Principales Sectores de la Agroindustria Colombiana

Agroindustria colombiana

Es usual el comentario que lamenta que las economías latinoamericanas sean tan dependientes de la explotación y exportación de materias primas, manteniendo un bajo nivel de producción de productos finales.

Pero esta percepción es muchas veces un prejuicio, ya que las economías locales en realidad se han caracterizado siempre por tener un fuerte sector agroindustrial, que constituye una fuente de posibles inversiones a largo plazo en el país..

En el caso de Colombia, la agroindustria siempre ha sido una de las áreas más sólidas de la economía. Las razones son varias, pero prevalecen las relacionadas a las excelentes condiciones climáticas y de recursos que tiene Colombia por su clima entre cálido y templado, de amplísima vegetación tropical y lluvias regulares.

De allí que algunos productos agrícolas colombianos, como el café, se hayan convertido en bandera para el país y que de ellos se conozca en todo el mundo.

Pero hoy en día, en pleno año 2019, ¿cuáles son los principales sectores de la agroindustria colombiana? ¿En cuáles vale la pena invertir durante este año?

Hagamos un recorrido para entenderlo.

¿De un Buen Año a Otro Mejor?

2018 fue un buen año para la agroindustria colombiana. A lo largo del año, según cifras aportadas por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, en voz de su titular, Juan Guillermo Zuluaga, quien en una declaración señaló que la agroindustria había generado unos 83.000 nuevos empleos durante el año. Siendo la ganadería, la caza, la silvicultura y la pesca los principales generadores de plazas de trabajo.

Del mismo modo, el Ministerio señaló que el sector creció un 40% durante el año, lo que lo convirtió en el tercer sector de mayor crecimiento en el país, el mismo año en que la economía general registró un crecimiento total de 2,8%.

Esto permite avizorar que 2019 puede ser un año de mayor crecimiento si se mantiene la tendencia. Este crecimiento anual es una buena señal para quienes buscan inversiones a largo plazo.

Ahora bien, como siempre es importante ir de la estadística general a lo específico. Revisemos a profundidad cómo se conforma el agro colombiano.

Sectores Principales

El clima y los recursos hídricos, además de los fáciles accesos a reservas de agua dulce, llevan a que la agroindustria local esté constituida por una gran diversidad de actividades que van desde la producción hasta la comercialización.

1. Sector Acuícola.

Colombia cuenta con amplias reservas de agua dulce, que le han permitido tener una sólida industria acuícola. Pero es que además, el país también cuenta con una notable diversidad de peces, especies marinas y organismos hidrobiológicos.

De allí que el país tenga potencialidades para la piscicultura, destacándose los aumentos en la producción de tilapia, trucha arcoíris y cachama, durante 2018. Este año luce promisorio en esos rubros aunque también puede haber inversiones con potencial de crecimiento en la producción de levante y engorde de alevinos, una novedad creciente.

2. Los Biocombustibles.

Aunque afectados por la mala imagen de años anteriores, los biocombustibles son ya un factor a tener en cuenta en todas las agroindustrias del mundo. Las preocupaciones iniciales, que indicaban que biocombustibles como el polémico “etanol” serían perjudiciales para el medioambiente, amenazando también la seguridad alimentaria de los países que los producen, fueron superadas.

Hoy en día es una actividad aceptada y hasta fomentada en los países. Colombia ha registrado en años tan cercanos como 2015, una de las mayores producciones de Biodiesel de todo el mundo. También presenta números alentadores en tierras aptas para el desarrollo de agro-carburante, con unas 7,4 millones de hectáreas a nivel nacional.

Sin contar con que el país es, luego de su cierre exitoso del año pasado, el principal productor de palma de aceite en Latinoamérica y el quinto en el mundo con más de 1.272.000 de toneladas anuales.

Reforzando estos sectores y profundizando en otros como el propio Etanol, donde la industria local parece estar un poco atrás, los biocombustibles lucen apetecibles para los inversionistas locales durante este año.

3. Cacao, Chocolate y Confitería.

¿Qué decir que ya no se haya dicho sobre el cacao colombiano? Es tal vez de los mejores de todo el mundo. Invertir en él siempre será una decisión inteligente. Sin embargo, este año se abren otras posibilidades, como la de centrarse más en productos terminados, como el chocolate y las confiterías variadas, que tienen en su base al mismo cacao.

El país tiene 4,7 millones de hectáreas aptas para la siembra del cacao. Muchas solo esperan recursos y maquinarias para empezar a ser productivas.

4. Café.

Algo similar pasa con el café. No hay mucho que pueda decirse ya sobre el café colombiano que no se sepa. Este ha sido y sigue siendo el rubro más popular y estable de la agroindustria local.

Lo que sí resulta interesante este año, es que luego de 2018, cuando la producción de hecho cayó un 4,2%, esta industria requiere de innovaciones. Principalmente, para bajar los costos de producción, que son los que tienen al sector contraído y perdiendo sus mercados de exportación.

Esto, aunque puede verse como una gran dificultad, es también una ventaja: ya que hablamos del sector agroindustrial que más requiere ahora de inversionistas y emprendedores dispuestos a dar un vuelco a los modelos de negocio.

5. Sector Cárnico.

La carne colombiana ha tenido en Argentina y Uruguay a sus principales competidores en el mercado internacional, y también en el interno gracias a pactos como el Mercosur o la ya fenecida Comunidad Andina.

En 2018 los precios de esta crecieron, pero a un ritmo más bajo que la inflación, lo que provocó un ligero aumento en el consumo interno. Pero más de eso, lo que el sector realmente requiere, es de inyección de capital e ideas nuevas, que le permitan aumentar considerablemente sus exportaciones. Este año, parece un buen momento para hacerlo.

 

En definitiva, el sector agroindustrial colombiano es diverso y permite múltiples enfoques empresariales. Varios de sus rubros tienen problemas solubles, en los que el capital y los modelos de negocio innovadores, podría dar un vuelco a la industria. Esto en poco tiempo, ya que las ventajas competitivas que ofrece el país son bastante grandes.

Solo falta el ingenio emprendedor y los inversionistas dispuestos a asumir riesgos y a realizar inversiones a largo plazo. Porque lo demás: mano de obra, ventajas competitivas y condiciones ambientales, el país ya lo tiene desde hace mucho tiempo.


Fuentes y Referencias

Más Temas de Agroindustria AQUÍ

1 COMENTARIO

  1. Buenas tardes, tengo una duda, vendí una casa, pero no la puedo escriturar, dentro de cincos años por motivos personales, que debo hacer para legalizar la venta.
    Gracias espero su respuesta

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!