Tipos de Plantas

Tipos de Plantas Biología

La cantidad de tipos de plantas que existen en el mundo es difícil de calcular; sin embargo, se sabe que existen al menos 8 millones de especies de plantas. Éstas, a su vez, están agrupadas de acuerdo a ciertos criterios que comparten como tamaño, duración, tipo de reproducción, si tienen semilla o no, de acuerdo a su constitución, entre otras.

Las plantas son seres vivos que pertenecen al reino vegetal, comparten características como que tienen ausencia de locomoción; su nutrición a es autótrofa, es decir que su alimentación no depende de otros seres vivos, sino que ellos mismos la producen y en sus paredes celulares se encuentra la celulosa. (Ver También: Plantas: Características, Partes, Función e Importancia.)

Tipos de Plantas y sus Características

Plantas Según el Tamaño

La clasificación de los tipos de plantas de acuerdo a su tamaño es la clasificación más común; esta se refiere al tamaño al que llegan a alcanzar las plantas. Existen, entonces, 4 tipos de plantas según su tamaño: árboles, arbustos, matas y hierbas.

Los árboles, además de ser más longevos que las otras plantas, tienen una altura media de 5 metros y su tronco es más leñoso. Por su parte los arbustos, tienen una media de 3 metros, se caracterizan por ser plantas leñosas, que no pierden sus hojas y tienen raíces múltiples.

Las matas o también llamados subarbustos no superan el metro de altura y su vida es más corta, su tallo, aunque leñoso es bajo. Finalmente, las hierbas se caracterizan porque su tallo no llega a ser de tipo leñoso ni tener una estructura sólida; son el tipo de planta más extendida por el mundo, dada su capacidad de adaptación al clima.

Plantas Según la Duración

En la clasificación por duración, existen tres tipos de plantas: anuales, bienales y perennes. Las plantas anuales son aquellas que su ciclo de vida es solo durante un año, se caracterizan por ser de crecimiento rápido y generalmente germinan y florecen durante solo una estación que es la primavera y terminan su ciclo entre el otoño y el invierno.

Las plantas bienales se refieren a aquellas plantas que necesitan dos estaciones para crecer y dar flores y frutos; es decir, en la primera estación alcanza su desarrollo, y en la segunda produce flores y frutos, que, a su vez, serán las semillas de la siguiente generación de planta.

Finalmente, las plantas perennes son aquellas plantas que tienen ciclos de vida más largos pues son capaces de sobrevivir a cualquier temporada; sin bien florecen y dan fruto en una época específica del año, no es necesario volver a sembrarlas.

Plantas Según la Reproducción

En cuanto a la clasificación por reproducción, existen dos tipos de plantas: plantas con reproducción por esporas o reproducción por semillas. La flor es el órgano reproductor de la planta, es decir que las plantas con flor son plantas que tienen reproducción por semilla.

La reproducción por esporas se refiere a que la planta depende del agua tanto para su crecimiento como para su reproducción; a su vez, se dividen en plantas briófitas y pteridofitas, en este tipo de plantas se encuentran los helechos y el musgo.

Por su parte, la reproducción por semillas son las plantas que se conocen como plantas superiores, que cuentan con raíz, tallo, hojas, flores y frutos; al interior del fruto se encuentra la semilla que es la que permite la reproducción de este tipo de planta. A su vez, estas se dividen en angiospermas y gimnospermas.

Plantas Según su Constitución

Finalmente, la clasificación de tipos de planta por su constitución, se refiere a las plantas vasculares o cormofitas y las plantas no vasculares o briofitas. Las plantas vasculares, es decir, plantas que en sus hojas tienen “venas” o mecanismos vasculares se dividen en pteridofitos que son plantas vasculares sin semilla; y espermatofitos, que son plantas vasculares con semilla.

Las plantas espermatofitas se dividen en dos grupos, las gimnosperma que son aquellas que tienen su semilla descubierta como las coníferas; y las angiospermas que son aquellas plantas con flor que tienen sus semillas encerradas.

Finalmente, las plantas no vasculares, son aquellas que sus hojas no tienen “venas” como los musgos, los antoceros o las hepáticas, que tienden a crecer en lugares húmedos; de hecho, su reproducción es por esporas, por lo que necesita del agua que absorben del suelo para su reproducción.

Otra característica de las plantas no vasculares es que a simple vista no se puede identificar el tallo, la raíz o sus hojas; en el mundo, se conocen al menos 23mil especies de plantas no vasculares

Más Temas de Biología y Ciencias Naturales AQUÍ

Autor: Simón Parra

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!