La Evolución Histórica (Parte 1)

Métodos de Planificación Familiar Irreversibles

Historia de la Planificación Familiar

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

Una segunda figura de importancia fue la enfermera norteamericana, hija de empobrecidos inmigrantes irlandeses, Margaret Sanger. Mujer de gran visión y coraje personal. Quien para 1926 recorría el mundo pregonando sus programas sobre una paternidad responsable como sólido cimiento de la unidad familiar. Y todo dentro de un control a la fecundidad desenfrenada.

Ella acuñó el término control de la natalidad, que causó un gran escándalo y la hizo acreedora a persecución policial. Bajo los cargos de indecencia y violación a la Ley Comstock. Ley que había sido liderada por Anthony Comstock en 1870. Donde se prohibía importar o enviar por correo cualquier tipo de dispositivo o de información sobre anticoncepción. Utilizar métodos anticonceptivos o publicitarlos, ni siquiera en los textos médicos.

En 1916 abrió la primera clínica para control de la natalidad en los Estados unidos. Donde cantidades de mujeres se acercaron en busca de los secretos para impedir nuevos embarazos. En varias oportunidades la clínica de Margaret Sanger fue allanada por la policía y sus asistentes detenidas. Se cuenta que al ser requerida en un allanamiento por una mujer oficial de policía. Margaret le dijo: “usted no es una mujer, es una traidora del género”.

Las detenciones y las condenas a cárcel, en alguna manera contribuyeron a hacerla muy conocida. Lo cual le facilitó continuar sus actividades tanto en Estados Unidos como en Europa. Organizó en 1927 la Primera Conferencia Mundial de Población, logrando despertar conciencia sobre estos problemas.

Sus aportes contribuyeron a que en 1936 la American Medical Association incorporara la anticoncepción dentro de la formación y la práctica médica. Llegó a inaugurar servicios de planificación familiar en varios países. Y adelantó la primera conferencia internacional de planificación familiar en Bombay en 1952. Donde funda la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF). Siendo ella la primera presidente.

Esta institución entre otras finalidades tiene: promover la planificación familiar, la investigación científica sobre la fisiología de la reproducción y la fertilidad. Procurar un equilibrio entre la población mundial, los recursos naturales y los beneficios sociales, económicos y culturales. Como requisito para elevar la calidad de la vida y salvaguardar la paz y la propia supervivencia del hombre [4].

La tercera pionera fue Katherine Dexter McKornick. Natural de Chicago e hija de padres muy acaudalados. Quien contrajo nupcias con Stanley McKornick, heredero de una de las más grandes fortunas de Norteamérica. Esta mujer financió con gran parte de sus recursos muchas de las actividades de planificación familiar, que para la época eran consideradas causas poco decorosas.

Iniciando la década de los cincuenta, reunida con Margaret Sanger. Acordaron financiar y comisionar los estudios que concluyeran en la fabricación de un anticonceptivo simple, barato y seguro. Para esa labor convocaron al biólogo Gregory Pincus que para el momento era autoridad mundial en el estudio de los óvulos de los mamíferos. Ellas no sabían por donde comenzar, sin embargo Pinckus si tenía una idea muy clara. Debía dirigirse a México, donde un científico norteamericano de tiempo atrás realizaba estudios con tubérculos.

Ese investigador era Russell Marker quien en 1939 había desarrollado el método de la Degradación de Marker para convertir sapogenina en progesterona. Para esos instantes se ameritaban 2.500 ovarios de cerdas preñadas para obtener apenas un mg. de progesterona. Según Marker la forma para obtener grandes cantidades de progesterona estaba en utilizar plantas que contuvieran suficiente cantidad de diosgenina. Una sapogenina vegetal, la cual pudiese ser el punto de partida para la producción.

Ya en 1944 Russell Marker comenzó a producir progesterona a partir de un compuesto llamado diosgenina. Hallado en la raíz de la planta de crecimiento silvestre en territorio mexicano, denominada “cabeza de negro”. Años después se encontró que en la raíz del barbasco había 10 veces más cantidad de diosgenina.

