Anticoncepción de Emergencia con Anticonceptivos Orales Combinados

Antidepresivos mejorar Salud Cardíaca

Capítulo Cuarto

Dr. Álvaro Monterrosa Castro, M.D

Posteriormente en 1974 el Médico Canadiense Albert Yuzpe [4] propuso el esquema que se identifica como método de Yuzpe, que consiste en administrar dos tabletas de anticonceptivos orales combinados de macrodosis que incluyan 50 ug/tableta de etinilestradiol más 250 ug/tableta de levonorgestrel antes de las primeras 72 horas de un coito sin protección, repitiendo la dosis doce horas más tarde [233]. Estas tabletas pueden ser tomadas de un estuche convencional de anticonceptivos orales combinados de macrodosis que contengan las dosis establecidas. En diversos países, sobre todo en Europa occidental, se encuentran presentaciones comerciales que contienen las cuatro tabletas requeridas para anticoncepción de emergencia, Tetragynon ® y Preven ®, que contiene cuatro tabletas teniendo cada una 50 ug de etinilestradiol y 250 ug de levonorgestrel, para administrar dos tabletas iniciales y dos a las doce horas. Cuando la presentación específica para anticoncepción de emergencia no está disponible como sucede en Colombia y/o las tabletas de macrodosis no se encuentran, se pueden utilizar las de microdosis que tengan iguales componentes, administrando cuatro tabletas que incluyan 30 ug/tableta de etinilestradiol más 150 ug/tableta de levonorgestrel en los mismos periodos de tiempo, tomadas de un estuche convencional de anticonceptivos orales combinados de microdosis que contengan las dosis establecidas. Si sólo están disponibles las tabletas de muy bajas dosis que incluyen etinilestradiol 20 ug/tableta más de levonorgestrel 100 mgs/tableta, se pueden administrar cinco tabletas en las primeras 72 horas post coito sin protección y otras tantas doce horas más tarde. Como se puede observar el etinilestradiol más levonorgestrel reemplazaron por completo el uso del dietilestilbestrol dentro de la administración hormonal para después del coito sin protección.

No se ha validado si los otros anticonceptivos orales combinados que incluyen otras progestinas pueden ser utilizados dentro de la anticoncepción de emergencia. En 1994 el esquema fue aprobado por la I.P.P.F., en 1995 fue recomendado por la Organización Mundial de la Salud y en 1997 aprobado por la FDA. Croxatto et al [234] ha demostrado que la combinación de estrógeno más progestina dentro de la anticoncepción de emergencia pueden inhibir o retardar la ovulación, y es el principal mecanismo de acción para explicar la elevada efectividad cuando se utiliza el método de Yuzpe en la primera mitad del ciclo, antes que se suceda la ovulación. También se ha señalado que alteraciones bioquímicas e histológicas se presentan en el endometrio, con lo cual se altera la receptividad endometrial para la implantación de un huevo fertilizado [228]. Como potenciales mecanismos de acción se señala la interferencia en la función del cuerpo lúteo, el espesamiento del moco cervical que desfavorecería el ascenso de espermatozoides y alteraciones en el transporte tubárico de los gametos e inhibición directa de la fertilización. La elevada eficacia del método de Yuzpe sugiere la presencia de diversos mecanismos de acción actuando simultáneamente [228]. Es de resaltar que para conservar la eficacia, el método debe administrase correctamente. Es prudente enfatizar que el método de Yuzpe es: administrar 2 tabletas de anticonceptivo oral de macrodosis que incluya 50 ug/tableta de etinilestradiol y 250 ug/tableta de Levonorgestrel, en las primeras 72 horas después del coito sin protección y repetir 12 horas más tarde. Si las tabletas de macrodosis no están disponibles pueden administrarse 4 tabletas de microdosis que incluyan 30 ug/tableta de etinilestradiol y 150 ug/tableta de levonorgestrel en las primeras 72 horas después del coito sin protección y tomar otras 4 píldoras 12 horas más tarde. La tercera forma es administrar 5 tabletas de anticonceptivos orales de muy bajas dosis que incluyan 20 ug/tableta de etinilestradiol más 100 ug/tableta de levonorgestrel, en las primeras 72 horas después de un coito sin protección y repetir 12 horas más tarde [228,229,230]. Si la mujer presenta vómitos antes de que pasen tres horas desde el momento en que realizó la primera o la segunda toma de las píldoras, puede tomar un antiemético, tipo metoclopramida, y treinta minutos después volver a tomar las tabletas supuestamente vomitadas [233].

