Atentado al Diario El Espectador

Atentado a El Espectador

El atentado al diario El Espectador tuvo lugar en la ciudad de Bogotá, el 2 de septiembre de 1.989 cuando un camión bomba con 135 kilos de dinamita que se encontraba parqueado en una estación de gasolina justo en frente de la sede del periódico El Espectador explotó.

Esta explosión no provocó la muerte de ninguna persona, pero sí cerca de 73 heridos y parte de la sede de El Espectador destruida.

Sin embargo, este no era el primer ataque que recibía este periódico. En el año 1.986 el director del diario Guillermo Cano fue asesinado por Jorge Elí Pabón, alias El Negro; en ese mismo año el periodista Roberto Camacho Prada, quien era el corresponsal en la ciudad de Leticia en el Amazonas también fue asesinado; y en el año 1.989, el 29 de marzo, el abogado y periodista Héctor Giraldo Gálvez también fue asesinado.

¿El común denominador? Todos los ataques y asesinados fueron planeados, ordenados y ejecutados por el Cartel de Medellín en cabeza de Pablo Escobar.

Historia del Atentado al diario El Espectador

El 1 de septiembre de 1.989 en la noche, el jefe de despachos de El Espectador recibió una llamada en donde el supervisor de vigilancia le comentó de una extraña situación. En la calle, una persona le estaba pidiendo a los celadores de El Espectador permiso para poder parquear un camión varado en las instalaciones del diario; ellos se negaron y ante esto, esa persona les pidió ayuda a dos policías y un celador para empujar el camión hasta dejarlo al lado de la estación de gasolina, hacia el costado sur de El Espectador.

Fue cuando a las 6:37 de la mañana, el sábado 2 de septiembre de 1.989 el camión bomba explotó en frente de la sede del diario El Espectador. 73 personas resultaron heridas por esta explosión, el edificio parcialmente afectado y ningún muerto.

Pablo Escobar, líder del Cartel de Medellín fue el autor intelectual del atentado a El Espectador, y Brances Muñoz Mosquera el autor material.

Éste último con alias de “Tayson”, fue un lugarteniente y sicario del Cartel de Medellín, quien estuvo involucrado no solo en este atentado; sino en el atentado al avión de Avianca, al edificio del DAS, al diario Vanguardia Liberal, en el asesinato del procurador Carlos Mauro Hoyos y la masacre de Los Cocos; en donde mataron a 18 personas, otras 4 quedaron heridas y varias personas fueron secuestradas.

Al día siguiente del atentado, El Espectador saca su emisión de 16 páginas y en primera página titulan: “¡Seguimos adelante!” El edificio de El Espectador sufrió varios daños, al interior solo una unidad quedó en funcionamiento; por lo que el periódico por el próximo mes salió en blanco y negro.

Periódicos en todo el mundo se solidarizaron con El Espectador e hicieron préstamos sin intereses para que este diario pudiera salir adelante.

¿Por Qué Atacaron a El Espectador?

El año 1.989 fue un año muy sangriento y violento para Colombia, probablemente uno de los más difíciles a causa del narcotráfico y la persecución hacia los carteles de droga. El diario El Espectador era un medio de comunicación que denunciaba insistentemente tanto a los carteles como a Pablo Escobar; y que tenía una postura favorable en cuanto a la extradición a Estados Unidos del grupo terrorista denominado “Los Extraditables”.

Los periodistas de aquel entonces en subsecuentes declaraciones, aseguraron que durante el año 89 esperaban algún “bombazo” en El Espectador; y es que las amenazas a sus diferentes periodistas no se habían hecho esperar; y para ese momento, ya el Cartel de Medellín había asesinado a su director Guillermo Cano luego de ejercer en la dirección por 44 años.

Por ejemplo, el periodista Carlos Mario Correa, corresponsal en Medellín señaló que recibió una llamada del Cartel de Medellín; en donde le decían que Escobar no quería al periódico en esa ciudad. Tanto así, que en varias ocasiones lugartenientes de ese cartel quemaban las remesas de periódicos que llegaban a Medellín.

En ese mismo año recibieron sufragios, uno de ellos era una corona de flores invitando a las exequias del diario El Espectador.

Y aunque era la sede de Medellín la que esperaba el atentado, éste ocurrió en Bogotá; sin embargo, la capital antioqueña no se salvó de los atentados del Cartel de Medellín.

El 10 de octubre se conoció el asesinato de los gerentes de la oficina de El Espectador en Medellín, eran Martha Luz López y Miguel Soler.

El ataque del Cartel de Medellín hacia el diario El Espectador fue incesante, principalmente porque quería callar al periódico por sus denuncias sobre el narcotráfico, los carteles y Pablo Escobar. A finales del año 1.989 la sede de Medellín cerró.

Más Temas de Historia Colombiana AQUÍ

Autora: Martina Ruíz

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!