolescente a afrontar su estrés:

Recursos psicológicos

De acuerdo con las técnicas de afrontamiento propuestas por la Psicóloga Angela Córdoba en su libro ya mencionado “Ciclo vital y Psicoterapia sistémica breve”, a continuación se presentan algunos recursos cognitivos, emocionales y comportamentales, que se pueden enseñar al adolescente, para reducir y controlar su estrés.

Para que el adolescente pueda afrontar el estrés de forma positiva, en primer lugar debe conocer aquello a lo que se enfrenta, sus exigencias y las posibles consecuencias del mismo. Es importante valorar sus propias aptitudes a la hora de seleccionar sus estilo de vida y sus actividades. Conviene que el adolescente se prepare para cada situación esperando de ella lo que va a traer consigo, ni más ni menos.

No debe autoexigirse demasiado, ni plantearse objetivos inalcanzables, esto lo ayudará a no tener frustraciones innecesarias en su vida diaria.

El adolescente debe mantener una vida sana, llevando una dieta equilibrada, realizando ejercicio físico y evitando la sobrecarga de tensiones estresantes. Mantener una situación afectiva estable y satisfactoria es básico para afrontar el estrés, así como llevarse bien con los amigos o pares con quienes se rodea, para tener su apoyo en caso de necesidad.

Enseñarlos a respirar, a relajarse con técnicas apropiadas de relajación, les pueden ayudar a mantenerse tranquilos en situaciones de especiales de mucha tensión e intranquilidad.

Otras herramientas y recursos que podemos enseñar a los adolescentes es a programar sus actividades diarias sin agobios, no hacer más de una cosa a la vez y no empezar una nueva hasta no haber acabado la anterior, evitar excesivas responsabilidades, aprender a que se tomen un tiempo para cada cosa, dedicar diariamente un tiempo a sus propias aficiones (leer, escuchar música, pasear, ir al cine, practicar sus deportes favoritos, ir a sus reuniones y fiestas etc.). Por último debemos mencionar que el estrés no disminuirá, si no hay diminución o manejo del estímulo o de la situación estresante, si no hay adaptación a ella y restauración del equilibrio, si no se dan los suficientes recursos y herramientas al adolescente, y si no se trabaja a nivel de la caja negra del sujeto. La sola medicina curativa que trabaja a nivel de la respuesta o de las consecuencias del estrés como son las enfermedades orgánicas y mentales solamente serán un paliativo y no resolverán el problema.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!