Siempre en la primera y en la segunda toma, las píldoras deben ser de la misma marca. Tomar mayor número de tabletas de las indicadas no sirve para nada y puede aumentar los efectos adversos [229,235]. Para reemplazar la vía oral en casos de vómitos persistentes se ha sugerido colocar todas las tabletas por vía vaginal en dosis única. Kives et al (233), han observado al estudiar la biodisponibilidad relativa del estrógeno y la progestina presente en el método de Yuzpe, administrados por vía vaginal, que la concentración máxima es menor y el tiempo de máxima concentración es más tardío que al utilizarse la vía oral. Sugieren que al menos tres veces la dosis oral recomendada, es requerida al utilizar como opción la vía vaginal. En todas las circunstancias para el resto del ciclo debe utilizarse un método de barrera al tener nuevos coitos. La menstruación suele presentarse en la fecha esperada o antes. Si se presenta atraso menstrual debe tratar de diagnosticarse la existencia de embarazo. La mujer debe recibir instrucciones y motivación suficiente para que al llegar el sangrado por deprivación inicie un método regular de planificación familiar. El método de Yuzpe tiene una tasa de falla de hasta el 2% si la mujer lo ha usado en forma correcta, lo cual representa una disminución considerable del riesgo de embarazo, comparado con el no uso de anticoncepción de emergencia [229,240,241]. Según el instante en que la mujer utilice las píldoras como anticoncepción de emergencia durante el ciclo menstrual, la combinación puede prevenir la ovulación, fertilización o la implantación [242], se cree que básicamente modifica el revestimiento endometrial impidiendo la implantación [206]. El método de Yuzpe no es abortivo y no es eficaz cuando el proceso de implantación se ha iniciado. Ho [243] asevera que el método de Yuzpe puede prevenir más del 74% de los posibles embarazos, pero la incidencia de efectos adversos, especialmente gastrointestinales es alta.

El 46% de las mujeres presentan nauseas, el22% vómitos, el 23% vértigos y el 20% tensión mamaria.[233] Frecuentemente pueden experimentar cefalea. Estos efectos generalmente no demoran más de 24 horas. También Trussell et al [228] han señalado que el método de Yuzpe reduce el riesgo de embarazo en cerca del 75%, lo ejemplifican señalando que si 100 mujeres tienen coito sin protección durante la segunda o tercera semana del ciclo, aproximadamente ocho van a quedar en gestación, si se utiliza el esquema de Yuzpe los embarazos van a ser sólo dos, tasa de falla del 2%, y por tanto reduciéndose el riesgo en el 75%, igual lo sentencian otros autores, que observaron disminución del riesgo de embarazo en el 75.4% (rango: 65.5% – 82.4% [244], a la vez las cifras permiten interpretar que el riesgo de embarazo se reduce 4 veces.Grandes estudios de la Organización Mundial de la Salud [245,246] han señalado que la efectividad declina significativamente con el incremento en el tiempo entre el coito y el inicio del esquema. No obstante no parecer biológicamente plausible que la eficacia llegue a ser cero a las 72 horas post coito, por lo cual se han realizado valoraciones y se ha llegado a proponer seguir considerando el método de Yuzpe hasta las 120 horas posterior al coito sin protección [247]. El método de Yuzpe es seguro, incluso en mujeres que no pueden tomar regularmente anticonceptivos orales. Aunque la concentración es alta, siendo corto el tiempo de administración pueden utilizarse sin ningún temor incluso en mujeres con patología cardiovascular activa.

La Organización Mundial de la Salud asevera que la única contraindicación para usar píldoras en el esquema de anticoncepción de emergencia es la existencia de embarazo [17,228]. Si el método de Yuzpe fracasa no está demostrado un efecto deletéreo de estas hormonas sobre la órganogénesis del embrión, como tampoco está demostrado efecto adverso al evaluar recién nacidos que fueron in-útero expuestos inadvertidamente por largo tiempo a anticonceptivos orales combinados, inclusive a los de altas dosis [17,159,228].
[spacer size=”10"] Volver Índice Siguiente

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!