Concepto de tercer mundo está pasado de moda

multi polar

Washington, 14 de abril de 2010. Viejos conceptos como el de tercer mundo ya no se pueden aplicar a la nueva economía multi polar global; y se necesitan aplicar nuevos enfoques que tomen en cuenta los intereses de los países en desarrollo; dijo el presidente del Grupo Banco Mundial (GBM), Robert B. Zoellick, este miércoles.

Durante un discurso previo a las Reuniones de Primavera del Banco Mundial; Zoellick dijo que la crisis económica mundial de 2009 y el surgimiento de los países en desarrollo en la economía global; significaban el fin del viejo concepto de tercer mundo como entidad separada; de la misma manera que 1989 lo fue para el segundo mundo comunista.

Esto, explico; tiene fuertes implicancias sobre el multilateralismo, la cooperación global, las relaciones de poder, el desarrollo, e instituciones internacionales como el GBM; requiriéndose una nueva perspectiva para encarar los problemas.

Durante décadas, los estudiosos de la política internacional y de seguridad han discutido sobre el surgimiento de un nuevo sistema multi polar. Es hora de reconocer el nuevo paralelismo económico.

Si en 1989 se registró el fin del segundo mundo con el colapso del comunismo, entonces en 2009 se registró el fin de lo que se conocía como tercer mundo .

Nos encontramos ahora en una nueva economía globalizada de rápida evolución; dijo Zoellick en un discurso en el Woodrow Wilson Center, en Washington, D.C; donde le recordó a la audiencia que algunos veían a las acciones del antiguo presidente de los EE. UU. Como una oportunidad perdida. No podemos darnos el lujo de mantener la misma geopolítica de siempre .

El Presidente del GBM subrayo que La pobreza persiste y debe ser abordada. Los estados fallidos persisten y deben ser abordados. Los desafíos globales se intensifican y deben ser abordados. Pero la manera de abordar estos desafíos está cambiando , dijo Zoellick. Las viejas categorías de primer y tercer mundo, donante y suplicante, líder y seguidor, son obsoletas.

Mientras la pobreza y los estados frágiles seguían siendo obstáculos a superar, los países en desarrollo crecían hasta representar una porción cada vez más grande de la economía global y convertirse en una importante fuente de demanda para la recuperación de la reciente crisis económica mundial.

Esto no ocurría solamente en China e India, sino también en el sudeste asiático, América Latina, y el Medio Oriente. África también algún día podría convertirse en un nuevo polo de crecimiento mundial.

Zoellick indicó que los países en desarrollo por lo tanto merecían un reconocimiento mayor en la gestión del sistema global y que las soluciones propuestas en torno a regulación financiera, cambio climático y gestión de crisis deberían reflejar sus intereses.

Era importante reconocer las consecuencias de esta nueva economía multi polar global en la cooperación multilateral y resistir las fuerzas gravitacionales que una vez más empujaban a un mundo de estados- naciones a defender sus intereses más estrechos, dijo Zoellick.

Con el poder llega la responsabilidad. Los países en desarrollo deben reconocer que ahora forman parte de la arquitectura global , dijo Zoellick.

Luego del inmenso daño causado por el colapso del sistema financiero, quedó muy claro que el mundo necesitaba mejores regulaciones en materia financiera, con mejores y más fuertes normas para el capital, la liquidez y la supervisión, dijo Zoellick.

Pero hay que tener cuidado de las consecuencias no buscadas , advirtió. No deberíamos incrementar los costos promoviendo el proteccionismo financiero o limitando injustamente los servicios financieros para los más pobres.

Las normas acordadas en Bruselas, Londres, París o Washington pueden servir a los grandes bancos del mundo desarrollado. ﾿Pero qué pasa con los más chicos, ya sea que estén en el mundo desarrollado o en desarrollo?

El cambio climático plateó otro desafío en donde un enfoque único impuesto por el mundo desarrollado no iba a funcionar con los países en desarrollo, dijo Zoellick.

La política para cambio climático puede vincularse al desarrollo y lograr el apoyo de los países en desarrollo en torno a un crecimiento de bajo carbono pero no si es impuesto como una camisa de fuerza , dijo.

Los países en desarrollo necesitan respaldo y financiamiento para poder invertir en un crecimiento más limpio. 1.600 millones de personas carecen de electricidad.

Si bien debemos cuidar el medio ambiente, no podemos resignar a la juventud africana a estudiar bajo la luz de las velas o negarles a los africanos puestos de trabajo en la industria manufacturera.

El desafío es apoyar la transición hacia una energía más limpia sin sacrificar el acceso, la productividad y el crecimiento que pueden sacar a cientos de millones de personas de la pobreza .

Un tercer sector donde la antigua forma de pensar dejó de ser relevante y los intereses de los países en desarrollo necesitaban tomarse más en cuenta eran las respuestas a las crisis económicas.

En un mundo en transición; el peligro era que los países desarrollados centraran su atención en cumbres sobre sistemas financieros, o se concentraran en la mala gestión de países desarrollados como Grecia , dijo Zoellick.

Prestarle atención a la perspectiva de los países en desarrollo ya no era un asunto de caridad o solidaridad: es parte del interés propio. Estos países en desarrollo son ahora una fuente de crecimiento e importan bienes de capital y servicios de los países desarrollados .

Los cambios en la economía global y en el sistema multilateral tienen fuertes repercusiones en el Banco Mundial, dijo Zoellick.

El desarrollo ya no es Norte-Sur sino que es Sur-Sur y Sur-Norte. El Banco Mundial debe mantener una política de reforma constante; transformándose para adaptarse a circunstancias cambiantes; y así servir de la mejor manera posible a los intereses de las personas pobres en el mundo en desarrollo.

La institución tiene la esperanza de anunciar, durante las Reuniones de Primavera; un cambio que le daría a los países en desarrollo al menos el 47% de los votos; junto al primer incremento de capital en 20 años; algo que fortalecería el balance general de una institución que ha desembolsado más de US$100 mil millones en asistencia financiera desde julio de 2008.

Esto viene acompañado del programa de reformas más exhaustivo en la historia de la institución; que va desde un mayor acceso a la información hasta mejoras en sus políticas de préstamos.

Más Noticias Económicas AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!