Extracción de Compuestos Antioxidantes

Extracción de Compuestos Antioxidantes

2.2. 

Luego de identificar las sustancias antioxidantes y los productos en los cuales están presentes. Es necesario realizar una extracción de estos compuestos para posteriormente hacer la formulación ya sea en cápsulas, tabletas, geles o jarabes.

Para la obtención de extractos de origen vegetal se utilizan diversas técnicas de separación, como extracción por solventes, extracción por arrastre con vapor y más recientemente la extracción por fluidos supercríticos.

Esta última técnica utiliza el dióxido de carbono como medio para extraer de una manera más efectiva los compuestos de las plantas. Pues, en condiciones especiales de laboratorio, este gas presenta propiedades fisicoquímicas cercanas a las de los líquidos y los gases. Lo que le permite su fácil penetración en los microporos del material (Ochoa 1998).

Para la extracción por solventes se requiere de una inversión económica alta para adquirir los equipos. El rendimiento es casi el doble del obtenido mediante extracción por arrastre o por fluidos supercríticos y se obtienen “prácticamente todos” los compuestos presentes en la matriz vegetal: volátiles, grasas, ceras, pigmentos, etc. Este método necesita usar equipos de vacío para obtener los aceites absolutos, aspecto que implica altos costos operativos en comparación con los empleados en otras técnicas.

Adicionalmente, el uso de solventes orgánicos como alcoholes, hidrocarburos y éteres conlleva a establecer varias etapas adicionales de purificación si el producto va a ser para el consumo o para higiene humana. Las normas internacionales de calidad imponen límites muy exigentes en este aspecto. Lo que ha exigido buscar nuevos solventes y optimizar al máximo su recuperación. Pero también ha elevado su costo y su aplicación (Fernández & Fernández 1997).

(Lea También: Patentes y Nuevos Desarrollos de Productos con Propiedades Antioxidantes)

En el caso de la extracción por arrastre de vapor:

Se requiere menor capital para adquirir los equipos y accesorios, pero con esta técnica se produce degradación térmica en el aceite esencial obtenido.

Es decir, se inducen cambios químicos indeseables, como oxidación, hidrólisis y oligomerización. Además tiene altos costos operativos por carga de materia prima. Debido a la necesidad de energía para producir el vapor de agua (Fernández & Fernández 1997).

Un fluido supercrítico

Es una sustancia llevada mediante operaciones mecánicas, a unas condiciones operativas de presión y temperatura por encima de su punto crítico. Con este tipo de extracción se puede obtener un gran poder disolvente junto con una enorme capacidad de penetración en sólidos. Permitiendo el agotamiento rápido y prácticamente total de los sólidos extraíbles.

Pueden separarse totalmente de los extractos, simplemente modificando la presión o la temperatura hasta el extremo, si es necesario que el fluido pase al estado gaseoso. Los cuatro pasos primarios involucrados son: Extracción, Expansión, Separación y Compresión del solvente, empleando equipos como un extractor de alta presión, una válvula de reducción, un separador de baja presión y una bomba para elevar la presión del solvente reciclado.

Este tipo de extracción tiene la ventaja de no generar ningún efecto contaminante al medio ambiente. De obtener extractos con mayor frescura y aroma natural, libres de contaminantes biológicos, sin presencia del solvente en el extracto. Adicionalmente, el uso de temperaturas moderadas permite evitar la degradación térmica del extracto (Cerpa 2003).

Esta técnica ha sido empleada para obtener compuestos activos a partir de plantas medicinales, de semillas de uva y de girasol entre otros.

El Instituto de Fermentaciones Industriales de España (CSIC), tiene patentado un método para la extracción fraccionada de licopeno y otros carotenoides utilizando dióxido de carbono supercrítico sin modificador, sin usar disolventes. Este nuevo método tiene la ventaja de poder lograr el fraccionamiento selectivo de extractos de tomate.

De modo que se obtiene el isómero más estable de licopeno (la forma all-trans) evitando así el riesgo de degradación oxidativa y la formación de otros isómeros durante el proceso (Cerpa 2003).

Más Temas de Agroindustria AQUÍ

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!