Caries y Enfermedad Periodontal como consecuencia de Ausencia de Programas de Prevención

MEDICINA FAMILIAR
EDUCACIÓN CONTINUADA PARA EL MEDICO GENERAL

La caries y la enfermedad periodontal, son consideradas como las dos etiologías más frecuentes en la cavidad oral asociadas a la acumulación de placa bacteriana.

La caries se define como una etiología propia de los tejidos duros del diente, de carácter multifactorial ya que intervienen el agente causal (microorganismo), el huésped susceptible (el diente), el medio ambiente (dientes sin aseo) y el tiempo que según Newbrun constituye un factor importante para que produzca caries cuando los otros tres factores se correlacionan entre sí. La microbiología de caries dental lleva a describir microorganismos como el Streptococcus, en sus variedades mutans, sanguis y salivarius siendo el más patógeno el mutans, y los Lactobacillus como el acidophilus y el casei.

La enfermedad periodontal se define como una variedad de estados clínicos caracterizados por la inflamación y/o destrucción de los tejidos de soporte del diente. Las formas más comunes de la enfermedad periodontal son la gingivitis y la periodontitis que se encuentran íntimamente relacionadas con la acumulación de placa bacteriana en el surco gingival.

En la odontología pediátrica se observan con más frecuencia varios tipos de caries como la rampante y la del biberón y gingivitis asociadas a mala higiene oral.

La caries rampante se define como un tipo de caries de progresión rápida, que ataca a todos los dientes en las arcadas y generalmente compromete la pulpa. Clínicamente los dientes se observan blandos y de color amarillo. Su incidencia es mayor en niños de 4 a 7 años.

No existe publicación alguna donde se hable que los microorganismos son diferentes a los de cualquier otro tipo de caries, simplemente se ha asociado éste tipo de caries a una susceptibilidad genética mezclada con mala higiene oral e ingesta de alimentos pegajosos y ricos en hidratos de carbono.

La caries por biberón a diferencia de la caries rampante se presenta en niños más pequeños (1-3 años) con el habito de succionar el biberón con contenidos azucarados durante la noche. Ataca principalmente los cuatro incisivos superiores, los primeros molares temporales superiores e inferiores, y los caninos inferiores. Clínicamente las lesiones se presentan reblandecidas, pero a diferencia de la caries rampante su progresión no es tan rápida aunque si tanto o más agresiva que ésta. El tratamiento de éstos dos tipos de caries se convierte en un proceso curativo severo una vez diagnosticada clínicamente, y la única forma de evitarla se basa en programas preventivos como los que se describieron anteriormente desde el nacimiento.

En el caso de la enfermedad periodontal, clínicamente se presenta una encía enrojecida y sangrante al cepillado; puede o no ser sintomática de acuerdo a la severidad de la lesión y a su causa etiológica. Vale la pena en este punto recalcar que no todas las enfermedades periodontales se derivan de mala higiene oral.

El periodonto del ser humano es el reflejo de patologías sistémicas tales como diabetes, epilepsia, deficiencias inmunes entre otras, que tienen manifestaciones allí en formas similares a las periodontopatías producidas por mala higiene oral.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!