Fernando Bustos

VIDA


Una obra que nos da un sorbo de la fuente de la armonía infinita.
Nacido en Bogotá en 1951 y quien después de culminar sus estudios de Ingeniería Industrial en la Universidad Autónoma de Colombia por el año de 1975, viéndose en dificultades económicas decidió que su camino era de una sola dirección: dedicarse por entero a ser pintor, justamente el pasado diciembre cumplió 21 años de estar al frente de sus telas.

Conocido y hablando con Fernando uno puede ver una maravillosa carta de navegación con sus exposiciones por muchísimos puertos y ciudades, no solo de Colombia sino del mundo.
Ciudades tan disímiles como Atenas, Washington, Montevideo, han visto exhibir sus obras, con color y figuras netamente colombianas.

Y lo que más llama la atención es que es un pintor sui sui géneris del llamado arte primitivista, género en el cual es común copiarse entre sí posturas o figuras, bien sea entre colegas nacionales o del exterior.
En Fernando todo es creatividad, emoción, vuelo de la ideas, de la imaginación, centrándose siempre en un motivo único:

EL DE LA CELEBRACIÓN DE UN RITUAL DE COSTUMBRES AUTÓCTONAS

Reverberación de los mitos encendidos en las luces de la mitología vernácula, a lo aparentemente cursi, pero que con una gracia en el manejo del color eleva a configuraciones fundadoras de paraísos que están ahí.

Fernando Bustos ha concebido un tríptico magistral: un gran óleo en el que representa, en primer lugar, el país de las costumbres pastoriales, para ubicar seguidamente en el centro, el de la selva de cemento, con sus imbricadas moles de edificios de los cuales solo se alcanzan a divisar los pequeños ventanales que más semejan osorios y, por último, la hermosa selva virgen, reina de lo candoroso y lo simple, a la vez que lo monumental de sus vegetaciones ciclópeas, hábitat de las nunca bien lamentadas culturas aborígenes que el hombre llamado dizque civilizado arrasó con barbarie insolente.

Al ver y analizar detalladamente los cuadros pensamos para nuestros adentros: Con pintar de esta forma, el artista da su mensaje inmortal. Consagrado nacional e internacionalmente, éste es Fernando bustos.
En Fernando Bustos toda su obra gira en torno al color, el cual aprovecha en su tono más vivo, que hace de sus cuadros una mezcla llamativa de colores y formas. Estas son simplificaciones de imágenes características del estilo primitivista.
Bustos es una autodidacta descendiente de un padre también pintor, quien le fue inculcando este arte desde niño.
El fue quien lo incursionó en el mundo de la pintura, traspasándole en parte su experiencia.
Desde ese entonces a FERNANDO BUSTOS le gustó el primitivismo y comenzó a explotar todos sus valores culturales del país.
Este pintor colombiano, que ha realizado varias exposiciones tanto individuales como colectivas en el exterior, vino al Puerto Petrolero con el gusto de conocer esta zona del país.
Sus pinturas en la técnica del acrílico muestran una inclinación característica por masas de colores vivos, donde se confunde lo real con lo irreal.
TODA SU OBRA GIRA EN TORNO AL COLOR, EL CUAL APROVECHA EN SU TONO MÁS VIVO, QUE HACE DE SUS CUADROS UNA MEZCLA LLAMATIVA DE COLORES Y FORMAS FERNANDO BUSTOS HA PASEADO LA BELLEZA COLOMBIANA POR TODO EL MUNDO.

Fernando Bustos recoge el legado mágico, de autenticidad y olor de las primorosas selvas de Noé León, que a través de veinte años ha venido destacando la profundidad de la luz y color que nos muestra ese mundo de paz y alegría.

DÉJANOS TU COMENTARIO

DÉJANOS TU COMENTARIO

Please enter your comment!