Relación entre el Clima, la Planta y la Producción de la Caña de Azúcar

Periodo Vegetativo de la Caña de Azúcar

6.

El periodo vegetativo de la caña de azúcar varía entre 12 y 30 meses, por lo tanto, el cultivo se ve sometido a la acción del tiempo atmosférico en uno o más ciclos.

De igual manera su producción variará de acuerdo con las características del tiempo reinante.

La mayor responsabilidad en la variación de la producción se le atribuye al clima y el menor valor a las prácticas agronómicas utilizadas.

Producción a los cambios del clima

Por esto se hace necesario estudiar y conocer las respuestas de la producción a los cambios del clima a fin de entender los mecanismos del crecimiento y desarrollo del cultivo.

Lo cual se logra a través de observaciones sobre la fenología del mismo, sobre aparición de plagas y enfermedades, con medidas de altura y grosor de la caña, longitud y número de hojas, etc. etc.

La India es el lugar del mundo donde mejor se han estudiado las relaciones del clima con la vida y producción de la caña de azúcar. Sreenivasan y Baneryee (29) encontraron que la producción de azúcar es alta en todas las estaciones localizadas al sur de los 200 de latitud norte y que, al norte, la variabilidad en la producción es muy grande.

Mallik y Pimplwadkar hallaron una respuesta lineal entre la temperatura máxima durante la germinación y el porcentaje de germinación. Así mismo, una alta correlación entre la lluvia y la mortalidad de las macollas y una relación logarítmica entre los días con lluvia y el período de rápido crecimiento.

Harihara Ayyar Et al correlacionaron la elongación semanal de la caña con sus correspondientes grados – día de calor y concluyeron que la elongación es lenta cuando la temperatura permanece sobre los 21oC. Pero en cambio es muy favorable si ella está por debajo de los 21°C.

La correlación es positiva bajo condiciones de tiempo nublado y baja temperatura nocturna.

Subbaramayya y Rupakumar demostraron una alta correlación entre las condiciones reinantes del tiempo durante la fase de macollamiento con la producción y formularon una ecuación para el pronóstico de cosecha que explicó cerca del 60% de la variación interanual de la producción.

Rupa Kumar encontró que la variación de la temperatura mínima:

La humedad realtiva de la mañana y la lluvia, tienen una influencia significativa en la variación de la producción. Observó que temperaturas altas con baja humedad relativa favorecen la fase vegetativa del cultivo y que altas temperaturas en las fases de macollamiento y maduración les son favorables.

Estudios realizados en Hawai y Puerto Rico indican que una atmósfera seca, con días cálidos y soleados y noches frías y despejadas. Durante la fase de maduración de la caña, precedida de un período cálido y húmedo durante la fase de crecimiento. Conforman las condiciones ideales para una alta producción de caña con un alto contenido de azúcar. (29). (Lea También: Aparición de Plagas y Enfermedades en el Cultivo de la Caña de Azúcar)

Lugo López y Copo llegaron a la conclusión que, con un amplio rango entre las temperaturas máxima y mínima, baja humedad relativa y gran evaporación. Se produce un jugo más rico y puro. Se ha detectado, alto rendimiento de azúcar en años con poca precipitación. Al igual que se ha notado una disminución del rendimiento cuando se presentan temporadas lluviosas durante los tres meses anteriores a la maduración.

Humbert observó en Hawai que, mediante la aplicación extra de 125 Kg de nitrógeno por hectárea, en áreas con alta insolación. Se produjeron jugos de alta calidad, pero en áreas no irrigadas y nubladas el resultado fue contrario. Un aumento de la humedad del suelo por lluvia o por riego en cultivos maduros, inducen a reasumir el crecimiento y se perjudica así la calidad del jugo.

Das (29) sostiene que un amplio rango de temperatura induce a una mayor producción de azúcar. Temperaturas muy bajas retardan considerablemente la maduración.

Cuando se presenta poca intensidad de luz y bajas temperaturas se alarga el período vegetativo.

Pero con humedad más o menos constante en las horas de la tarde durante el período de maduración se mejora la calidad del jugo y se recupera el rendimiento.

Bendigeri et al (29) estudiaron el contenido de azúcar en la variedad CO 740 y éste fue menor cuando se presentaron temperaturas del aire superiores a 300C.

Gosnell (29) demostró que cultivos de secano de 5 o 6 meses tenían mayor cantidad de sacarosa que cultivos irrigados.

A partir de los 7 y 8 meses el contenido de sacarosa aumentó rápidamente en el cultivo irrigado hasta una edad de 14 meses, luego del cual empieza a disminuir, al punto que a los 16 meses su porcentaje de azúcar está otra vez por debajo de el del cultivo de secano.

En cambio, en cultivos de corta duración la cantidad de azúcar se incrementa rápidamente durante los dos últimos meses previos al corte, en cultivos irrigados o de secano.

6.1 Características de la Fotosíntesis

La caña de azúcar es un ejemplo típico de una especie vegetal del tipo de cadena fotosintética C4; se caracteriza porque el primer producto formado en la fase termoquímica de la fotosíntesis es una molécula de cuatro átomos de carbono.

La temperatura óptima para la fotosíntesis se encuentra entre 30 y 350C, con un rango de adaptación entre 15 y 450C.

La máxima intensidad de radiación para saturación de la hoja se encuentra entre 1.0 y 1.4 cal cm-2 min-1, a la cual la velocidad máxima de intercambio de CO2 varía entre 70 y 100 mg dm-2 hr-1, con una tasa máxima de crecimiento del cultivo entre 30 y 60 gr m-2, día-1 El nombre científico de la caña de azúcar es SACCHARUM OFFICINARUM. Su periodo de crecimiento hasta la maduración varía entre 270 y 365 días y en algunos lugares, a más de 600 días.

La parte que se cosecha es el tallo y el producto principal es el azúcar (mieles y panela).

Su hábito de crecimiento está determinado y su ciclo vital en forma natural es perenne; y cultivado es anual o bienal.

Su rendimiento se ubica en el tallo, cuyo período de formación abarca la mayor parte del ciclo vital de la planta. Es sensible al fotoperíodo, corto o neutro, para la floración.

La división climática para la producción en secano pertenece a las tierras tropicales bajas y húmedas, con una precipitación mayor a la evapotranspiración entre siete y doce meses.

En condiciones sub tropicales, con lluvias de verano y con un periodo de crecimiento cálido, o sea con temperaturas por encima de los 200C (14).

Ver más Cultivos de Frutas Tropicales en Agroindustria

DÉJANOS TU COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!