Al mismo tiempo en Alemania, Inhoffer realizó investigaciones con la etisterona. Un derivado de la progesterona, obtenido a partir de plantas. Para mediados del Siglo XX laboratorios Syntesis y simultáneamente G.D. Searle anunciaron la elaboración de dos derivados de la progesterona: la noretindrona y el noretinodrel. Quedando por establecerse la dosificación adecuada que tuviese un mínimo de efectos secundarios. Estos, a la larga, serían las progestinas de los primeros anticonceptivos orales utilizados.

Por la misma época la Worcester Foundation for Experimental Biology patrocina los trabajos de John Rock en Harvard, Gregory Pincus y M. C. Chang en Worcester [3]. Chang en 1951 confirmó lo señalado por Makepeace en 1937. Al observar que la progesterona podía inhibir la ovulación en conejos. Y utilizando noretindrona y noretinodrel pudo evidenciar que las dos sustancias cuando eran administradas por vía oral eran 100% efectivas para inhibir la ovulación en conejos [7].

En 1954 John Rock fue el primero en administrar progestinas sintéticas a las pacientes. En la primera evaluación realizada. 50 mujeres recibieron entre 10 y 40 mgs/día de una de las progestinas señaladas, dadas por 20 días continuos. Observando que ninguna de las mujeres tuvo ovulación y siete de las mujeres participantes quedaron en embarazo poco tiempo después de finalizar el estudio. Fue el mismo John Rock quien para esta fecha llamó al preparado con el nombre de “la píldora”.

En 1956 en San Juan de Puerto Rico y en Haití se administran bajo supervisión médica: el primer anticonceptivo oral combinado. Enovid ® (0.15 mg de mestranol y 9.85 mg de noretindrona). [8] Y la primera píldora de sólo progestina, el Norlutin ® (Noretindrona). Siendo aprobados por la FDA en 1957 [9,10].

En 1960 se introducen masivamente en todo el mundo los anticonceptivos orales. Desde entonces son considerados, John Rock y Gregory Pincus, los padres de la píldora anticonceptiva [5,6].

Hershel Smith en 1963 sintetizó el racemato de norgestrel gonano. Siendo la primera síntesis total de una progestina y, poco tiempo después, se aisló su componente biológicamente activo, el levonorgestrel [4]. Para la época John Rock, uno de los inventores de la píldora. Señaló que la anticoncepción oral combinada era un método de planificación natural ya que contenía hormonas que también estaban presentes en el cuerpo humano [1].

El conocimiento cada vez más exacto del efecto hormonal en el organismo femenino. En general y sobre la función reproductiva en particular, ha permitido la reducción del contenido estrogénico. Pasando de más de 50 ug/día, a 35 ug/día, a 30 ug/día, a 25 ug/día a 20 ug/día. Y hasta los 15 ug/día de etinilestradiol que están disponibles actualmente.

El objetivo fundamental de la reducción del estrógeno por debajo de los 50 ug/día de etinilestradiol es ofrecer globalmente una mejor seguridad. Y en definitiva un menor riesgo de enfermedad tromboembólica venosa [11]. Las recientes píldoras conteniendo 25 ug/día de etinilestradiol en combinación con nuevas progestinas, introducidas en el año 2001. Ofrecen 6 veces menor cantidad de estrógenos que la presente en las primeras formulaciones [11].

Los anticonceptivos orales combinados de muy bajas dosis y ultra bajas dosis. Suelen asociarse a menor presencia de efectos adversos relacionados con el estrógeno como las nauseas, los vómitos y la tensión mamaria. Aunque este beneficio suele verse enfrentado al potencial incremento en los patrones de sangrado irregular. Ya que la reducción marcada del aporte estrogénico va a inducir un mal control del ciclo.

Ver más sobre Anticoncepción Oral en Perspectiva CLICK AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!